sábado, 5 de noviembre de 2011

ACV. ACCIDENTE CEREBROVASCULAR

Una epidemia en ascenso que podría prevenirse
ACV Cuáles son los factores predisponentes y cuáles los signos de alarma. Las cifras de la epidemia.

"Todo tipo de accidente cerebrovascular (ACV) no tratado a tiempo genera secuelas neurológicas y, muchas veces, severas discapacidades. Éstas dependerán de la magnitud del territorio de isquemia o infarto del cerebro.

Las consecuencias también varían según cuál sea el área del cerebro afectada. Así, puede generarse una hemiplejia, imposibilidad para caminar; dificultad para hablar o incapacidad para expresarse", refirió la Dra. Victoria Marquevich, jefa de Residentes de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Austral (HUA),

ACV Y DISCAPACIDAD

"El mensaje es que el ACV es la primera causa de discapacidad", añadió la médica terapista, quien explicó: "Un ACV es la pérdida de irrigación cerebral repentina causada por la obstrucción de una arteria –en cuyo caso recibe el nombre de infarto cerebral, ictus o ACV isquémico– o bien por la ruptura de una arteria, motivo por el cual se denomina hemorragia cerebral o ACV hemorrágico".

En cualquiera de los dos casos, el avance de los síntomas –que idealmente deben ser registrados por hora desde el momento de su aparición– es gravísimo porque genera discapacidad.

"Hoy la ventana terapéutica, el tiempo durante el cual es posible realizar una intervención exitosa y positiva, es de cuatro horas y media pero solo en algunos pacientes preseleccionados, sino apenas alcanza las tres horas. No obstante, siempre hay que consultar inmediatamente porque cada caso es diferente. La consulta médica en estos casos es urgente", enfatizó la Dra. Marquevich.

LOS SIGNOS DEL RIESGO

Hay que prestar atención a:

- La falta de sensibilidad, debilidad o parálisis repentina en la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo.

- La confusión súbita o los problemas repentinos para hablar o entender.

- La pérdida súbita de memoria.

- Los problemas repentinos para ver con uno o los dos ojos.

- Las dificultades para caminar, la aparición de mareos o vértigo y la pérdida del equilibrio o capacidad de coordinación.

- El dolor de cabeza súbito y de máxima intensidad.

La Dra. Marquevich destacó también la importancia de advertir la presencia del Accidente Cerebral Isquémico transitorio o AIT, un evento de debilidad transitoria que dura algunos minutos y que si bien no muestra alteraciones en la tomografía o la resonancia, "debe ser considerado, dado que quienes lo padecen presentan riesgo de tener un ACV en las próximas 48 horas".

LA PREVENCION

En relación con la prevención, los especialistas hacen hincapié en el antes y en el después de un ACV.

"Es fundamental controlar los factores de riesgo que conducen a un ACV: hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado, tabaquismo, alcoholismo, el uso de drogas ilegales, entre otros. Además, a medida que pasan los años, el riesgo aumenta", indica el Dr. José Bueri, jefe del Servicio de Neurología del HUA.

A su vez, el experto remarca que el tratamiento y la prevención continúan después de recuperarse de un episodio: "Es fundamental el seguimiento del paciente con un especialista, para tratar las patologías que causaron el ACV, como estenosis carotideas, cardiopatías o trastornos de coagulación. Cuando se padeció un ictus aumenta la probabilidad de repetirlo, aunque con tratamiento es posible prevenir un segundo evento".

CIFRAS

* Anualmente 15 millones de personas sufren un ACV.

* El costo de hospitalización por ACV en Argentina es US$ 434 millones.

* El riesgo de tener un ACV aumenta 5 veces en personas con FA

* La FA afecta a cerca del 2% de la población.

POR: neomundo.com.ar / Hospital Austral. NEOMUNDO
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CRRERA

No hay comentarios:

LinkWithin