miércoles, 18 de mayo de 2011

Con masiva marcha exigen el fin de homofobia con una alegre marcha en Brasilia

Miles de personas se sumaron hoy en Brasilia a una marcha contra la homofobia convocada por grupos de homosexuales, que celebraron con alegría una decisión judicial que acaba de legalizar la unión civil entre dos personas del mismo sexo.

"Esta marcha es importante para presionar al Gobierno y lograr el apoyo necesario para que el Congreso legisle contra la homofobia", declaró a periodistas el diputado Jean Wyllys, quien se sumó a la manifestación organizada por la Asociación Brasileña de Gays, Lésbicas, Bisexuales y Transgéneros (ABGLT).

Evaldo Amorim, presidente del Grupo Elos LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) y coordinador de la marcha, aseguró que los manifestantes representan "a millones de brasileñas y brasileños excluidos de la democracia y que no tienen garantizados por ley todos sus derechos".

Así como exigieron la discusión y aprobación de un proyecto de ley que tramita en las cámaras desde hace años y considera como delito todo tipo de discriminación sexual, los manifestantes también pidieron que el Parlamento legisle sobre el matrimonio gay.

La víspera, los mismos grupos que organizaron la manifestación entregaron al Congreso un documento, respaldado por 100.000 firmas, en apoyo al proyecto que propone penalizar la discriminación.

La semana pasada, el Supremo Tribunal falló en favor de equiparar la unión civil de homosexuales a los matrimonios heterosexuales.

De ese modo, las parejas compuestas por dos personas del mismo sexo son reconocidas ahora en Brasil como entidad familiar y gozan de los mismos derechos que cualquier matrimonio heterosexual, tanto en lo civil como en lo económico.

Según Amorim, si bien eso ha sido un "gran avance", aún falta para que los homosexuales puedan sentirse en Brasil como "ciudadanos de pleno derecho".

En ese sentido, sostuvo que la igualdad también pasa por "el fin de la discriminación y la violencia contra los homosexuales", así como por el "reconocimiento y el respeto social".

La marcha, que según la Policía Militar congregó a unas 5.000 personas, comenzó frente a la Catedral de Brasilia y recorrió toda la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida en la que se sitúan todos los edificios del poder público brasileño.

La manifestación concluyó ante la sede del Supremo Tribunal, que los manifestantes rodearon por completo en un simbólico "abrazo" con el que celebraron el respaldo que la corte le dio a la unión civil entre homosexuales.

POR: AGENCIA EFE.

No hay comentarios:

LinkWithin