viernes, 16 de marzo de 2012

GEORGE PLATT LYNES. PIONERO EN EL ARTE HOMOERÒTICO


George Platt Lynes, el primer fotógrafo homoerótico.

 
Fue el primero en retratar a hombres desnudos en poses sensuales.
No podía exhibir las fotos ni publicarlas por la censura moral de los años treinta. Exponen una retrospectiva de la obra de un autor sin el cual serían impensables Robert Mapplethrope o Herb Ritts.


George Platt Lynnes (1907-1955) fue el primer fotógrafo en explorar desde una mirada artística el homoerotismo masculino. Lo hizo por convencimiento y compromiso personal, porque las imágenes de hombres desnudos en poses sensuales que empezó a firmar en los años treinta del siglo XX no se podían ni exhibir ni publicar. La censura -administrativa y social- de la época no consentía ese tipo de desviación.



Sólo décadas después salieron a la luz las fotos prohibidas, elegantes ejercicios de estilo que tienen más de un punto en contacto con el arte greco-latino y los cánones de belleza clásicos. Lynnes, que murió prematuramente por un cáncer, destruyó parte de sus negativos homoeróticos cuando presintió el final de su vida.


"Un grado de intimidad incomparable"

La galería Steven Kasher de Nueva York expone hasta el 15 de abril una retrospectiva con cuarenta fotos de Lynes dedicadas a celebrar la belleza del cuerpo masculino. Los organizadores destacan que los desnudos del fotógrafo "tienen un grado de intimidad incompable en su tiempo" y "sirvieron de inspiración" para la fotografía moderna homoerótica de Robert Mapplethrope, Herb Ritts o Bruce Weber.

Hijo del historiador de arte y también fotógrafo Russell Lynes, al artista que llevó el homoerotismo a la foto moderna nunca le faltaron medios de subsistencia. Procedía de una familia acomodada, fue enviado a París durante la adolescencia (se integró en el círculo de la escritora y mecenas de Picasso Gertrude Stein), regresó a los EE UU para abrir una librería, volvió a Europa y viajó durante algunos años, fue amigo de Jean Cocteau y otros intelectuales de entreguerras...

Había empezado a hacer fotos como consecuencia de su estilo de vida despreocupado y en 1932 organizó una primera exposición en Nueva York. Su clasicismo y la influencia del surrealismo europeo le granjearon muy buenas críticas y pronto le encargaron trabajos de revistas como Harper's Bazaar y Vogue.


En la meca del cine

Tres años después ya era uno de los fotógrafos más reclamados de Nueva York. Hizo extraordinarios reportajes sobre el mundo del ballet, otra de sus pasiones, y frecuentó a la alta sociedad de la urbe. Tras la II Guerra Mundial se trasladó a Hollywood para dirigir los estudios de Vogue en la meca del cine. Ante Lynes posaron, entre otros, Katharine Hepburn, Gloria Swanson y Orson Welles.

El éxito artístico de los estudios fue enorme, pero financieramente fueron un fracaso y Lynes, casi en la ruina, tuvo que ser ayudado por algunos amigos para regresar a Nueva York, donde se encontró con que una generación de jóvenes transgresores (Avedon, Penn...) era ahora la favorita de los editores.

Aunque no escondía su homosexualidad, las fotos homoeróticas eran una especie de secreto que sólo mostraba a amigos. Había comenzado a hacerlas en los años treinta y nunca las abandonó. En 1942 hizo una serie de desnudos al actor Yul Brynner.

Cuando le diagnosticaron un cáncer incurable de pulmón, destruyó buena parte de los negativos, aunque otros los donó en secreto al Kinsey Institute, una institución dedicada a la defensa de los derechos de identidad sexual. Parte de estos últimos no se hicieron públicos hasta el año pasado.

















POR: MDZOL.COM   /  ÁNXEL GROVE. 20MINUTOS.ES
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin