martes, 13 de septiembre de 2011

EE.UU: CASAMIENTO E HIJOS BIOLÒGICOS PARA PAREJA GAY HISPANA

Tienen dos cunas. Se han inscrito en una tienda de ropa de bebé. Les han regalado libros sobre paternidad, juguetes y ositos de peluche.

Farid Ali Lancheros, un colombiano de 46 años, y su novio, George Constantinou, un estadounidense de 35 y de madre costarricense, ya están listos para ser padres.

Luego de dos años de averiguaciones, de gastar miles de dólares, de frustraciones y de agotadores viajes en avión y automóvil, la pareja gay tendrá gemelos en noviembre, concebidos usando un vientre alquilado.

Los gemelos Gustavo y Milena llegarán al mundo para ser criados por una pareja homosexual hispana que superó algunos estereotipos y planea casarse en el estado de Nueva York, donde recientemente se legalizó el matrimonio entre personas de un mismo sexo. Esperan hacer una vida normal, con un matrimonio legalmente constituido e hijos biológicos. Una vida que probablemente no podrían hacer en Latinoamérica, según ellos.

"Todo es posible en esta vida", dijo Lancheros. "Pero mis tías aún no lo acaban de entender. En Latinoamérica la gente no es tan abierta de mente. Yo creo que podemos cambiar percepciones".

La pareja, dueños del restaurante colombiano "Bogotá", en el barrio neoyorquino de Brooklyn, compró en marzo 20 óvulos a una mujer venezolana criada en Colombia. Después de que especialistas de una agencia de fertilidad en Connecticut insertaran el esperma de Farid en varios de ellos y el de George en otros, dos óvulos fecundados fueron introducidos en otra mujer estadounidense que alquila su vientre.

Al igual que otras familias, Lancheros y Constantinou esperan tener más hijos, así que conservan 11 embriones congelados para usar en el futuro.

Según datos del censo del 2009 -las mediciones más recientes disponibles-, en Estados Unidos hay unas 581.300 parejas del mismo sexo, de las cuales un poco más del 18% tienen hijos.

Se calcula que el total aproximado de niños criados por parejas homosexuales en el país es de 210.000, dijo Gary Gates, demógrafo del Instituto Charles Williams sobre Derecho en Orientación Sexual de la Universidad de California en Los Angeles, que analiza este tipo de datos.

De vivir en Colombia, a Lancheros y Constantinou probablemente les resultaría más complicado tener hijos porque allí, como en muchos países latinoamericanos, "todavía hay mucho perjuicio" hacia los homosexuales, dijo Marcela Sánchez, directora de la organización Colombia Diversa, con sede en Bogotá. El grupo trabaja para el reconocimiento y ejercicio de los derechos de los gays y personas transgénero.

"La gente sigue todavía creyendo erróneamente en el instinto materno y, cree que eso se da por naturaleza. Para los hombres está todavía mucho más alejada la posibilidad de que se vea como algo normal y natural de los seres humanos, primero, el hecho de querer ser padre y, segundo, querer serlo con otro hombre", dijo Sánchez. "Eso está más allá de los horizontes que, en realidad, en Latinoamérica son bastante limitados".

Argentina y México son dos de los países que llevan la delantera en la región en cuanto a los derechos de los homosexuales: en ambos, las parejas gays pueden casarse y adoptar niños. En Uruguay está permitida la unión civil y la adopción.

No hay comentarios:

LinkWithin