domingo, 26 de febrero de 2012

HUGO CHAVEZ, EL PEZ MUERE POR SU BOCA

Judío y homosexual:

“Un hombre que cometa actos lascivos y lujuriosos con otro hombre será castigado con la pena de prisión.” Artículo 125 del Código Civil de la Alemania nazi.

Los homosexuales debían ser de- sechados, según la filosofía nazi. Nunca serían valientes soldados. Tampoco podrían tener hijos que degradarían la supremacía racial del buen alemán. El nazismo introdujo en 1935 el nefasto Artículo 125, que convirtió en delito la homosexualidad, y en 1936 creó la Central de Lucha contra el Aborto y la Homosexualidad, un cuerpo especial dentro de las temibles SS. En los campos de concentración, los judíos homosexuales tenían la peor condición y eran marcados con un triángulo invertido de color rosa. El antisemitismo fue la piedra angular del nazismo, pero la homofobia tenía un importante legado. “El que piensa en amor entre hombres o entre mujeres es nuestro enemigo”, proclamó el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán en 1928.

Esa patética mezcla entre homofobia y antisemitismo empezó a destilarse por estos días en Venezuela. “Capriles Radonski es hijo de Henrique Capriles García, descendiente de una familia de judíos sefardíes, y de Mónica Cristina Radonski Bochenek, judía ruso-polaca.” Así comienza la columna titulada “El enemigo es el sionismo”, que Adal Hernández publicó en el portal de la estatal Radio Nacional de Venezuela. “Es importante saber qué es el sionismo, ideología israelí que Capriles representa”, continúa el periodista militante al detallar “la ideología del terror”. Y, dando muestras de su tolerancia, concluye: “Hay dos propuestas para Venezuela, la de la Revolución Bolivariana que reinvindica al pueblo y la del sionismo internacional, que amenaza con la destrucción del planeta”.

Aportando más dotes de pluralismo, los ultrachavistas fueron por más. Mario Silva, ex candidato a gobernador oficialista y conductor de La hojilla –un 6,7,8 venezolano que se emite por la televisión pública–, sugirió que Capriles es gay porque tiene 39 años y no se casó. Ante las cámaras, reveló una denuncia policial de 2000, cuando Capriles fue detenido “cometiendo actos inmorales”, aparentemente, realizando sexo oral a otro hombre.

En medio del debate, en Aporrea, un medio hiperchavista, se publicó un artículo titulado “Sobre la ‘homosexualidad’ de Radonski”, donde la Alianza Sexo Género Diversa Revolucionaria recordó que la Revolución Rusa eliminó “las leyes zaristas que discriminaban la homosexualidad”.
Eso sí, Chávez no hizo mención ni al Dios ni a los amantes de Capriles. Pero dijo que era un cerdo. “Tienes rabo de cochino, oreja de cochino, hocico de cochino: eres un cochino”, disparó.
Judío, homosexual y cerdo: la izquierda de Venezuela tiene argumentos sólidos contra la oposición.


POR: Rodrigo Lloret. PERFIL.COM
ARREGLO FOTOGÀRFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin