sábado, 12 de noviembre de 2011

CATARATAS DEL IGUAZÙ

Las Cataratas, maravilla del mundo
Los majestuosos saltos de agua en la frontera argentino-brasileña fueron reconocidos como uno de los siete sitios más impactantes.

Las Cataratas del Iguazú fueron consagradas ayer como una de las nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo. El concurso había sido lanzado a mediados de 2007 por la fundación suiza New7Wonder, que preside el ex piloto canadiense Bernard Weber, y concluyó ayer a las 8.11 de Argentina. A las 16.07, los organizadores se comunicaron con el Comité de Apoyo Local para anunciar que oficialmente Cataratas era uno de los sitios ganadores.

La lista de los consagrados se completa con el Amazonas, la bahía de Halong (Vietnam), la isla de Jeju (Corea del Sur), Komodo (Indonesia), los ríos subterráneos de Puerto Princesa (Filipinas) y Table Mountain (montaña de la mesa, Sudáfrica). En total, mil millones de personas votaron por SMS e internet.

La expectativa en Misiones y Foz de Iguazú fue creciendo en la medida en que se aproximaba la definición. Y los 35 grados que marcaba el termómetro a media tarde de ayer en Puerto Iguazú no impidieron que el gobernador Maurice Closs y la presidenta del directorio de Parques Nacionales, Patricia Gandini, realizaran el anuncio oficial desde los jardines del hotel Sheraton, con las Cataratas como telón de fondo.

Closs dijo que en los últimos días la votación se había convertido en una "causa nacional". Además, agregó que la sola participación de Cataratas en el concurso permitió aumentar un 15 por ciento las visitas al Parque Nacional.

El gobernador vaticinó un mayor crecimiento "porque el mundo va a querer saber por qué nos eligieron". Además estimó que más de cien millones de personas votaron por el lugar, un parque compartido con Brasil. "Vamos a proponer que la imagen de las Cataratas esté en el billete de 500 pesos", agregó Closs.

A las 18, centenares de vehículos formaron una caravana por la ciudad. La fila de autos fue encabezada por los bomberos, mientras que cientos de personas se agolpaban a los costados de las avenidas para festejar. El recorrido pasó por el hito Tres Fronteras y terminó en el puente internacional "Tancredo Neves", donde se realizó un encuentro con las banderas de Argentina y Brasil.

El concurso se lanzó en 2007, luego que la Fundación diera a conocer las Siete Maravillas de la Humanidad. Los brasileños fueron los primeros en organizar el Comité de Apoyo y luego sumaron a la Argentina para conseguir posicionar a las Cataratas.

Ese año el concurso comenzó con la inscripción de 440 sitios de más de 200 países. Entre los sitios argentinos postulados estaban Tierra del Fuego, el Nahuel Huapi y el glaciar Perito Moreno. En julio de 2009, un panel de expertos encabezado por un ex director de Unesco, Federico Mayor Zaragoza, eligió a los 28 sitios finalistas.

Ayer, las Cataratas derrotaron a sitios de gran impacto visual, como el Salto del Ángel, en Venezuela, o la Selva Negra, en Alemania.

Y es cierto que la "causa Cataratas" se había convertido prácticamente en una causa nacional. A tal punto que en el país varias celebridades hicieron fuerza para reunir voluntades. En los últimos días, Emanuel Ginóbili y Lionel Messi habían pedido el voto de la gente para que las Cataratas lograran una ubicación entre los siete lugares de privilegio. El 11 de octubre pasado, un dirigible sobrevoló las Cataratas y unos días después el escalador brasileño Waldemar Niclevicz unió Argentina y Brasil, sobre la Garganta del Diablo, a través de una cuerda en una travesía tirolesa.

En su visita al Parque, el presidente de New7Wonder, Bernard Weber, había dicho que "el poder de las Cataratas del Iguazú se siente bajo la piel". Y dio pistas de aquello que se olfateaba: "Tengo un ferviente deseo de que las Cataratas sean una de las siete maravillas del mundo", expresó. Y ese deseo al fin se cumplió.

Las Cataratas cautivan al viajero por la inmensidad de su torrente, por la pequeñez aterradora que sentimos los hombres frente a la grandiosidad de la naturaleza y por la magnificencia de su entorno. Verde intenso, hojas y flores gigantes, tierra colorada, animales que se ven o se intuyen a través del follaje, calor que exacerba los sentidos.

Leemos en un libro de viajes que un guía experto de Iguazú se preguntaba por qué la selva no tiene tan buena imagen como la Patagonia, por qué parece que el frío y la nieve fueran más “elegantes” que el trópico y la selva. No sabemos si esto es realmente así, pero le podemos asegurar a los viajeros que se aventuren por esta parte del continente que esta supuesta antinomia no tiene razón de ser. Si en su viaje puede combinar el éxtasis de la contemplación del Glaciar Perito Moreno con la euforia sensorial de una caminata hasta el pie de la Garganta del Diablo, usted será un privilegiado. No se lo pierda.

Describiendo la maravilla...

El río Iguazú nace en Brasil, en la Serra do Mar, estado de Paraná. Recorre mansamente muchos kilómetros de llanura, en dirección sur oeste, hasta que, ya cerca de su desembocadura en el Paraná, hace un gran giro. Allí su cauce se ve interrumpido por numerosas islas e islotes que originan rápidos o “correderas”, apurando su marcha y dando lugar a la formación de numerosos brazos. Poco antes de su desembocadura se enfrenta a un gran desnivel, un quiebre originado por una falla geológica ocurrida hace cientos de miles de años, en el macizo de Brasilia. Esta fractura, unida a la multiplicación de brazos que describimos anteriormente, da origen a un gigantesco sistema de caídas de agua, compuesto por más de 270 saltos situados en abanico, con una altura que va desde los 40 hasta los 90 metros.
Una curiosidad: se sabe que, cuando se originaron, hace aproximadamente 200 mil años, las cataratas se encontraban en el punto de unión de los ríos Paraná e Iguazú, donde actualmente se encuentra el Hito de las Tres Fronteras, pero por un proceso de erosión natural, han ido retrocediendo hasta llegar al lugar que ocupan hoy en día, a 23 kilómetros de su origen. Se estima que este alejamiento continúa.

El salto más imponente es la Garganta del Diablo, situada sobre el cauce principal del río. En realidad, el salto que da origen a la Garganta es el Unión, sobre la línea divisoria de Brasil y Argentina, que mide 80 metros de altura y en su caída desprende fumarolas visibles desde más de 7 kilómetros de distancia. Otros saltos importantes son el Álvar Núñez, el Dos Hermanas (que tiene un piletón natural de 8 metros de profundidad), el Bosetti y el Chico Alférez que rompen en dos partes. Más arriba todavía, dentro del Paseo Superior, se encuentra el Salto San Martín, arrollador y potente como pocos, produce un eterno trueno ensordecedor en su caída doble de 70 metros.

La continua caída de agua provoca la formación de una niebla espesa en toda la zona, la que, combinada con los rayos del sol, origina una infinidad de arco iris, una de las postales típicas del área.

Todo el sistema de las cataratas tiene un ancho de aproximadamente 4 kilómetros, lo que unido a su altura y al volumen de agua en época de lluvias, las colocan entre las más grandes del mundo. Su ancho supera en cuatro veces al de las Cataratas del Niágara, en los Estados Unidos de Norteamérica.
Un poco de historia

Las Cataratas fueron descubiertas en 1541 por el Adelantado Alvar Núñez Cabeza de Vaca, quien venía desde España a tomar posesión de un desmadrado Río de la Plata, tras la muerte de Pedro de Mendoza.

Álvar Núñez no era un conquistador como todos. Baste decir que el libro que escribió para contar sus experiencias en este nuevo mundo se titula Naufragios ... Cuando le fue otorgado el Virreinato del Río de la Plata se dirigió hacia él, pero naufragó en el sur de Brasil y tuvo que llegar caminando hasta el Paraguay, adonde habían huido los españoles perseguidos por los indios.

En ese camino, como un aventurero de película, sufrió mil peripecias, desastres naturales, enfrentamientos y alianzas con numerosas tribus de indígenas, que finalmente lo guiaron a través de la selva. Así fue como, en agosto de 1541 descubrió las cataratas, “donde da el agua en lo bajo de la tierra tan grande golpe que de muy lejos se oye, y la espuma del agua, como cae con tanta fuerza, sube en lo alto dos lanzas y más", según escribió.

En la lengua guaraní, que hablaban los indios que habitaban y aún hoy habitan la región, Iguazú quiere decir “agua grande”.

Éste fue sólo el descubrimiento. Hubo que esperar mucho tiempo hasta que llegara el poblamiento de la zona.
El Polo Turístico Iguazú

Hoy en día, a la región que forman las ciudades de Puerto Iguazú en Argentina, Foz do Iguaçu en Brasil y Ciudad del Este en Paraguay, se la llama “Polo Turístico Iguazú”. Por eso, el destino Iguazú se considera como un conjunto al que cada una de las tres localidades le aporta diferentes recursos que se complementan para hacer de este punto un verdadero complejo

En el área hay grandes hoteles, de todas las categorías, todos los transportes terrestres necesarios, guías de turismo habilitados, con conocimiento de varios idiomas, lugares para disfrutar de la noche, como discotecas, casinos, shows, música típica, etc.

El Clima

El clima es cálido y húmedo, con temperaturas promedio que van de los 15ºC en invierno a los 26ºC en verano. El promedio de lluvias es de 2000 mm por año. Más allá de que en Cataratas todo el año es temporada, si uno puede elegir, la mejor estación para visitarlas es la primavera (entre los meses de septiembre y diciembre), porque las lluvias son menos frecuentes y el calor no es tan sofocante como en el verano.

Comidas típicas

No sólo es una zona de encuentro de tres países sino que, además, ha sido un polo de atracción de una variada inmigración, en la que se destacan los venidos de países del norte de Europa (popularmente llamados “los rusos”), por lo que la variedad de comidas que se pueden disfrutar es muy grande. Para mencionar sólo los platos más típicos, están:

El mbeyú, una comida típica de los indios guaraníes, una torta frita de almidón de mandioca con leche o agua, sal y queso.
El chipá, un pan o torta paraguaya, que se hace con almidón, leche, queso, grasa, huevos y sal.

La sopa paraguaya, que en realidad se parece muy poco a una sopa, es una especie de pan, hecho al horno, con harina de maíz blanco, cebollas y queso.
El galeto, una especie de brochette que se prepara en espadas gigantes, típica en el lado brasilero.

La rapadura, un postre de miel de azúcar en pancitos .
Y el infaltable tereré, ideal para cuando hace mucho calor, que no es otra cosa que el mate helado.

Las otras 6

-Selva Amazonica: es una vasta región de la parte central y septentrional de América del Sur que comprende al río Amazonas. La selva amazónica es el bosque tropical más grande del mundo y se considera que su extensión llega a los 6 millones de kilómetros cuadrados repartidos entre ocho países.

-La Bahía Ha-Long: es una extensión de agua de aproximadamente 1.500 km² que está situada en el golfo de Tonkín, cerca de la frontera China. Se extiende a lo largo de una costa de 120 kilómetros y se destaca la presencia de elementos kársticos e islas de varios tamaños y formas. Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994 y ampliada la declaración en el año 2000.

-La Isla de Jeju: conocida antiguamente como isla de Quelpart, es una isla volcánica, dominada por el monte Halla, un volcán extinto de 1.950 metros de altura, que es el pico más alto de Corea del Sur. El terreno se formó hace cientos de millones de años, como consecuencia de erupciones. Tiene un clima subtropical, más cálido que el del resto de Corea.

-Río Subterráneo de Puerto Princesa: en la capital de la provincia filipina de Palawan se ha creado el Parque Nacional del Río Subterráneo de Puerto Princesa, que es patrimonio mundial de la Unesco. Su conjunto representa un importante hábitat de biodiversidad donde se mezclan ecosistemas del bosque y de la playa, formando un paisaje espectacular.

-La Isla de Komodo: es famosa por albergar a los dragones de Komodo. Pertenece al Cinturón de Fuego del Pacífico y es, por lo tanto, de origen volcánico. Su punto culminante es el monte Satalibo (Gunung Satalibo), de 735 metros de altitud. La isla es un destino popular entre los buceadores.

-La Montaña de la Mesa: posee una cima plana y es un lugar prominente muy conocido que domina la Ciudad del Cabo. Su principal característica es una meseta a nivel de aproximadamente tres kilómetros de lado a lado, rodeada por riscos escarpados.

Breve historia

La presencia humana en la región de las cataratas del Iguazú se remonta a 10.000 años atrás.

El 1 de febrero de 1542, los españoles que habían desembarcado en Santa Catarina (Brasil) remontaban el torrentoso río Iguazú cuando se toparon con las cataratas, a las que Álvar Núñez Cabeza de Vaca llamó saltos de Santa María luego de abrirse paso a machetazos a través de la selva.

En 1609 se establecieron los jesuitas, que conformaron 30 reducciones indígenas en Misiones, norte de Corrientes, sur de Brasil y Paraguay. Tras su expulsión en 1768, las cataratas pasaron al olvido.

En 1881 "volvieron a existir", a partir de la federalización de Misiones. A fines del siglo XIX fueron "redescubiertas" por el naturalista Carlos Bosetti, quien participó en la primera expedición turística.

El Parque Nacional Iguazú se creó en 1934. Cuenta con 67.620 hectáreas de selva, donde viven 450 especies de aves y 80 mamíferos. El río Iguazú, un km y medio antes de las cataratas, se ensancha hasta llegar a los 1.500 metros, para luego despeñarse desde 80 metros en el profundo cañón, repartiendo el agua en 275 saltos que tienen la forma de una herradura de casi 3 km lineales.


POR: TARINGA. DIARIOLOSANDES
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin