lunes, 4 de junio de 2012

ESPAÑA: 300.000 IMPLANTES DE PENE

Con disfunción eréctil 300.000 españoles necesitan implantarse una prótesis de pene. El 60% de los pacientes a los que se les implantó un dispositivo con una válvula inflable lo utilizaba al menos una vez a la semana.


Al menos 300.000 españoles con disfunción eréctil necesitan una prótesis de pene porque presentan disfunción eréctil severa o no responden a otros tratamientos, según el doctor Mariano Rosselló, coordinador del VIII Curso de Implantes de Prótesis de Pene, que organiza el Instituto de Medicina Sexual en el Hospital Universitario Madrid Sanchinarro.

De esta manera, Rosselló ha presentado una prótesis de pene más económica con un deposito en forma de trébol, que almacena el líquido que, mediante un sistema de bombeo, rellena los cilindros de la prótesis que se implantan en los cuerpos cavernosos del paciente y posibilitan una erección. "Su forma de trébol, a diferencia de los anteriores, en forma de botella, hace más cómoda su inserción y su anclaje en el espacio creado por el cirujano", ha precisado.

Por su parte, un estudio publicado en la revista 'Journal of Sexual Medicine' revela que el 60 por ciento de los pacientes a los que se les implantó un dispositivo con una válvula inflable lo utilizaba al menos una vez a la semana. Además, "la mayoría de los pacientes retornan a la actividad sexual relativamente rápido, con una alta frecuencia de uso de sus prótesis", recoge la publicación.

Asimismo, una investigación publicada en la revista 'World Journal of Urology' apuntó a que el 90 por ciento de los cerca de mil pacientes analizados que recibieron un implante en los últimos 30 años estaban satisfechos con el resultado. "La cirugía de prótesis de pene es segura y una opción de tratamiento durable en disfunción eréctil", matiza.


ACTITUD DE LA PAREJA

Por otro lado, la uróloga del Centro de Urología, Andrología y Salud Sexual de Palma de Mallorca, la doctora María Fernanda Peraza-Godoy, ha reconocido que la actitud de la pareja es determinante a la hora de que el hombre afronte el problema.

"El/la hombre/mujer es la primera que anima a su pareja a consultar por su problema; si la única solución es el implante, habitualmente suele apoyar a su pareja en beneficio mutuo, ya que la disfunción eréctil además problemas de ansiedad, nerviosismo y cambios de humor, puede llegar a producir una depresión", ha argumentado.

En general, más de 2 millones de españoles sufren disfunción eréctil. Se trata de una problemática que aumenta en número de afectados a medida que pasan los años. De esta manera, entre los 18 y 40 años afecta al 17 por ciento de los hombres; entre los 40 y los 70 años, al 47 por ciento; a partir de los 70 años, al 72 por ciento.





POR: EUROPA PRESS/  TELECINCO.ES
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


POR:

No hay comentarios:

LinkWithin