miércoles, 14 de marzo de 2012

CÀNCER DE ANO

 El cáncer del ano es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del ano.

 El anus es el extremo final del intestino grueso, debajo del recto, a través de la materia fecal (desecho sólido) deja el cuerpo. El ano está formado en parte por las capas externas de piel del cuerpo y, en parte, por el intestino. Dos músculos en forma de anillo, que se llaman músculos esfínteres, abren y cierran la abertura anal para dejar pasar la materia fecal afuera del cuerpo. El canal anal, la parte del ano entre el recto y la abertura anal, tiene alrededor de 1½ pulgadas de largo.

La piel que rodea el exterior del ano se llama área perianal. Los tumores en esta área son tumores de piel, no cáncer anal.


Estar infectado por el virus del papiloma humano (VPH) puede influir en el riesgo de padecer de cáncer de ano.

Entre los factores de riesgo figuran los siguientes:

    Tener más de 50 años de edad.
    Estar infectado por el virus del papiloma humano (VPH).
    Tener muchos compañeros sexuales.
    Tener relación anal receptiva (sexo anal).
    Enrojecimiento, inflamación y malestar anal frecuentes.
    Tener fístulas anales (aberturas anormales).
    Fumar cigarrillos.

Entre los signos que pueden indicar cáncer del ano se incluyen sangrado por el ano o recto, o una masa cerca del ano.

Estos y otros síntomas se pueden deber al cáncer de ano. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas. Se debe consultar con un médico si se presenta cualquiera de los problemas siguientes:

    Hemorragia por el ano o el recto.
    Dolor o presión en el área que rodea el ano.
    Picazón o secreción del ano.
    Masa cerca del ano.
    Cambio en los hábitos de la función intestinal.


Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer del ano se usan pruebas que examinan el recto y el ano.

Se puede usar las pruebas y los procedimientos siguientes:

    Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para verificar el estado general de salud, incluso signos de enfermedad como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, y de sus enfermedades y tratamientos anteriores.
    Examen digital del recto (EDR): examen del ano y el recto. El médico o el enfermero introduce un dedo cubierto por un guante lubricado en la parte inferior del recto para palpar masas o cualquier otra cosa que parezca poco habitual.
    Anoscopia: examen del ano y de la parte inferior del recto mediante un tubo corto con luz que se llama anoscopio.
    Proctoscopia: examen del recto mediante un tubo corto con luz que se llama proctoscopio.
    Ecografía endoanal o endorrectal: procedimiento para el cual se introduce un transductor (sonda) ultrasónico en el ano o en el recto y se utiliza para hacer rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos y órganos internos para crear ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama sonograma.
    Biopsia: extracción de células o tejidos para que un patólogo los observe bajo un microscopio y determine si hay signos de cáncer. Si se observa un área anormal durante la anoscopia, se puede realizar una biopsia en ese momento.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) depende de lo siguiente:

    Tamaño del tumor.
    Lugar del ano donde está el tumor.
    Si el cáncer se diseminó hasta los ganglios linfáticos.

Las opciones de tratamiento dependen de los siguientes factores:

    El estadio del cáncer.
    Lugar del ano donde está el tumor.
    Si el paciente tiene el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
    Si aún queda cáncer después del tratamiento inicial o si el cáncer recidivó.


Después de diagnosticarse el cáncer de ano, se hacen pruebas para averiguar si las células cancerosas se diseminaron dentro del ano o hasta otras partes del cuerpo.

El proceso que se utiliza para averiguar si el cáncer se diseminó dentro del ano o hasta otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información obtenida en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante saber en qué estadio se encuentra la enfermedad para poder planificar su tratamiento. Se pueden utilizar las siguientes pruebas en el proceso de clasificación:

    Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son producidas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar un tinte en una vena o ingerirse para que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computarizada o tomografía axial computarizada. Para el cáncer anal, se puede hacer una ecografía por TC de la pelvis y el abdomen.
    Radiografía del tórax: radiografía de los órganos y huesos adentro del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que atraviesa el cuerpo y se plasma en una película, creando una imagen de áreas internas del cuerpo.
    Ecografía endoanal o endorrectal: procedimiento para el que se introduce un transductor (sonda) ultrasónico en el ano o el recto y se hacer rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos y órganos internos para crear ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama sonograma.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

Las tres maneras en que el cáncer se disemina en el cuerpo son las siguientes:

    A través del tejido. El cáncer invade el tejido normal que lo rodea.
    A través del sistema linfático. El cáncer invade el sistema linfático y circula por los vasos linfáticos hacia otros lugares del cuerpo.
    A través de la sangre. El cáncer invade las venas y los capilares, y circula por la sangre hasta otros lugares del cuerpo.

Cuando las células cancerosas se separan del tumor primario (original) y circulan a través de la linfa o la sangre hasta otros lugares del cuerpo, se puede formar otro tumor (secundario). Este proceso se llama metástasis. El tumor secundario (metastásico) es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de mama se disemina hasta los huesos, las células cancerosas de los huesos son en realidad células de cáncer de mama. La enfermedad es cáncer metastásico de mama, no cáncer de hueso.


Para el cáncer del ano, se usan los estadios siguientes:

Estadio 0 (carcinoma in situ)

En el estadio 0, se encuentran células anormales en el revestimiento más interno del ano. Estas células anormales se pueden volver cancerosas y diseminarse hasta el tejido normal cercano. El estadio 0 también se llama carcinoma in situ.

Estadio I

En el estadio I, se formó el cáncer y el tumor mide dos centímetros o menos.

Estadio II

En el estadio II, el tumor mide más de dos centímetros.

Estadio IIIA

En el estadio IIIA, el tumor puede tener cualquier tamaño y se disemino hasta:

    los ganglios linfáticos cerca del recto; o
    los órganos cercanos, como la vagina, la uretra y la vejiga.

Estadio IIIB

En el estadio IIIB, el tumor puede tener cualquier tamaño y se diseminó hasta:

    los órganos cercanos y los ganglios linfáticos cerca del recto; o
    los ganglios linfáticos de un lado de la pelvis o de la ingle y se puede haber diseminado hasta los órganos cercanos; o
    los ganglios linfáticos cerca del recto o la ingle, o a los ganglios linfáticos a ambos lados de la pelvis o la ingle, y se puede haber diseminado hasta los órganos cercanos.

Estadio IV

En el estadio IV, el tumor puede tener cualquier tamaño y el cáncer se puede haber diseminado hasta los ganglios linfáticos u órganos cercanos y se diseminó hasta partes distantes del cuerpo.


Cáncer del ano recidivante

El cáncer de ano recidivante es cáncer que recidivó (volvió) después de haber sido tratado. El cáncer puede reaparecer en el ano o en otras partes del cuerpo.



ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin