viernes, 5 de agosto de 2011

Jóvenes gay que usan metanfetamina corren riesgo de contraer VIH

Un estudio revela que los varones jóvenes gay y bisexuales que consumen metanfetamina son propensos a tener conductas sexuales riesgosas que aumentan la posibilidad de contraer VIH.

Los autores indican que esto demuestra que la metanfetamina, y el riesgo asociado de contraer VIH, no es un problema de los varones blancos de mediana edad únicamente.

La metanfetamina genera la liberación masiva de dopamina en el cerebro, lo que hace que los usuarios se sientan desinhibidos, con energía y propensos a las conductas sexuales riesgosas.

Los autores entrevistaron a 595 varones homosexuales y bisexuales de entre 12 y 24 años de ocho ciudades de Estados Unidos. El 31 por ciento había usado drogas duras; un tercio de ese grupo había consumido metanfetamina.

Los usuarios de metanfetamina solían tener varios factores de riesgo para contraer el VIH.

Casi el 86 por ciento había tenido relaciones sexuales con por lo menos dos parejas en los 90 días previos, comparado con el 63 por ciento de los que no habían consumido drogas.

Un 52 por ciento había tenido relaciones con un usuario de drogas inyectables (a diferencia del 11 por ciento sin consumo de drogas), mientras que un tercio había tenido sexo con una persona VIH positiva (comparado con el 11 por ciento de los no consumidores).

A pesar de todo eso, los usuarios de metanfetamina no utilizaban preservativo con regularidad: un tercio lo usaba cada vez que tenía relaciones sexuales, comparado con el 54 por ciento de los jóvenes que nunca habían consumido drogas.

"En muchos casos, estos resultados coinciden con lo observado en HSH (hombres que tienen sexo con hombres) mayores", dijo el doctor Robert Garofalo, del Children's Memorial Hospital en Chicago. Y eso es preocupante y señala una gran falencia de la salud pública, según opinó.

"No existen muchos programas de prevención del VIH de probada efectividad para este grupo etario. No podemos esperar. Es una crisis real de salud pública", indicó Garofalo.

Los resultados, publicados en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, no son representativos de la población masculina joven gay y bisexual de Estados Unidos. Los autores reunieron a los participantes en clubes nocturnos, bares, parques y otros sitios urbanos, donde es posible que se reúnan los jóvenes con más conductas de riesgo.

Aun así, el equipo considera que esa limitación es también un punto fuerte del estudio. "Nos dice algo sobre dónde encontrar a estos jóvenes e implementar alguna intervención", señaló el autor principal, Peter Freeman, también del Children's Memorial.

Cada vez será más importante hallar estrategias efectivas para reducir el riesgo de que los varones jóvenes homosexuales y bisexuales contraigan VIH, coincidieron Garofalo y Freeman.

En el 2004, el 13 por ciento de los nuevos diagnósticos de VIH en Estados Unidos pertenecían a jóvenes de entre 13 y 24 años.

Y los varones homosexuales y bisexuales, en especial de las minorías, siempre fueron los más vulnerables.

Un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés) efectuado en siete ciudades del país reveló que el 14 por ciento de los varones afroamericanos homosexuales y bisexuales, de entre 15 y 22 años, tenían VIH.

Lo mismo ocurrió con el 7 por ciento de los varones hispanos.

POR: Amy Norton. Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, agosto del 2011.
PUBLICO.ES

No hay comentarios:

LinkWithin