viernes, 13 de enero de 2012

LAS DECISIONES

Comienzo de año. Momento en el que solemos tomar decisiones. Todos y cada uno de nosotros pasamos los días y las horas de nuestra vida teniendo que decidir. Decidimos desde que nos despertamos. Algunas decisiones son sencillas y otras… Pueden ser costosas y llevarnos la vida. ¿Qué decidimos cuando decidimos?

La vida es cambio y todo cambio incluye problemas que exigen tomar decisiones. Decidir es separa, dejar de lado, cortar. Su origen significa “separar cortando”. Se llega a una decisión luego de una serie de disputas internas y discusiones con otro o consigo mismo. Entonces la decisión le da un corte a todo aquello. Tomar una decisión no implica solucionar el problema, sin embargo nos libera de la carga que nos representaba.

Decidir es un proceso en el que escogemos entre dos o más alternativas. Es también una responsabilidad porque tenemos que hacernos cargo de las consecuencias y un compromiso, porque nos limita la libertad para siempre, condicionando nuestras futuras decisiones. Siempre tenemos que elegir, y aunque no lo hacemos, solamente por el hecho de no elegir, estamos tomando una decisión, es decir, estamos eligiendo.

El proceso de toma de decisión es sin duda una de las mayores responsabilidades. Somos responsables en dos aspectos complementarios: cuando podemos dar cuenta de nuestros actos, mostrando las razones que nos llevaron a elegirlo, y cuando nos hacemos cargo de las consecuencias de nuestras decisiones.

Hacernos cargo de las consecuencias de nuestro comportamiento, incluye la capacidad de revisar nuestras decisiones para aprender de nuestros errores. Responsables para reparar, revisar y modificar nuestras decisiones, nuestros supuestos y valores; para mantenernos vigilantes ante nuestra falibilidad, intentando no quedar atrapados en los laberintos de la culpa.

Estamos sujetos a nuestro inconciente, esta será la única esclavitud, ya que en la medida que tomamos decisiones disfrutamos de nuestra mayor condición de libertad y nos enfrentamos a la tragedia de renunciar a aquello que no se elige.


Lic. Laura Alcaraz. MDZ
Psicóloga (UBA)
lic.lauraalcaraz@aabramendoza.com.ar
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin