sábado, 3 de septiembre de 2011

México: Permiten Adoptar a Pareja Gay

Una pareja de lesbianas han obtenido autorización por parte del gobierno mexicano para adoptar, según informó el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal mexicano (DIF-DF). Hasta el momento esta ha sido la única pareja homosexual que ha solicitado dicho permiso.

Desde que en diciembre de 2009 Ciudad de México legalizó las uniones del mismo sexo se han celebrado más de mil bodas homosexuales. El próximo paso lógico era, entonces, permitir que algunas de esas parejas que así lo soliciten puedan también adoptar.

Pero esta autorización ha provocado cierto malestar entre muchos mexicanos ya que se estima, según una encuesta nacional en torno al tema de la discriminación que el 70% de los mexicanos no está de acuerdo con este tipo de adopciones aunque tal vez no se opongan a las uniones homosexuales en sí.

¿A qué se debe la oposición a la adopción homosexual? Los argumentos más comunes son los siguientes:

1. "Que un niño o niña tenga dos mamás o dos papás es antinatural y, por lo tanto inmoral".

2. "Criar niños en un ambiente homosexual los hará a ellos homosexuales también".

3. "Los niños criados por parejas homosexuales serán rechazados por sus amigos y maestros".

4. "Los niños criados por parejas homosexuales desarrollarán graves problemas psicológicos a corto, mediano y largo plazo"

En cuanto a la asociación entre lo natural con lo moral o viceversa se puede argumentar que prácticamente nada de lo que hacemos en sociedad es natural. Desde ponernos ropa en vez de quedarnos desnudos como es natural, hasta los trasplantes de corazón, lo natural en una sociedad civilizada es la excepción y no la regla.

El argumento que plantea que criar niños por homosexuales los hará homosexuales, no explica, entonces, cómo es posible que un niño criado por parejas heterosexuales acaben siendo homosexuales. Además no existe evidencia empírica que sustente este argumento.

El rechazo por parte de amigos y maestros puede darse pero esto ocurre, precisamente, porque la sociedad se empeña en condenar y criticar las uniones homosexuales y el prejuicio se le trasmite a los niños a través de los propios padres.

Por último, no parece haber evidencia empírica tampoco que establezca una relación entre crianza por padres homosexuales y enfermedad mental. De hecho, cada vez hay más evidencia que las enfermedades mentales tienen un componente hereditario o se relacionan con la fisiología y la química cerebral.

POR: Carlos Lago García. IMPRE.COM
ARREGLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin