viernes, 13 de abril de 2012

LONDRES: PROHÌBEN PUBLICIDAD FARSANTE

Prohíben publicitar en autobuses de Londres una terapia para "curar" a gays.

El ayuntamiento de Londres prohibió hoy una campaña publicitaria en los autobuses de la capital británica para promocionar una terapia que tiene como objetivo "curar" a gays, por considerar "ofensiva" esa publicidad.

Los anuncios, que tenía previsto aparecer en cinco rutas diferentes de autobuses urbanos de Londres a partir de la semana próxima, habían sido pagados por la fundación Core Isse Trust, que financia "terapias reparadoras" para gays cristianos.

Tras una fuerte contestación en las redes sociales, donde la campaña ha sido calificada de homófoba e irresponsable, el alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, decidió prohibir su difusión en los autobuses.

"Londres es una de las ciudades más tolerantes del mundo. Es claramente ofensivo sugerir que ser gay es una enfermedad de la que alguien se puede recuperar, y yo no estoy preparado para que esa sugerencia circule por los autobuses de la capital", señaló el alcalde.

El lema de la campaña, que iba a verse en los autobuses desde el próximo lunes durante dos semanas, era "Not gay! Ex-gay, post-gay and proud. Get over it", que hace mención al estar orgulloso de no ser gay o de haberlo sido y haberse recuperado.


Los terapeutas y grupos fundamentalistas cristianos que promueven las terapias para dejar de ser homosexual utilizan los términos ex-gay o post-gay para aquellas personas que se han "recuperado".

El provocador anuncio, que tenía previsto recorrer las principales calles y plazas de Londres, era una respuesta directa a otra campaña a favor de los derechos de los homosexuales que rezaba: "Soy gay, acéptalo".

Los anuncios prohibidos utilizan incluso los mismos colores, blanco, rojo y negro, que a los que pretendían contestar por considerar que dan la "falsa idea de que es indiscutible científicamente que la gente nace siendo homosexual".

La noticia de la campaña, que apareció hoy en la página web del periódico "The Guardian", ha sido muy contestada en las redes sociales, y los anuncios fueron calificados de homófobos e irresponsables por parte de defensores de los derechos de los homosexuales.

El diputado gay y exministro laborista británico Chris Bryant dijo que la campaña era "cruel", particularmente para aquellos adolescentes que luchan para aceptar su sexualidad.

Por su parte, Ben Summerskill, el director de la asociación en defensa de los gays, Stonewall, tachó los anuncios de "homofóbicos" y señaló que "la única razón por la que algunos homosexuales quieren dejar de serlo es por los prejuicios de la gente como los que han puesto el anuncio".

"La promoción de esta terapia vudú es altamente irresponsable dado el daño que puede causar en algunas personas", apuntó el activista. 


POR: ABC.ES
ARREGLOS:ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin