viernes, 30 de septiembre de 2011

Adulte & Sexy

COMERCIAL. BUSINESS

RICHIE NUZZOLESE. MODELO DEL DIA










2NE1. "I AM THE BEST"

Conservadores pero "Gay Friendly"

La cadena Fox, ligada a los sectores más conservadores de los Estados Unidos, lidera sin embargo el "ranking gay" de la televisión de ese país

La cadena Fox, del magnate australiano Rupert Murdoch, tiene, además de una conservadora línea ideológica en los informativos, una amplia y diversificada cantidad de ficciones que la llevaron a liderar el "ranking" de series con personajes homosexuales.

Según publica el The New York Times en su página web, en el otro extremo de esta tendencia se situaría la cadena CBS, como la que menos contenidos de ficción tiene protagonizados por gays o lesbianas.

La cadena ABC, que en los últimos seis años lideró el ranking, quedó en segundo lugar, detrás de los 117 personajes homosexuales que poblaron la pantalla de Fox en la última temporada. La lista la completarían la NBC en tercer lugar, seguida de la cadena CW y acabando con la ya citada CBS.

Los datos fueron publicados por la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD) que estudió las emisiones en 'prime time' de las principales cadenas de televisión norteamericanas.

Siguiendo con el análisis de estas cifras, en la última temporada televisiva 2010/2011 se ha producido un descenso generalizado del número de personajes homosexuales en las tramas de ficción, según apunta The Hollywood Reporter.

Aun así, como ha recalcado la Alianza, como colectivo siguen estando representados en numerosas producciones de éxito y con importantes audiencias como 'True Blood' en la HBO o 'Glee', ficción de la propia Fox en la que uno de los protagonistas es un adolescente homosexual.

POR: INFOBAE

jueves, 29 de septiembre de 2011

¿Se Atreverán los Irlandeses a Elegir a un Gay como Presidente?

La República de Irlanda celebrará el próximo 27 de octubre las que probablemente serán las elecciones presidenciales más curiosas de su historia: en este momento, un senador abiertamente homosexual y un ex terrorista del IRA encabezan las encuestas, aunque las apuestas señalan como favorito a un veterano político laborista.

Curiosiades del destino, en realidad hay dos gays en la carrera electoral. Al activista de los derechos de los homosexuales David Norris (67 años) hay que añadir un candidato mucho más convencional: Gabril Gay Mitchell (59 años), designado por el gobernante Fine Gael como su candidato. Derrotado en 2002 por el actual primer ministro en sus aspiraciones de liderar al Fine Gael, Gay Mitchell se refugió desde 2004 en el Parlamento Europeo, donde empezó su mandato defendiendo los comentarios antihomosexuales del entonces candidato a comisario europeo Rocco Buttiglione.

Aunque sus posiciones sobre la homosexualidad les separan, Gay Mitchell y David Morris tienen un problema común en esta campaña: sobre ellos pesan sendas historias de petición de clemencia muy controvertidas. En el caso de Mitchell se trata de dos casos. En 2003 escribió al Gobernador de Florida (Estados Unidos) para pedirle que no ejecutara a Paul Hill, un pastor presbiteriano antiabortista miembro del terrorista Ejército de Dios que en 1994 asesinó a un médico y su guardaespaldas frente a una clínica en la que se practicaban abortos. Antes, en 1998, entregó una carta en la embajada de Estados Unidos en Dublín para interceder por la vida de Louis Truesdale, condenado a muerte por violar y asesinar a una chica de 18 años a la que había secuestrado en un aparcamiento. Mitchell reaccionó con furia cuando la prensa le echó en cara estos casos en agosto pasado y afirmó que ha intercedido por muchos condenados a muerte porque se opone a la pena capital.

Pero no son los casos del muy católico y pro-vida Mitchell los que suscitan la atención de la prensa estos días, sino las peticiones de clemencia enviadas en 1997 por Norris para interceder por su pareja de la época, Ezra Nawi, un polémico activista que había sido condenado por estupro debido a sus relaciones sexuales con un niño palestino de 15 años, denunciadas por la familia del adolescente. A ojos de la ley israelí, se trataba legalmente de un caso de violación porque el chaval aún no había cumplido los 16 años a los que se accede a la mayoría de edad sexual.

Norris se retiró en agosto de la carrera electoral debido a la polémica que se creó al conocerse que había intercedido por su amigo en un asunto de especial sensibilidad en Irlanda, un país conmocionado por la existencia de miles de casos de abusos a menores perpetrados en instituciones católicas con la permisividad del aparato del Estado y de la clase política. Pero decidió a última hora volver a la carrera electoral porque así se lo habían pedido sus partidarios. De hecho, según él, la idea de optar a la presidencia de Irlanda no es suya: surgió a través de una página de Facebook que lanzó su candidatura sin siquiera consultarle. Norris ha asegurado que se enteró a través de un periodista de que más de 1.000 personas habían firmado una petición para que se presentara. Al final fueron más de 11.000 los firmantes.

¿Hay alguna posibilidad de que Norris sea el primer homosexual público elegido para encabezar la jefatura del Estado de un país europeo y probablememte del mundo? Más bien pocas, a pesar de lo que indican algunas encuestas.

David Norris, que no se ve a si mismo "como un presidente gay, sino como un presidente que resulta que es gay", encabeza la encuesta de Red C publicada el domingo pasado por el Sunday Business Post con el 21% de los votos, seguido del laborista Michael D. Higgins (18%) y de Martin McGuinness (16%), el número dos del Sinn Féin, en tiempos terrorista del IRA y hasta entrar en la carrera presidencial ministro principal adjunto del ejecutivo de Irlanda del Norte.

Otra encuesta menos fiable por ser respuestas a bote pronto entre los oyentes de un programa de la radio pública RTE coloca primero a McGuinness (27,5%) casi empatado con Norris (26,5%), muy por delante de los demás candidatos.

El dinero parece huir del voto de protesta que significan estos dos candidatos y se inclina por una alternativa más moderada: el viejo laborista Michael D. Higgins, al que no se puede identificar con los dos grandes partidos de la derecha (Fianna Fáil y Fine Gael) y que es más comnocido por su compromiso con la lucha por los derechos humanos en los países en desarrollo que por las luchas de poder y la corrupción económica en Irlanda. Con 70 años ya cumplidos, Higgins está a la par en las apuestas de Paddy Power, muy por delante de Norris (9/4), McGuinness (4/1) y Mitchell (8/1). La victoria de la independiente Mary Davis se paga 12 a 1, la del empresario Sean Gallagher a 40 a 1 y la de Dana Rosemary Scallon, la ultraconservadora mujer que en 1970 ganó el festival de Euyrovisión, se premia a razón de 50 euros por cada euro apostado.

La clave de que Norris y McGuinness encabecen las encuestas es que son los que mejor representan el voto antisistema en un país que está profundamente descontento con su clase política y empresarial. Norris ha sido siempre un outsider, un activista de los derechos civiles que empezó a defender la causa homosexual cuando ser gay era un problema, no una moda. McGuinness es otra cosa; mientras Norris defendía a los gays en los tribunales, el defendía el derecho del Ulster a unirse a Irlanda utilizando el terrorismo como arma. Pero, como subraya el comentarista John Waters, la gente de la República no se vio tan afectada como en el Norte por los disturbios del Ulster y el proceso de paz ha hecho cambiar la percepción que en el sur se tenía del Sinn Féin.

El problema para Norris y McGuinness es que serían los grandes favoritos si Irlanda eligiera su presidente con un sistema electoral como el británico, "el primero que llega, gana": el que saca más votos es elegido con independencia de que represente o no la mayoría de los votantes. El sistema irlandés busca que el ganador de unas elecciones -lo mismo un escaño en el parlamento que una concejalía o la presidencia- tenga el respaldo de la mayoría. Ese respaldo se obtiene a través de un complejo mecanismo de transferencia de los votos de los candidatos que van siendo eliminados durante el recuento. Y las encuestas señalan que los candidatos de la protesta, David Norris y McGuinness, pierden ahí terreno frente a la bonhomía de abuelo del laborista Michael D. Higgins, con más transferencias de votos procedentes de electores que prefieren a otro candidato como primera opción pero a él como segunda posibilidad.

Pero la última palabra la tienen las urnas y, ¿para qué era que estaban las encuestas aparte de para equivocarse...?

POR:

CALLE 13. LATINOAMÈRICA

QUE BIEN SE SIENTE CUANDO LA MÚSICA LLEGA AL ALMA............

DEPILACIÒN GENITAL MASCULINA

Depilación genital sin salir de casa

En los últimos años han proliferado las técnicas para la eliminación del vello masculino de la espalda, el pecho o las piernas. Pero, ¿qué hay de la zona genital? Te contamos cómo hacerlo cómodamente en casa.

La moda de los hombres sin vello se extiende desde hace bastante tiempo, pero ha tenido un especial desarrollo en la última década. Durante este tiempo, el mercado se ha visto cada vez más copado de productos y servicios para acabar con el vello masculino de manera más o menos permanente. La guerra contra el pelo ha llegado también a la zona genital, y muchos hombres se preguntan si los productos que hoy utilizan en casa para la espalda o el pecho también son recomendables para el pubis o las nalgas.

Cuchillas:

Es el método más empleado a la hora de apurar al máximo el vello genital y en especial el del tronco del pene. Son fáciles de usar, baratas y eficaces. Claudio Sarabia, director del centro de estética masculina OM de Murcia, las recomienda como el mejor método casero. Sin embargo, la piel del escroto es mucho más fina y, por tanto, más susceptible de sufrir cortes e irritaciones con este sistema. Recuerda también que la cuchilla no arranca el pelo de raíz, sino que lo corta, por lo que a la larga crecerá con más fuerza.

Ventaja: fácil, barato y efectivo.
Inconveniente: cortes e irritación.

Cremas depilatorias


El resultado de este tipo de cremas se asemeja mucho al de las cuchillas tradicionales, con la ventaja de que se reduce el rozamiento y, por tanto, la posibilidad de cortes. Además, con ellas resulta mucho más fácil acceder a la zona anal y perianal. Ricardo Ferrer, director del centro de estética masculina Man Space en Barcelona, las recomienda como mejor método casero. "Son lo más cómodo para llegar a toda la zona íntima, ya que uno suele hacerse él solo esta depilación y eso dificulta el acceso a muchos pliegues", comenta. No obstante, su principal componente es el amoniaco -que quema el vello-, por lo que es posible que la piel de estas zonas, más sensibles que el resto, se vea irritada. Si te decantas por esta opción, elige una crema para piel sensible y pruébala primero en una zona pequeña antes de aplicarla totalmente.

Ventaja: llega mejor a los pliegues.
Inconveniente: a la larga, endurece el vello.

Cera

Es más que probable que tengas a tus testículos en alta estima y que, por tanto, esta opción te parezca de entrada una aberración. No temas. Hoy en día existen diferentes tipos de cera y no todas abrasan la piel. Las de baja fusión son casi frías e hidratan la piel antes de arrancar el vello, por lo que la posible irritación posterior también es menor. Sin embargo, no olvides que los testículos mantienen una temperatura unos dos grados inferior al resto del cuerpo, por lo que has de evitar cualquier fuente de calor de manera repetida. Las zonas más recomendables para depilar con cera son las nalgas y el pubis, puesto que su sensibilidad es algo menor que la zona escrotal y perianal. Su efecto dura más que ningún otro (excluyendo el láser) y la raíz del pelo se va debilitando progresivamente.

Ventaja: mayor duración.
Inconveniente: algo más doloroso que otros métodos.

Maquinillas eléctricas

Son la mejor opción si lo que pretendes es perfilar o rebajar el vello sin llegar a apurarlo, sobre todo en el pubis. En el mercado ya hay disponibles afeitadoras eléctricas masculinas para la zona genital. La Braun Bodycruzer destaca por su comodidad y versatilidad, ya que te permite cortar y afeitar a tu gusto. Te servirá también para lograr un efecto más natural rebajando los contornos de las piernas si te depilas por completo las nalgas.

Ventaja: menos agresiva.
Inconveniente: no apuran tanto como los otros métodos.

POR: Julio César Ortega. Menshealth
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS; ALBERTO CARRERA

Medicamento que Puede Detener la Eyaculación Precoz

La eyaculación precoz afecta al 30% de los hombres españoles, es un secreto bien guardado ya que padecerlo tiene repercusiones sobre las relaciones sexuales y no se suele hablar abiertamente con nadie. Ocurre cuando no controlamos el reflejo eyaculatorio , por lo que se trata como un trastorno de la fase del orgasmo, considerándose una alteración neurobiológica.

Generalmente solía tratarse con terapia o medicamentos para la depresión, creyéndose que era un problema meramente psíquico. Muchos lo han experimentaron o lo haremos alguna vez, ya que se considera el problema sexual más frecuente en los hombres. En algunos casos puede pasar incluso antes de la penetración o justo después de hacerlo.

Para salvarnos de este problema llega Priligy que es un medicamento creado por los laboratorios Jansenn-Cilang, de la división farmaceuta en Europa de Johnson & Johnson. Éste ha sido aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos y actualmente ya se encuentra en países como Finlandia y Suecia. Se estima que llegue a España a finales de este mes, creando casi la misma expectación que la Viagra en su tiempo.

Para quienes la sufren, el clímax puede llegar antes de los dos minutos, aunque los sexólogos y terapeutas no quieren poner tiempo preciso a lo que se consideraría un tiempo saludable, porque no se trata del tiempo, sino de la satisfacción sexual con la pareja. Algunos estudios demuestran que hombres que no la padecen suelen hacerlo 7 minutos después de la penetración, aunque se cree aceptable si esto ocurre de 2 a 4 minutos.
Beneficios del Priligy

Con este medicamento se espera aumentar tres o cuatro veces el tiempo en que normalmente un hombre llega al orgasmo, según dice Ignacio Moncada, responsable de Urología del Hospital la Zarzuela de Madrid, Coordinador Nacional de Andrología en la Asociación Española de Urología y presidente de la Asociación Española para la Salud Sexual. Lo óptimo es tomarla una hora antes para que todo funcione correctamente, aunque sus efectos pueden ser apreciables a los 16 minutos de ingerirla y mantenerse hasta después de tres horas.

El Priligy debe ser recetada por un médico, ya que deben tenerse en cuenta las posibles reacciones si se combina con los antidepresivos o nitratos que se encuentra en algunos fármacos. Debe ser empleada en personas de entre 18 a 64 años, siempre bajo supervisión médica y sólo cuando sea necesario.

El componente principal de este medicamento es el hidrocloruro de dapoxetine. Ha sido probado en miles de hombres antes de su salida al mercado. Los que la tomaron notaron la multiplicación y mejora de sus “marcas” a diferencia de los que tomaron el placebo.

Es sin duda uno de los tratamientos más innovadores que prometen ayudar a mejorar las relaciones sexuales y por tanto el autoestima y la confianza de quienes lo padecen o pueden llegar a tenerlo.

POR: TENDENCIASHOMBRE. Priligyreview, Men´s Health

miércoles, 28 de septiembre de 2011

ESPERANZA POR VACUNA CONTRA EL VIH

La vacuna española contra el VIH logra una respuesta inmune del 90%.
Los efectos del tratamiento se mantienen durante al menos un año en el 85% de los casos, según ha explicado el investigador Mariano Esteban

Una vacuna segura y capaz de producir un respuesta inmune. Estos son los resultados de una nueva vacuna contra el VIH que se ha presentado en Madrid desarrollada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y, que en un estudio en fase I (es decir, aquellos que se diseñan para demostrar su seguridad) realizado en 30 voluntarios sanos ha demostrado, no sólo ser segura, sino que ha producido una respuesta inmune al virus en el 90% de los voluntarios, respuesta que se ha mantenido durante un año en el 85 de los individuos. El estudio en humanos se ha realizado en el hospital Clinic de Barcelona y el Gregorio Marañón de Madrid.

Los datos, que se publican en «Vaccine» y «Journal of Virology», servirán para iniciar un ensayo en fase I con esta misma vacuna en 30 personas infectadas por el VIH cuyos resultados se conocerán no antes de un año. Así lo adelantó Felipe García, del hospital Clinic de Barcelona, que indicó que esta nuevo estudio se realizará en 30 personas con VIH reclutadas en tres hospitales españoles que están recibiendo tratamiento antirretroviral pero cuyos niveles de carga viral (cantidad de virus en sangre y plasma) son indetectables. «Además de la seguridad, se trata de ver si la vacuna genera respuesta frente a los virus en estas personas una vez que se les haya retirado el tratamiento.

En 1999, el equipo de investigación de Mariano Esteban comenzó a trabajar en el desarrollo y preclínica de MVAB. Se trata, explicó Esteban, de un virus atenuado que se usó para erradicar la viruela y que sirve de modelo en la investigación de múltiples vacunas. La B procede del subtipo de VIH contra el que lucha, el más prevalente en Europa.

El desarrollo de la MVAB se basa en la introducción de cuatro genes del VIH (Gag, Pol, Nef y Env) en la secuencia genética de vaccinia. Un sistema inmunitario sano reacciona frente al MVA, y los genes de VIH insertados en su ADN no son capaces de infectar a seres humanos, lo que garantiza la seguridad del ensayo clínico.

Un total de 24 voluntarios, detalló García, recibió el tratamiento con MVAB mientras que los otros 6 recibieron un placebo, según un proceso de doble ciego. La vacuna se administró en tres dosis por vía intramuscular en las semanas 0, 4 y 16, desde el inicio, y sus efectos se evaluaron en sangre periférica hasta la semana 48, cuando concluyó el ensayo.
Sin efectos adversos

En lo relativo a la seguridad, «los efectos secundarios que se han producido son los que cabe esperar en cualquier tipo de vacunación, principalmente de tipo local en la zona de inyección», aseguró el responsable del equipo del hospital Gregorio Marañón, Juan Carlos López Bernaldo de Quirós. «No ha existido ningún efecto adverso que haya comprometido la salud de los voluntarios».

La relevancia de estos resultados radica en que este prototipo es mucho más eficaz, al menos en estas fases, que se está utilizando en el mayor ensayo clínico en fase III con un candidato de vacuna, e igual de eficaz que otros prototipos desarrollado en otros países. Esta vacuna, que se está probando en Tailandia en más de 16.000 personas, apenas logra una eficacia protectora del 31%, recordó Esteban. «De ahí, la importancia de estos resultados», coincidieron los investigadores.

Sin embargo, los investigadores han querido ser prudentes. Los resultados, señaló Felipe García, demuestran su seguridad y capacidad de generar defensas ante el virus, «pero todavía no sabemos si protege ante la infección por VIH». En este sentido, comentó que para ello hacen falta estudios en fase II y III. «Los resultados deben ser tomados con cautela ya que el tratamiento sólo se ha probado en 30 voluntarios y, aunque estimula una respuesta potente en la mayoría de los casos, es pronto para predecir si las defensas inducidas prevendrán la infección», matizó Felipe García.

POR:R.IBARRA. ABC

Los gays ya no están de moda en las series norteamericanas

Sólo un 2,9% de los personajes de la pequeña pantalla son homosexuales
Los personajes homosexuales en las series norteamericanas están en crisis. Según un informe del grupo Gay & Lesbian Alliance Against Defamation (GLAAD), un 2,9% de los personajes que aparecen regularmente en la televisión abierta de Estados Unidos son gays, una cifra sensiblemente más baja que el 3,9% registrado el año anterior. GLAAD revisó un total de 91 series televisivas y contabilizó a 647 personajes, de los cuales sólo 19 son homosexuales.

Pese al descenso, el organismo sí aplaude que algunos de esos personajes homosexuales participen en algunas de las series más populares del momento y cuenten con muchos minutos en pantalla. En ese aspecto, destacan la notable presencia homosexual que hay en series como «Glee», «True Blood», «Modern Family» o «The good wife».

Por canales, la cadena Fox es la que más respeta a los personajes homosexuales de todos los canales en abierto, y la HBO en las de cable. Los GLAAD Awards coronaron el pasado mes de abril a las series 'Modern Family' y 'Glee' como las mejores comedias televisivas.

POR:ABC

“Basta Ya”: los famosos y un nuevo video contra la minería a cielo abierto

Lo lanzaron anoche con un acto y ya está en Youtube. Participan figuras como Soledad, Lalo Mir, Axel, Mex Urtizberea, Nacha Guevara y Julieta Díaz. Exigen el fin de la megaminería en Argentina.




Artistas argentinos volvieron a grabar un video contra la minería a cielo abierto como parte de la campaña “Basta Ya”, que exige el final de la megaminería en Argentina.

El lanzamiento se hizo anoche en Buenos Aires con la proyección del videoclip, del que participan más de 20 artistas. Músicos, periodistas y actores donaron su trabajo y dieron una conferencia de prensa en el Eco Hostel Pampa, en Buenos Aires.

La campaña está organizada por la ONG Conciencia Solidaria en defensa de los glaciares, la vida y el agua y comienza con el lanzamiento de la canción que interpretan todos y que fue compuesta por Axel y Julieta Díaz.

En el video ponen su voz y su figura Nicolás Pauls, Nacha Guevara, Lalo Mir, Marcelo Corvalán, Soledad Villamil, Natalia Oreiro, Soledad Pastorutti, Suna Rocha, Guillermo Novellis, Mex Urtizberea, Coti Sorokin, Juanchi Baleirón, Los Tipitos, Artesanales, Juanito el Cantor y Rescate.

Durante el lanzamiento pidieron la sanción de una Ley Nacional que prohíba estos emprendimientos mineros a cielo abierto, en su mayoría en manos de empresas extranjeras.

POR: DIARIOLOSANDES

martes, 27 de septiembre de 2011

DAVID BERGER: Ser cura, ser gay y no morir en el intento

Sacerdote y teólogo alemán que "salió del armario" y lidera una coalición anti homofobia en la Iglesia.

Una coalición se movimientos sociales se organizó para protestar contra la visita del Papa Benedicto XVI el pasado 22 de septiembre en Berlín y llamar la atención sobre la política “contraria a los derechos humanos y las libertades sexuales de la Iglesia católica”. En el marco de las protestas, el teólogo y filósofo católico David Berger realizó una conferencia en Berlín. Tras su salida del armario en el 2010 y la publicación de su libro Der heilige Schein: Als schwuler Theologe in der katolischen Kirche (La sagrada impostura: como teólogo homosexual en la Iglesia católica) en noviembre de 2010 –que va ya por su sexta edición–, en el criticaba a la Iglesia católica por su homofobia, Berger fue expulsado de la archidiócesis de Colonia y se le retiró su licencia como profesor de religión. Nicole Tomasek entrevistó a David Berger para el semanario Jungle World.

- ¿Por qué alguien como usted querría pertenecer a una organización autoritaria y homófoba como la Iglesia católica?

No se trata de algo así como pertenecer a una asociación cualquiera, como un club de jardinería o un partido político, sino, a grandes trazos, puede decirse que uno nace y es educado social y culturalmente en ella. En mi caso fue mi abuela la que me introdujo en el catolicismo, y como niño, naturalmente uno no se hace demasiadas preguntas y no lo vive como una organización autoritaria. Se trata de un largo proceso de maduración interior y de adquisición de la conciencia de que hay estructuras en la Iglesia que son contrarias a los derechos humanos.

- Se dio cuenta más bien tarde...

Sí, muy tarde. Si alguien quiere hacer carrera y se le presenta una buena oportunidad, intenta dejar este tipo de cosas de lado. Quizá fuese también una cierta debilidad de carácter a la que no me quise enfrentar, pero que jugó con toda seguridad un papel importante. No se puede rechazar algo si uno sabe qué es lo que tiene que rechazar.

- El Papa Benedicto XVI está considerado un miembro del ala dura derechista en el Vaticano. ¿Ha empeorado con su proclamación la posición de la Iglesia hacia los homosexuales?

Sin ninguna duda. Estoy plenamente convencido de que no ha habido ninguna otra época en la historia de la Iglesia católica en la que el Papa se haya mostrado públicamente tan abiertamente homófobo y haya hecho una campaña tan agresiva como la que ha hecho Benedicto XVI. Por su magnitud y por su vehemencia, esta homofobia en la Iglesia católica no tiene precedentes.

- En su libro, La sagrada impostura, habla de una “yihad católica”. ¿A qué se refiere exactamente con esta expresión?

La expresión no es mía, sino de un lector de una gran editorial católica que elogió explícitamente la “yihad católica”. Dijo que, como católicos, tenemos mucho que aprender del islam, de su lucha contra la modernidad, la podredumbre moral de Occidente, la pornografía, la homosexualidad y el falso pensamiento que domina en las democracias.

- ¿Critica Ud. esta posición?

Sí, me parecería un error fatal si se llegase a una colaboración entre musulmanes radicales y católicos radicales teniendo en cuenta el potencial de agresión y violencia que domina en estos ambientes. Esto es algo sobre lo que el estado debería estar alerta. Es algo que no puede tolerarse bajo la libertad de expresión o de religión. Se trata realmente de proteger nuestras libertades democráticas y nuestras sociedades abiertas contra este tipo de tendencias.

- Ud. critica las tendencias reaccionarias de la Iglesia, pero por otra parte trabajó para la Congregación para la Doctrina de la Fe, heredera de la Inquisición y dirigida por el cardenal Joseph Ratzinger.

No sólo trabajé para ella, sino que edité durante muchos años su publicación. Seguramente tiene también que ver con que, debido a mi homosexualidad, tenía el sentimiento de estar obligado a expiarla, así que quise compensarla con una lealtad fuera de toda duda hacia el papado y la Iglesia. Sólo más tarde me di cuenta de lo importante que resultaban estos mecanismos.

- ¿Cree Ud. que es posible que la Iglesia católica se reforme desde dentro? ¿No sería mejor fundar una Iglesia propia y, con ella, reducir el poder del Papa y de los altos cargos eclesiásticos conservadores?

No sé si tendría mucho sentido fundar una Iglesia propia. Tampoco estoy a favor de combatir a la Iglesia católica como un todo, pero allí donde la Iglesia católica sobrepasa claramente sus límites y se mezcla en cuestiones sociales y políticas es tarea de todo aquel a quien preocupe mantener nuestras sociedades abiertas, independientemente de si es católico o no, combatir estas tendencias.

- En una entrevista con el muniqués Abendzeitung Ud. opina que la mitad de los clérigos católicos con homosexuales. ¿Se trata de que uno pueda ocultarse tras el celibato para no temer que se le pregunte si tiene miedo de salir del armario?

Sí, en el caso de los jóvenes que proceden de hogares conservadores, ésa se trata, hoy como ayer, de una cuestión importante. Donde es imposible que el hijo le diga a su madre “soy homosexual y no hay nada malo en ello, me voy a vivir con mi novio.” Si éste no quiere ser expulsado de su familia, se le presenta otro camino: convertirse en cura y convertir lo que su familia ve como una debilidad en la mayor de las virtudes. Se trata, con toda seguridad, de que organizaciones puramente masculinas, como el ejército, los clubes deportivos o la Iglesia, ejercen una fuerza de atracción sobre no pocos homosexuales.

- ¿Por qué no hay un movimiento mayor contra la homofobia en el seno de la Iglesia católica, si al menos la mitad de los clérigos católicos homosexuales la padece?

La padecen sin ninguna duda, pero se ha conseguido construir en la Iglesia católica un sistema de terror y chantaje. Se permite a la gente vivir su homosexualidad secretamente, pero tan pronto como son desleales, se les dice: te has extralimitado en tus libertades, por eso esperamos que en otros aspectos nos seas leal. Lo he descrito con detalle en La sagrada impostura. Se sufrirá mientras permanezca en secreto. Pero en el momento en que se hace público, las personas reciben los castigos más duros. Este sistema de secretismo y extorsión tiene un efecto estabilizador en la Iglesia católica.

- ¿Cree Ud. que su libro y su compromiso mejorarán este aspecto, que puede llegar a convertirse en un ejemplo para muchos?

Me han escrito muchos clérigos diciéndome: tú has hecho algo que nosotros no podemos hacer, porque en el momento que lo hiciéramos, perderíamos inmediatamente nuestro trabajo y nos encontraríamos en la calle. Y también: tú has hecho público bajo qué presión nos encontramos desde hace años. Soy de la opinión que sólo puede ponerse fin a este tipo de camarillas que ejerce el miedo y opresión a través de la denuncia pública. Se utiliza básicamente la sexualidad, convirtiéndola en un tabú, para hacer a las personas dóciles y manipulables.

- ¿Defiende Ud. una doctrina sexual católica propia, una en la que sexualidad no significa sólo la procreación y que no está considerada más como pecado?

Sí, creo que eso no tiene nada de anticatólico o de anticristiano. Los católicos se han obsesionado en las últimas tres o cuatro décadas con un antimodernismo que resulta fatal para la propia Iglesia. La Iglesia católica mantuvo durante muchas décadas un diálogo vivo con las ciencias y las humanidades, muy lejos de su posición actual. Eso se acabó a finales del siglo XIX. Sobre todo en lo que se refiere a su juicio sobre las relaciones humanas –y ahí la sexualidad juega un gran papel–. La cosa va tan lejos como que la Asociación de médicos católicos, por ejemplo, prescribe pastillas de glucosa para la “curación de la homosexualidad”. Cuando la Iglesia apoya este tipo de ciencia, uno no puede sorprenderse de que ya no se tome en serio su moral sexual.

- ¿Qué debería cambiar en su opinión? ¿Debería la Iglesia católica ser más tolerante, escuchar más a menudo a la ciencia?

Ésa es una cuestión importante, llevar a cabo un diálogo valiente con las actuales ciencias y humanidades en vez de apoyarse en tesis oscurantistas. La Iglesia debe separarse por completo de su visión puramente biológica de la sexualidad. Todo lo que tiene que ver con la moral sexual de la Iglesia católica descansa sobre un error de concepción elemental, a saber: que la sexualidad de los hombres existe exclusivamente para la procreación. El afecto, las relaciones duraderas, la necesidad de intimidad con alguien, todo eso no se encuentra obviamente en los animales, que se limitan a ejecutar una danza de cortejo y luego se reproducen. Cuando la sexualidad humana se reduce al nivel de los animales para rechazar la homosexualidad, la consecuencia es que los métodos anticonceptivos también deben ser rechazados.

- ¿Sigue siendo el catolicismo aún atractivo para la gente joven?

Yo diría que sí y no. La capacidad del catolicismo para cultivar su propia imagen tiene su propia capacidad de atracción estética para la gente joven. En primer plano de la visita del Papa no estará el debate de sus tesis intelectuales, sino las imágenes que proporcionen los medios de comunicación: el Papa tomando a niños en sus brazos, cosas así. Imágenes que conocemos también por Leni Riefenstahl, que las escenificó para Hitler, o de otros mandatarios. En su puesta en escena, la Iglesia católica es muy profesional. De cara al exterior nunca se evidencia que el Papa no es otra cosa que un fundamentalista homófobo.

Cuando se trata de vivir el catolicismo completamente, su atractivo desaparece muy rápidamente. Lo sabemos por las Jornadas Mundiales de la Juventud: mientras el Papa predica contra los preservativos y los anticonceptivos, se utilizan muchísimos preservativos. Pienso que es importante que cada joven busque su propio camino. La cuestión se reduce a si se puede sintonizar con este catolicismo folclórico mientras la influencia del Vaticano crece y, con ello, se genera una constelación social que pueda terminar por amenazar las libertades que ahora poseemos.

- Entonces, ¿se postula a favor de un movimiento de reforma desde el interior?

Desde el interior y desde el exterior. He salido de la Iglesia, no me interesan exclusivamente sus asuntos internos. Si el embajador del Papa en las ONU reivindica que los estados deben seguir teniendo el derecho de castigar penalmente la homosexualidad, y al mismo tiempo en Uganda se muestra de acuerdo con que se siga aplicando la pena capital contra los homosexuales, entonces ya no se trata de un problema interno de la Iglesia, sino de algo que incumbe a todos a quienes les preocupan los derechos humanos, independientemente de si se encuentran en la Iglesia o no.

David Berger es un teólogo y filósofo tomista alemán.

POR: Nicole Tomasek, Jungle World. MDZ.
Traducción para www.sinpermiso.info: Àngel Ferrero

UN PAÌS SIN DIVAS, DIVAS DE LA FARSA

NO PUEDO CREER LA FALTA DE VERGÜENZA Y EL DESCARO DE LAS FIGURAS NACIONALES, CUANDO HABLAN DE TEMAS POLÍTICOS U OTROS TEMAS COMO LA INSEGURIDAD Y LA ECONOMÍA.
SUSANA GIMENÈZ, MIRTA LEGRAND, LA DECADENCIA DE QUIENES NO TIENE MORAL PARA PROCLAMAR ABSOLUTAMENTE NADA. SON LA GRAN MENTIRA Y FARSA NACIONAL.
LA GENTE ES EL PUEBLO Y SI VOTAN CON EL BOLSILLO Y NO CON LA CABEZA NI EL CORAZÓN, COMO ASEGURA LA SEÑORA, MI PREGUNTA ES..............CON QUE PARTE DEL CUERPO VOTARAN ELLAS??
EL PAÍS DE LA PIZZA Y CHAMPÁN TERMINO, ES HORA DE HACER LAS COSA COMO DEBEN SER, CADA COSA EN SU LUGAR.



POR: ALBERTO CARRERA-

TEATRO MUSICAL Y CULTURA GAY

¡Bienvenidos al mundo feliz en donde todo se dice cantando y bailando! Se acaba de editar Teatro Musical I. Broadway, de Pablo Gorlero, el primer libro en castellano que intenta sistematizar una historia de las comedias musicales representadas en la avenida del espectáculo por antonomasia. Excelente oportunidad para preguntarse en qué personajes y episodios se funda esa relación entre este género y la cultura gay.

”El momento de cantar aparece cuando tu nivel emocional es tan alto que ya no podés hablar más; y el instante de la danza es cuando tus emociones son demasiado fuertes como para sólo cantar sobre cómo te sentís”, dijo una vez Bob Fosse. Con esta premisa del exceso, y a su vez del sentimiento genuino, el género musical ha narrado historias delirantes y simples durante décadas, manteniendo sus obras en cartel en tiempos record. En el primer tomo de lo que promete ser una historia integral del teatro musical, el periodista Pablo Gorlero se centra en Broadway y realiza un exhaustivo y encantador recorrido desde los orígenes hasta las grandes producciones del siglo XX. La propuesta invita a revisitar títulos adorados, a exaltar un género muchas veces tildado de frívolo y de superficial y que sin embargo ha hecho valiosas denuncias y contribuciones al mundo de la política, a intentar dilucidar el lazo entre teatro musical e identidades gays y a preguntarnos, una vez más, por qué amamos tanto los musicales.

Los orígenes

El Broadway Show, señala Pablo Gorlero, es el teatro musical genuinamente estadounidense que se hizo popular a principios del siglo XX y que cuenta con elencos masivos, atronadoras puestas de diseños y despliegues fastuosos. Sus orígenes están ligados a las operetas y las operas cómicas inglesas, y es un producto de la mixtura de géneros tales como la ballad opera, la ópera cómica, el vaudeville, el burlesque, la revista y la comedia musical, entre otros.

En la primera década del siglo XX dominaron los productores, en la década siguiente los compositores y empezaron a resonar nombres gloriosos como Irving Berlin, Jerome Kern y Cole Porter, entre otros. Los años ‘40 fueron de las estrellas y, luego de Rodgers y Hammerstein, de los autores. Hacia la década del ’60, la impronta era puesta por los coreógrafos con nombres tales como Jerome Robbins, Bob Fosse o Michael Bennet, entre otros. Más tarde vino el rock con propuestas como The Rocky Horror Show. Y, en los ’90, con La Bella y la Bestia, Disney afianza lo que se da en llamar la hollywoodización de Broadway. Es decir: hablar teatro musical o de musical es hablar de un género en permanente transformación y evolución.

Comedias rosas

Para el teórico español Alberto Mira, no es fácil explicar el lugar privilegiado del musical en la cultura homosexual del siglo XX, pero hay algunas pistas que pueden ayudar a darle sentido y sobre todo a mostrar su utilidad para la vida de gays y lesbianas. Si bien homosexuales y heterosexuales han disfrutado del género, lo han hecho de diversas maneras. Los gays parecen disfrutar particularmente el fundirse en el mundo artificioso donde domina la lógica espectacular de música y coreografía y colores vivos, con el tomar partido por una visión mariquita del mundo donde los decorados son imposibles, los colores demasiado vivos, donde los hombres hacen cosas poco viriles y donde las mujeres son divas y centro emocional de las tramas.

Otro motivo de fascinación es la invitación del musical a la fantasía y al escapismo a través de una teatralidad exagerada, de una sensibilidad camp, género caro y apropiado por el universo de la cultura homosexual. Junto al énfasis en la teatralidad y el escapismo, el musical tiende a convertirse en novela de educación al tematizar el “llegar a ser uno mismo”, un motivo cercano para gays y lesbianas, que tienen que hacer frente muchas veces a un ambiente adverso para vivir sus sexualidades. “Así, el musical constituye una invitación, expresada en poderosas metáforas, a encontrarse en el glamour, la música y las abigarradas coreografías.” Muchos musicales presentan esta estructura narrativa: My Fair Lady, Gigi, Sweet Charity, Funny Girl, Nace una estrella, Grease, entre tantos otros.

Finalmente, quizás uno de los aspectos más relevantes que relacionan musicales y experiencia gay, según el autor, tiene que ver con la apropiación subcultural. Hay gays a los que les gustan los musicales porque constituyen un terreno común que les permite socializar con otros gays; sienten que los musicales son parte de una tradición que los incluye.

Como destaca el mismo Mira, muchos de los motivos que se suceden en la confluencia entre gays y musicales desbordan los límites reales del texto. Placeres sensuales, respuesta erótica, ironía, lecturas informadas por chismes, resultan esenciales para dar con los sentidos que ciertas historias tienen para ciertos públicos.

¿Cuáles pueden ser algunas de las relaciones que vinculan vidas de gays y lesbianas con teatro musical?

Por un lado hay toda una gama de musicales que centran sus argumentos en seres marginados: prostitutas (Sweet Charity), vagabundos (Oliver!), floristas (My Fair Lady), artistas en decadencia, inmigrantes (Irene), pobres o diferentes (Dolly Levin, María Von, Billy Eliott) en general, que muchas veces para escapar de la vida pueblerina y del insulto o la discriminación deciden ir a la gran ciudad, generalmente a Nueva York.

En la gran ciudad se hace necesario para la supervivencia emocional contar con la comunidad de amigos (por citar sólo dos ejemplos, la importancia de la comunidad de adorables prostitutas que acompañan a Sweet Charity o la pandilla de amigos de Oliver, uno de los cuales le canta apenas arriba a Londres “Considerate uno de nosotros”) y es esa ciudad la que devora o generalmente posibilita llevar adelante los sueños y el erotismo. “Tiene que haber una vida mejor que ésta”, canta Dolly en el extraordinario Hello Dolly! y a punto de partir en un tren lleno de jóvenes que se disponen a escapar de trabajos alienantes y a vivir y amar: “Y cuando la encuentre, me levantaré, me escaparé, saldré y viviré. ¡A vivir!”.

Es decir, que la educación sentimental en el musical clásico suele tener el mismo trayecto vital que Didier Eribon describe en Reflexiones sobre la cuestión gay para dar cuenta de las biografías de muchos gays durante el siglo XX: el insulto durante la niñez y la adolescencia, la huida a la gran ciudad en busca de nuevos horizontes eróticos y de posibilidades de vida, y la necesidad de la comunidad de amigos que comparten los mismos gustos y placeres eróticos como instancia de supervivencia.

Otro de los escapes posibles del marginado o del buscador de sueños es el mar como horizonte. El barco como metáfora de la vida libre y los marineros (caros a la iconografía y la fantasía gay) ha sido uno de los escenarios más recurrentes de los musicales: desde la revolucionaria Show Boat –que muestra por primera vez la pasión interracial entre una mulata y un blanco en momentos de prohibición bajo pena de cárcel de dichas relaciones–, pasando por Anythings Goes, Leven anclas (en donde según Kenneth Anger trabaja el apuesto novio de Cary Grant y donde Gene Kelly baila con el ratón Jerry) o la divertida South Pacific.

En una escena de esta última, que constituye un desparpajo revolucionario para la época, un grupo de musculosos marineros sudorosos y con el torso desnudo cantan abiertamente acerca de la tensión sexual inmersos entre seres de su mismo sexo, gimen su soledad en el medio del Pacífico y sus ansias no sólo de amor sino de placer mientras imploran la necesidad de una mujer en el tema “There’s Nothing like a Dame”: “Tenemos la luz del sol sobre la arena. Tenemos claro de luna sobre el mar. Tenemos plátanos que podemos recoger de los árboles. Tenemos vóleibol y ping-pong y un montón de juegos de dandy. ¿Lo que no se nos queda? ¡No tenemos las damas!”.

En otra escena de la misma South Pacific, la inocente Nellie mira a una especie de monumento de rostro angelical y testosterona en la que sea quizás una de las primeras expresiones del deseo femenino en el arte visual. Luego, los dos cuerpos, jóvenes bellos y semidesnudos, se quedan abrazados al compás de la bella canción “Younger than Springtime”.

Locas y arco iris

Sin duda, los musicales contribuyeron a la construcción de las identidades gays a la vez que acompañaron el desarrollo de sus luchas, de sus conquistas y de sus tragedias. Y nos han dejado valiosos legados.

Ya en la década del ’30, en lo que Gorlero caracteriza como la época en la que las estrellas eran los compositores, un personaje que posteriormente sería icono de la cultura gay hacía las delicias de Broadway: Cole Porter. En realidad no importa si, tal como cuentan las biografías más documentadas o las leyendas más inverosímiles, Cole tenía siempre la piscina plena de jóvenes desnudos y retozaba gran parte de sus noches junto a bellos y musculosos muchachos sino que dejó plasmada en ocurrentes juegos de palabras y letras de canciones las más bellas metáforas sobre el placer y la vivencia homosexual, aun en tiempos oscuros.

En 1932 estrenó en el Schubert Theatre uno de sus mejores trabajos: La alegre divorciada (The Gay Divorce). Llevada al cine con Fred Astaire y Ginger Rogers, perdura en el recuerdo la adorable canción de amor “Night and Day”. Dos años después en la espectacular Anythings Goes, los enredos entre un galán mujeriego, una encantadora cantante del barco y un forajido disfrazado de sacerdote, entre otra gama de personajes a bordo de un crucero de lujo, dan pie a Porter para crear divertidas canciones que fueron leídas en clave gay o queer como “Blow, Gabriel, Blow” y, por supuesto, la popular, debido a sus connotaciones y metáforas sexuales: “You’re the Top”. La clave para escapar a un destino trágico fue quizá como dijo en una ocasión: “No lo digas, cántalo”.

El recorrido de Gorlero nos lleva luego a una de las películas más paradigmáticas que asocian musicales y cultura homosexual: El mago de Oz. En principio no parece haber nada homosexual en el cuento de hadas El mago de Oz; sin embargo, de alguna manera, como en tantos otros casos, elementos marginales, oblicuos, han conseguido elevar éste y otros musicales (pienso en La novicia rebelde, entre tantos ejemplos) al panteón gay.

Es decir, aunque el león de El mago de Oz sea todo un candidato a considerarse homosexual (algún malicioso dice lo mismo de algunos hijos del capitán Von Trapp de La novicia rebelde) y ello sin duda creó lecturas cómplices, indudablemente, El mago de Oz se convirtió en icono de la cultura homosexual a partir de la década del ’60, cuando a la imagen de la inocente Dorothy representada en el film por Judy Garland se le superpuso la imagen de la diva alcohólica, drogada y en decadencia. La muerte de Judy Garland en plenos sucesos de Stonewall terminó de reavivar el mito. Y El mago de Oz nos legó a partir de la canción que Judy entonara siendo una adolescente la inspiración para la bandera multicolor, símbolo del orgullo gay: “Hay algún lugar donde no hay ningún problema... Piensas que existe tal lugar, Toto. Debe haberlo. No es un lugar al cual se pueda ir en barco o en tren. Es lejos, muy lejos. Atrás de la luna. Más allá de la lluvia. En algún lugar más allá de donde se pone el arco iris. El cielo es azul. Y los sueños que te atreves a soñar sí se hacen realidad”.

El otro indudable gran legado es el que ofrece la primera historia de amor entre hombres que ofrece Broadway: La jaula de las locas. En la escena final del primer acto, el hijo que crió pretende negar a su padre cuando advierte que su homosexualidad puede ser condenada. Entonces el padre grita fuerte: “I Am what I Am”. “Soy lo que soy”, alega cantando, gritando, arroja la peluca y sale corriendo por la platea. Como señala Gorlero, el público bramaba.

Estrenada el 21 de agosto de 1983 en el Palace Theatre, estuvo cuatro años en cartel totalizando 1761 funciones. “La Cage... –expresa Gorlero– podría haber seguido en cartel si no hubiera sido por la epidemia del sida, que por entonces crecía a pasos agigantados y arrasaba Broadway. Cada día, en todos los elencos, llegaba la noticia de que alguien había muerto. No fue distinto en La Cage aux Folles. Muchos integrantes del elenco y del equipo técnico morían en sólo cuestión de días. Eso obligó a que hubiera ensayos permanentes para encontrar reemplazos, además de desmoralizar profundamente a toda la compañía. Todo de pronto se oscureció.”

La falta de conocimiento total sobre la enfermedad ahuyentó además a los espectadores. Era difícil ir a ver una obra optimista y rimbombante sobre homosexuales al mismo tiempo que el público gay vivía una tragedia de dimensiones desmesuradas. Con los años, la epidemia cesó, ciertas dudas se disiparon y La Cage... retornó con fuerza y múltiples reestrenos. Y años después, Broadway mostró a un grupo de okupas intentando sobrevivir, atravesados por la búsqueda del amor y muchos de sus personajes conviviendo con el sida: había llegado la era de Rent.

Musicales y política

Quizá, como dijo Porter, el hecho de decirlo cantando, y de apelar a la comedia, permitió al género musical no sólo dar cuenta de otras realidades en el campo de los placeres, las identidades, las diversidades sexuales y los afectos, sino también realizar valiosas contribuciones al mundo de la política.

Es decir que no podemos obviar los contextos sociopolíticos en que se suceden musicales tales como La novicia rebelde, Cabaret o Los productores. En la primera, la familia Von Trapp escapa graciosamente de los nazis a partir de las canciones, demostrando el potencial subversivo de la música y de la risa que, como diría Eco, libera al aldeano del miedo al diablo. En Cabaret, la bisexualidad del coprotagonista se sucede en la época en que Berlín era una fiesta. La República de Weimar, época de miserias y de auge de la prostitución, de cabarets de hombres y de mujeres (“¡La vida es un cabaret!”), de placeres sofisticados y decadentes y de luchas exitosas por los derechos civiles de las diversidades sexuales, de obreros y rubios espléndidos al alcance de la mano, al decir de Christopher Isherwood. Al final del musical, la sombra del nazismo oscurece esta tregua y, como suele suceder, la sangre y el semen se confunden en uno.

Y, aunque vilipendiada frecuentemente por la crítica, Los productores me sigue pareciendo una sátira extraordinaria sobre el nazismo y una manera de exorcizar demonios a través de la risa que me provoca, entre otras canciones, “Springtime for Hitler in Germany”.

Anticipándose al supuesto Evangelio de Judas, el musical Jesucristo Superstar es quizás una de las primeras veces que se presenta la hipótesis de la traición de Judas a Jesús por motivos de amor y de decepción. Antes que El código Da Vinci, presenta una verdadera relación erótica entre María Magdalena y Jesús, y constituye toda una crítica al mundo religioso como teatro, como simulacro y como espectáculo.

Hasta que llegamos a El beso de la mujer araña. El musical, de Manuel Puig. Tal como afirma el director Harold Prince desde las páginas del libro de Gorlero: “El beso de la mujer araña es una de las obras maestras del drama musical. Con una trama oscura y delicada se logró un espectáculo que entretiene, conmueve y moviliza, sin transgredir y frivolizar, una temática vinculada con los derechos humanos. No podría hacer teatro si no me interesara la política. Gozo de la política como del teatro. En la política está el arte: hay política en la música, en Mozart, en Beaumarchais. En Amor sin barreras o en El violinista en el tejado, que son textos políticos, lo mismo que Cabaret”.

Alta sociedad. Musical y clases sociales

“Un musical es cualquier cosa... menos la realidad”, dijo una vez Stanley Donen, el hombre que en Siete novias para siete hermanos extrapoló la leyenda del secuestro de las sabinas por parte de los romanos al siglo XX y lo convirtió en una comedia. Quizás ese halo de irrealidad y la flexibilidad de la ficción que aparece en uno de sus costados más enloquecidos le permitió también al musical explayarse críticamente sobre las clases sociales en las sociedades capitalistas y presentar identidades sexuales difusas y poco rígidas.

Es decir, entre otras cosas, qué es My Fair Lady, basada en la obra Pigmalión de Shaw, si no una profunda reflexión sobre las clases sociales y una burla a la “distinción” en términos de Pierre Bourdieu.

En los primeros musicales del siglo XX, predominó, según Gorlero, la “Era de las Cenicientas”, con la clásica estructura de mujer pobre que busca hombre rico y cuyo mejor exponente fue Irene. Estrenada en 1919, en el Vanderbilt Theatre, trata sobre una pobre irlandesa –Irene– que sueña con una mejor vida y que conoce a un millonario de Long Island. La traba a ese amor lo encarna la prejuiciosa madre de Irene, quien le tiene prohibido salir con millonarios. Quizás este atravesamiento de clases sociales tendía a reforzar la idea de igualdad social a partir del hecho de que debajo de las sábanas somos todos iguales.

Sin duda hay denuncia social en el musical Los miserables, que parte de las palabras del propio Victor Hugo: “Las personas que se encuentran en estado de necesidad extrema son empujadas hacia los límites máximos de sus recursos. El trabajo y los salarios, la comida y el abrigo, el coraje y las buenas intenciones están perdidos para ellos. La luz del día se convierte en sombras, y la oscuridad penetra en sus corazones... Ellos son los miserables, los descastados, los marginados”.

Por citar sólo un ejemplo, las amistades femeninas y las identidades y los géneros difusos e intercambiables predominan en musicales tales como Calamity Jane, centrada en la relación entre Katie, una farsante criada de una estrella que usurpa la identidad de su señora, y Calamity, que en el momento cumbre del musical canta: “Yo tengo un amor secreto”.

En este sentido no parece casual que Gorlero decida terminar este primer tomo con Billy Elliott, el musical que reúne en sí mismo la denuncia política en tiempos de ajuste neoliberal, la explotación de los mineros y los prejuicios con respecto al género, las clases sociales y los gustos.

POR: Adrián Melo- PAGINA12

lunes, 26 de septiembre de 2011

T.A.T.U. "White Robe"

FRANCIA: Denuncian Aplicación Android que Detecta Gays

Una asociación de homosexuales franceses acusa al sistema operativo de Google para teléfonos inteligentes y tablets de tener en su 'Market' una aplicación destinada a padres que quieran averiguar si su hijo es gay.

La aplicación para los equipos que funcionen con el sistema operativo Android consiste en un test con una veintena de preguntas-guía destinadas a las madres y padres preocupados por la presunta homosexualidad de sus descendientes.

"¿A tu hijo le gusta vestirse bien? ¿Le gusta el fútbol? ¿Tiene una mejor amiga?", consulta en su test esta aplicación, llamada "Mi hijo es gay". Según el criterio de los desarrolladores de esta programa, hay que tomar en cuenta estas variantes.

Sin ningún tipo de rigurosidad profesional, además pregunta si antes del nacimiento de la criatura la madre deseaba tener una niña, o si leía noticias deportivas, si dedica mucho tiempo a peinarse, o incluso, si existe fanatismo por determinadas cantantes.

Al final del cuestionario, la aplicación que cuesta 1,99 euros, da solo dos posibilidades: "No te preocupes, tu hijo no es gay", o bien: "No hagas de cuenta que no ves, tu hijo es gay. Acéptalo y sé consciente de que no es una elección tuya".

Para la comunidad gay francesa, la aplicación "es un instrumento odioso con preguntas caricaturescas". "Si el hijo es gay es una catástrofe, si no lo es los padres están aliviados: este es un instrumento homofóbico", denunció Louis Georges Tin, del Comité Idaho (International Day Against Homophobia).

Para Christine Le Doaré, del centro LGTB, la aplicación es "estúpida y escandalosa". "Es triste que los padres prefieran descargar una aplicación en lugar de hablar con sus hijos", agregó.

Un vocero de Google Francia tuvo que intervenir en la polémica, asegurando que "las aplicaciones no son controladas antes de ser publicadas. Se trata de una plataforma abierta, en la que los desarrolladores publican sus aplicaciones fácil y rápidamente".

"Si hay reclamos, las aplicaciones son controladas y, de ser necesario, removidas", agregó el vocero del gigante de las búsquedas, en referencia a la modalidad y política de uso de la tienda de aplicaciones "Android Market".

Este no es el único caso de discriminación registrado en tiendas de aplicaciones para plataformas móviles. Apple, quien controla más exhaustivamente su "Appstore" antes de publicar los programas, hace pocos días también tuvo que remover uno llamado "¿Judíos o no judíos?", que suscitó protestas entre la comunidad francesa de esa colectividad.

POR: ELARGENTINO

LinkWithin