jueves, 23 de febrero de 2012

QUIEN AL CIELO ESCUPE, ES SU CARA REPERCUTE

El sheriff gay que puso en aprietos a Romney. Paul Babeu era el jefe de campaña del precandidato a presidente en el Condado Pinal, Arizona. A días de las primarias, un escándalo reveló una relación homosexual con un mexicano y jaqueó su discurso antiinmigrante.

Hasta el pasado fin de semana, a Mitt Romney le preocupaba lo que ocurriría el próximo 28 de febrero en Michigan. Es que los sondeos aún lo ubican detrás de su rival, Rick Santorum, y un triunfo será clave para tranquilizar al establishment republicano, que está preocupado por encontrar a un aspirante firme para competir contra Barack Obama en las presidenciales de noviembre.

Lo de Arizona -donde las encuestas lo colocaban como favorito- fue una sorpresa desagradable, que pronto podría transformarse en una pesadilla. Los aspirantes conservadores se medirán simultáneamente en los dos estados, y aunque en Michigan se pondrá en juego un número mayor de delegados, la atención ahora se desviará para medir las consecuencias de una polémica impensada.

La controversia estalló el fin de semana, cuando José, un mexicano que dice tener sus papeles de inmigrante legalizados, pero que pidió mantener su apellido en el anonimato, aseguró haber mantenido relaciones con el sheriff Babeu. Afirmó, además, que éste amenazó con deportarlo en caso de que revelara ese secreto.

Como era de esperar, esas declaraciones, formuladas en primera instancia al diario Phoenix New Times, despertaron el revuelo local. Pero debido a que el acusado representa al ultraconservador movimiento Tea Party y enarbola una postura firme contra la inmigración ilegal, la repercusión fue aún mayor.

El denunciante dijo haber trabajado para el sheriff en su campaña para llegar al Capitolio como representantes del Condado Pinal. Según él, había sido voluntario en la campaña, administrando su página web y cuenta de Twitter.

Babeu negó que lo haya amenazado con deportarlo, aunque se vio obligado a reconocer su homosexualidad. "Estoy aquí para decir que todas esta acusaciones que están en los periódicos son absolutamente falsas, excepto por los asuntos que se refieren a mí como gay. Es verdad, soy gay", dijo.

También anunció que renunciaba a continuar como presidente de campaña de Romney a nivel local. "Apoyamos esta decisión", dijo un vocero del candidato a la Presidencia. Babeu, no obstante, no desistió de sus aspiraciones de alcanzar un asiento en el Congreso, y este miércoles pidió que se investiguen las acusaciones en su contra, pero también si se cometieron delitos en las imputaciones.

Por ahora, parece difícil precisar qué alcance tendrá el episodio en la contienda interna de los conservadores. Los otros tres precandidatos en carrera no se han referido al tema, aunque podrían utilizarlo en cualquier momento para atacar a Romney; ya que toda la campaña ha estado basada más en resaltar los aspectos negativos de cada uno que en promover sus puntos de vista. Lo concreto es que el suceso desviará algo de atención sobre lo que ocurra en Michigan para el estado del sur, donde las primarias tendrán un plus simbólico además del resultado final.


POR: INFOBAE.COM
Enlace

No hay comentarios:

LinkWithin