miércoles, 15 de febrero de 2012

INTOLERANCIA A LA FRANCESA

Expulsa a un diputado por cuestionar la persecución de los nazis a los homosexuales.El partido del presidente francés sanciona a Christian Vanneste por sus declaraciones «inaceptables, profundamente chocantes e intolerables»

El partido del presidente francés, Nicolás Sarkozy, expulsará a uno de sus diputados, Christian Vanneste, conocido por su animadversión hacia los homosexuales, por unas declaraciones en las que cuestionaba que en Francia hubieran sido perseguidos por los nazis.

El secretario general de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), Jean-François Copé, fue el encargado de anunciar las sanciones contra Vanneste, tomadas «por unanimidad» ante unas palabras que condenó en conferencia de prensa por «inaceptables, profundamente chocantes e intolerables».

Copé dijo que la expulsión se debería formalizar en la próxima reunión de la dirección de la UMP, programada el miércoles de la semana próxima, y que de entrada queda excluido de la investidura del partido como candidato para las elecciones legislativas de la próxima primavera.

Otro diputado del partido conservador que participó en estas primeras decisiones, Eric Ciotti, las justificó por las «declaraciones reiteradas y provocadoras» contra los homosexuales de Vanneste, que han puesto en evidencia que tiene unos «valores totalmente ajenos a los nuestros».

La sanción llegó en medio de condenas generalizadas de todos los grandes grupos políticos franceses, tras la difusión de unas imágenes en las que Vanneste, en un vídeo de una veintena de minutos divulgado el pasado viernes destinado a criticar las propuestas políticas de legalizar las uniones homosexuales, y en particular el matrimonio, cargó contra «el peso creciente de la homosexualidad en la sociedad» y «la creciente deformación de los hechos» a ese respecto.

El fragmento más polémico de su discurso fue cuando habló de «la famosa leyenda de la deportación de los homosexuales» por los nazis, y en concreto cuando señaló que mientras «en Alemania hubo una represión de los homosexuales, que condujo a 30.000 deportados, no ocurrió en otros lugares».

«No hubo deportación de homosexuales en Francia», aseguró antes de añadir que la mitad de los intelectuales franceses que durante la ocupación «rindieron honores» al jefe de la propaganda nazi, Joseph Goebbels, «eran homosexuales».

El diputado del departamento del Nord, fronterizo con Bélgica, que en el pasado ya había suscitado la reacción del colectivo de homosexuales por poner en duda su normalidad, afirmó también en el vídeo que «uno de los fundamentos principales de la homosexualidad es el narcisismo» y que un homosexual «es alguien que rechaza al de otro sexo» y que se siente atraído «por su propia imagen».

TAMBIÈN EN FRANCIA:

Un tribunal francés deniega a una madre lesbiana derechos de visita sobre el hijo biológico de su expareja.

Nuevo episodio de discriminación en Francia, derivado del pobre reconocimiento jurídico de la realidad homoparental en ese país. Un tribunal de apelación de Nancy ha rechazado conceder a una mujer lesbiana derechos de visita sobre el hijo biológico de la que fue su pareja, que el tribunal de primera instancia sí le había concedido.

La decisión, que la abogada de la madre no biológica del niño (de seis años de edad en este momento) no ha descartado recurrir, es una buena muestra de la arbitrariedad a la que se tienen que someter las familias homoparentales en el país vecino. Hace pocas semanas, por ejemplo, un tribunal de Bayona fallaba exactamente lo contrario y concedía a otra mujer lesbiana los derechos de parentalidad sobre las hijas biológicas de su expareja.

Lo cierto es que pese a que la legislación francesa no contempla derechos de parentalidad a las parejas del mismo sexo, poco a poco se han ido sumando pronunciamientos judiciales favorables, algunos de los cuales hemos recogido. En marzo de 2011 la justicia reconocía la plena validez en suelo francés de dos adopciones conjuntas llevadas a cabo por parejas del mismo sexo, una en Reino Unido y otra en Canadá. Se aplicó entonces la jurisprudencia generada por una decisión previa, de julio de 2010, que homologaba la decisión de un juzgado estadounidense que concedió la adopción a una mujer francesa de la hija biológica de su pareja, de nacionalidad estadounidense.

En enero de 2010 un tribunal de Créteil concedía el derecho a compartir la custodia parental a la pareja de una madre lesbiana que tuvo un hijo biológico por inseminación artificial (aunque las lesbianas no pueden recurrir a este método en Francia, la pareja acudió a España, donde sí es legal hacerlo). Un año antes, tanto en Aix-en-Provence como en Rennes, sendos tribunales concedieron derechos de parentalidad sobre los hijos en común tras la separación de dos parejas de lesbianas. Otra decisión de calado fue la que se tomó en noviembre de 2009, cuando tras diez años de pleitos un tribunal de Besançon concedió a una mujer lesbiana que vive en pareja el derecho a optar a una adopción.

Inseguridad jurídica

Se trata, en cualquier caso, de una situación de gran inseguridad jurídica, pues no faltan los casos en los que la justicia francesa falla como ha hecho ahora el tribunal de Nancy. En diciembre de 2009, por ejemplo, un juzgado de Avignon negaba a otra madre no biológica el derecho a visitar a su hija tras la ruptura de su relación con la madre biológica.

Una inseguridad jurídica que puede tener fecha de caducidad si en las próximas elecciones presidenciales y legislativas se produce la victoria del Partido Socialista, que incluye en su programa la apertura del matrimonio a las personas del mismo sexo y la adopción homoparental conjunta. Algo a lo que el actual Presidente y probable candidato conservador a la reelección, Nicolas Sarkozy, ha mostrado su absoluto rechazo.


POR: EFE. ABC.ES / DOSMANZANAS.COM
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin