viernes, 13 de enero de 2012

WHY NOT VINO ESPUMANTE GAY FRIENDLY

Llega al mercado el primer espumante "gay friendly" elaborado en Rgentina.Fue bautizado "Why not" y busca captar la atención de un segmento de consumidores de alto poder adquisitivo. Sus características y precio, en exclusiva.

En el mundo del vino mucho se suele hablar de la necesidad de hacer "sintonía fina" -palabra de moda- en el marketing y la comunicación. Ya sea a la hora de contar una historia para captar la atención del consumidor como al tratar de destacar los distintos terroirs de la Argentina como un gran valor agregado.

Sin embargo, en la búsqueda de nuevos nichos, un grupo de emprendedores mendocinos dio un paso más allá y creó el primer espumante "gay friendly" de la Argentina: el flamante "Why not".

El mismo está elaborado bajo el método charmat a base de uvas Pinot Noir, con un pequeño touch de Chardonnay.

Más allá de las características del producto en sí, lo que más llama la atención es, justamente, todo el concepto que gira alrededor de esta botella, donde ya desde la etiqueta se destacan los inconfundibles colores de la comunidad gay.

Erica Reverter, la joven empresaria responsable de dar inicio proyecto, explicó a Vinos & Bodegas que "todo nació mientras estudiaba Asesoría en Vinos en el Wine Institute de Mendoza. En el marco de un concurso teníamos que presentar un proyecto de venta y nos pareció una iniciativa original apuntar a este sector, ya que en el mundo del vino en general no se suele pensar en ellos como consumidores, con sus propios gustos y necesidades particulares".

La idea finalmente ganó el certamen y fue cuestión de meses para que, de la fase "estudio", pase a convertirse en realidad: de las líneas de etiquetado ya salieron unas 1.600 botellas que en breve pasarán a estar disponibles en hoteles, bares y restaurantes de Buenos Aires, con un precio que rondará los $80, dependiendo del canal.

Pero también apuntan a consolidarse en el circuito de fiestas, así como en el cada vez más lucrativo negocio de los cruceros que apuntan especialmente a este tipo de público.

El concepto Why not
A la hora de explicar la estética de la etiqueta, que define la imagen de marca, Reverter destacó que "en las letras se va formando la bandera del orgullo gay. Para nosotros fue clave anclar la parte visual en este elemento, porque es lo que los identifica y lo que va a generar el día de mañana que los consumidores se familiaricen con el producto, que lo hagan suyo".

En cuanto al nombre por el cual optaron, la emprendedora aseguró que "nunca quisimos poner algo que tuviera un significado concreto. Nos pareció una idea muy buena que cada uno se identificara con esa pregunta y que cada uno tenga su propia respuesta, dependiendo de la situación en la cual está disfrutando del espumante".

Y si bien para Reverter es un espumante "gay friendly", bajo su óptica, "el énfasis va más allá de las etiquetas. Apuntamos más al `modo G` de ver la vida: el hedonismo, la buena sociedad, el estilo, los sentidos puestos en el placer".

Y es este concepto del "disfrute" lo que hará que, el día de mañana, "el target se vaya abriendo y a futuro lo pidan y lo prueben todos aquellos que vean la vida de esa manera, más allá de la sexualidad".

Perfil moderno
En cuanto a las notas de cata, Vinos & Bodegas degustó esta etiqueta -elaborada por el enólogo Mauricio Veggeti- y se encontró con un estilo de espumante moderno, agradable y fácil de beber que sale un poco del molde del espumante clásico.

A la vista presenta un color salmón claro con algún destello dorado. Las burbujas son finas. En nariz este espumante está lejos de ser estridente: las clásicas notas a pan tostado y levaduras son más bien tenues, para luego dar paso a los aromas francos y típicos del Pinot Noir, dominados por las frutas rojas, aunque nada voluptuoso. Todo está en su justa medida.

En boca muestra un más que correcto nivel de acidez que, sin una marcada pungencia del gas carbónico, lo que le otorga un paso por boca definitivamente amable, con un final de persistencia media.

De cara al futuro, los planes de la empresaria son muchos: ampliar la línea con vinos tranquilos y exportar este producto a países como España y Estados Unidos. El desafío parece grande, pero... why not?

POR: Juan Diego Wasilevsky. IPROFESIONAL.COM

No hay comentarios:

LinkWithin