viernes, 2 de septiembre de 2011

40.117.096 DE HOMBRES Y MUJERES ARGENTINOS

Una radiografía que nos muestra tal cual somos

Corresponde al cuestionario básico. En diciembre se entregará el correspondiente al ampliado. La población creció un 10,6 por ciento. La pirámide es envejecida. Crecieron los hogares con cloacas, agua corriente y gas. Misiones, la provincia más joven.

Los que tenemos entre 0 y 4 años somos cada vez menos. Es que los habitantes de la Argentina tenemos cada vez menos hijos. Los mayores de 65 somos cada vez más: llegamos al 10,2 por ciento de la población, cuando en 2001 no superábamos el 9,9 por ciento. Pero nos rejuvenece la inmigración, que volvió a crecer por primera vez desde 1914: los que venimos de Paraguay somos casi medio millón, y los bolivianos somos 350.000. Tenemos proporcionalmente más viviendas que hace diez años, hemos mejorado en agua corriente y en cloacas (sobre todo en provincias del norte), aunque casi la mitad de no-sotros sigue careciendo de ellas. Nuestro “índice de masculinidad” es sólo de 94,8, aunque en la provincia de Santa Cruz (suspiran las chicas) es superior a 106. Cada vez más de nosotros residimos en la provincia de Buenos Aires, y proporcionalmente menos en la Ciudad Autónoma. Ayer el Indec presentó los primeros datos definitivos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010. Nosotros, todos, sumamos 40.117.096 almas.

El índice de masculinidad de la Argentina es de 94,8: esto no implica necesariamente que a cada varón argentino le falten 5,2 puntos para serlo del todo, sino que hay 94,8 hombres por cada cien mujeres. En números: 20.593.330 mujeres y 19.523.766 varones. La provincia con más hombres es Santa Cruz –donde el índice de masculinidad se revierte a 106,2–, seguida por Tierra del Fuego. La mayor proporción de mujeres se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires, que registra 85,2 varones por cada cien chicas. Influye en esto la mayor longevidad de ellas (ver cuadro).

Y envejecemos. “La proporción de mayores de 65 años supera ya el 10,2 por ciento en el país, y la media de la edad es de aproximadamente 29 años”, según el informe del Indec. “El crecimiento disminuye y la población envejece: cada vez menos niños y más adultos mayores”, advierte el documento, y señala que “toda la región se encuentra inmersa en el proceso de envejecimiento”. Los países más envejecidos son Cuba (edad mediana: 38 años) y Uruguay (32,8 años).

En la Argentina, “los lugares más envejecidos son: Ciudad de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa y Córdoba”. El mayor envejecimiento se registra en la Ciudad de Buenos Aires, donde la proporción de mayores de 65 años llega al 16,4 por ciento. Al mismo tiempo, la Ciudad Autónoma tiene la menor proporción de población de 0 a 14 años, con el 15,8 por ciento; la sigue Santa Fe, con el 23,4 por ciento en esta franja etaria. La provincia con más chicos de 0 a 14 es Misiones, con el 32,5 por ciento.

Ana María Edwin, directora del Indec, destacó que “en la pirámide poblacional argentina, la franja de niños de 0 a 4 años es más estrecha que la de 5 a 9 años (ver cuadro): cada vez nacen menos niños, y en esto la Argentina sigue una tendencia mundial. Al mismo tiempo, la pirámide se ensancha en edades superiores a los 65 años”.

En este contexto, la población total aumentó sólo un 10,6 por ciento respecto del censo de 2001; había crecido un 11,2 por ciento entre ese año y el Censo de 1991; 16,7 por ciento había subido entre 1991 y 1980, y 19,6 por ciento desde 1970.

En cuanto a la distribución poblacional, la provincia de Buenos Aires atrae una proporción creciente: el 38,9 por ciento en 2010; había sido el 38,1 por ciento en 2001 y el 33,8 en 1960; el incremento se concentra en el Gran Buenos Aires. La Ciudad Autónoma, al revés, sigue bajando: su población cubre el 7,2 por ciento del total del país, cuando era el 7,7 en 2001 y el 14,8 en 1960. También bajó la provincia de Santa Fe, que tiene el 8,0 por ciento de la población total, contra el 8,3 en 2001 y 9,4 en 1960. Córdoba, con el 8,2 por ciento, bajó algo desde 2001, cuando reunía al 8,5 de la población del país; en 1960 tenía el 8,8 del total.

La jurisdicción con mayor densidad poblacional es ciertamente la Ciudad de Buenos Aires, con 14.450 habitantes por kilómetro cuadrado. La menor densidad se anota en Santa Cruz, con 1,1 habitante por kilómetro cuadrado. El promedio nacional es de 14,4 habitantes por kilómetro cuadrado.

Siguió bajando el índice de analfabetismo, pero subsiste. “Con respecto a 2001, la población analfabeta ha disminuido en todas las provincias”; la mayor reducción se anota en el norte del país. La menor tasa es la de la Ciudad de Buenos Aires, con el 0,5 por ciento de población analfabeta. La mayor es la de Chaco, con un 8,0 por ciento de analfabetismo.

El informe también advierte que “en el período 2001-2010 las viviendas han registrado un incremento superior al crecimiento de la población”. La cantidad de viviendas creció un 14,7 por ciento y la población aumentó el 10,6 por ciento. También “mejoró la relación población/vivienda, ya que la cantidad de personas por vivienda habitada pasó de 3,7, en 2001, a 3,5 personas por vivienda habitada, en 2010”. Y “se destaca la región nordeste, con un incremento poblacional del 9,3 por ciento y un incremento de viviendas del 20,7 por ciento”.

La disponibilidad de agua corriente subió del 80,1 por ciento de los hogares, en 2001, al 83,9 por ciento en 2010. Las regiones con mayor crecimiento han sido el Noroeste y el Noreste: “Misiones o Formosa, que en 2001 presentaban valores cercanos al 60 por ciento, hoy no descienden del 70 por ciento”.

En cuanto a desagües cloacales, se registra “el pasaje de un 47,2 por ciento en 2001 a un 53,1 por ciento en 2010”, y “se destacan el Noroeste, que pasó del 39,4 por ciento al 48,1 en los últimos diez años, y la región patagónica, que pasó de 63,5 por ciento a 72,4 por ciento”.

La cobertura de gas de red pasó del 50,3 por ciento, en 2001, al 56,2 en 2010. La cantidad de hogares sin descarga de agua en el baño bajó, de un 16,9 por ciento en 2001, a un 10,1 por ciento en 2010: “La provincia que más se destaca es Formosa, que pasa de 51,7 a 30,5 por ciento”. En cuanto a los hogares sin provisión de agua por cañería dentro de la vivienda, la proporción bajó, de un 15,9 por ciento en 2001, al 11,5 por ciento en 2010”; en Misiones bajó de 39,9 por ciento a 25,7 por ciento.

Norberto Itzcovich, director Técnico del Indec, destacó “la importancia de la información del Censo para la toma de decisiones en políticas públicas: autoridades nacionales, provinciales y municipales nos hacen llegar su expectativa por los resultados”. El informe presentado ayer se refiere al cuestionario básico del Censo. Para diciembre se anuncian los resultados del cuestionario ampliado, que incluye cuestiones como la pertenencia a pueblos originarios o antecedentes de población afro. La información completa de lo elaborado hasta ahora está disponible en www.censo2010.indec.gov.ar.

POR: www.censo2010.indec.gov.ar. Pedro Lipcovich. PAGINA12
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin