jueves, 12 de abril de 2012

LIBERAR A AMÈRICA LATINA DE LA HOMOFOBIA Y EL MACHISMO

Mario Vargas Llosa criticó la homofobia arraigada en América Latina.

El escritor aseguró que los homosexuales son objeto de "escarnio y represión". Llamó a que la muerte del chileno Daniel Zamudio a manos de neonazis sirva de para dar a conocer el maltrato a las minorías sexuales.


Vargas Llosa abogó por "liberar a América Latina de esa tara inveterada que son el machismo y la homofobia". "Ojalá la inmolación de Daniel Zamudio sirva para sacar a la luz pública la trágica condición de los gays, lesbianas y transexuales en los países latinoamericanos", indicó el Premio Nobel de Literatura en una columna publicada en el diario mexicano Reforma.

El peruano consideró que la discriminación y el odio a las minorías sexuales están "profundamente arraigados en toda América Latina", donde la comunidad homosexual es "sin una sola excepción" objeto de "escarnio, represión, marginación y persecución y campañas de descrédito que, por lo general, cuentan con el apoyo desembozado y entusiasta del grueso de la opinión pública".

En América Latina, agregó, "esta idea del homosexualismo se enseña en las escuelas, se contagia en el seno de las familias, se predica en los púlpitos, se difunde en los medios de comunicación, aparece en los discursos de políticos, en los programas de radio y televisión y en las comedias teatrales".

Apuntó que en la región la homofobia abarca tanto a la derecha como a la izquierda y puso como ejemplo a los dos movimientos comunistas que se enfrentaron al Estado en Perú en los años 80, Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru, que "ejecutaban a los homosexuales de manera sistemática en los pueblos que tomaban".

El escritor citó también un informe del Movimiento Homosexual de Lima, según el cual entre 2006 y 2010 en su país fueron asesinadas 249 personas por su orientación sexual. Sin embargo, lamentó que "seguramente, lo más terrible de ser lesbiana, gay o transexual en países como Perú o Chile no son esos casos más bien excepcionales, sino la vida cotidiana condenada a la inseguridad, al miedo, la conciencia permanente de ser considerado (y llegar a sentirse) un réprobo, un anormal, un monstruo".


POR: AFP.  INFOBAE.COM
ARREGLO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin