viernes, 29 de junio de 2012

ESTA BIEN LEGISLAR, DECRETAR O SANCIONAR SOBRE EL AMOR...???

Día del Orgullo Gay: ¿Se puede legislar sobre el amor?

En 78 países del mundo el Estado decretó que las relaciones homosexuales son ilegales. En 7 de éstos se castiga la elección con la pena de muerte. En el día del Orgullo Gay, es esta la realidad de este grupo que todavía es minoría.


Son 78 los países que consideran que la homosexualidad es ilegal, y 7 de ellos la castigan con la muerte. Algunos decidieron permitirla, otros aceptaron uniones civiles. Ciertos países permiten la adopción y también sancionaron leyes contra la discriminación. Argentina es uno de los pocos que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción, el ingreso a las fuerzas militares siendo abiertamente homosexual y el cambio de sexo y nombre sin permiso judicial. Lo mismo sucede en Suecia, Noruega, Bélgica, los Países Bajos y España, entre otros.

Hoy es el día internacional del Orgullo LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transexual) y los derechos adquiridos de la comunidad en el país legitima su status de colectivo político. Deben hacer notar su presencia no sólo para evitar discriminación y obligar a la sociedad el reconocimiento que merecen, sino para gozar de garantías civiles como el matrimonio y la adopción.

Pero en ciertos países, como en África del Norte, algunos países de América Central y el Caribe y en Asia Occidental y del Sur, la evolución política de estos grupos es prácticamente nula, teniendo en cuenta que la condición homosexual ni siquiera es legal. Las manifestaciones del Día del Orgullo LGBT están prohibidas por un sistema institucional que ve en el colectivo una amenaza a la estructuración clásica de la sociedad, donde el matrimonio entre un hombre y una mujer es la base del movimiento social y económico.

Las presiones de influyentes grupos religiosos, y tradiciones históricas han permitido que en Irán, Arabia Saudí, Mauritania, Somalia, Sudán, Pakistán y los estados del norte de Nigeria las relaciones homosexuales sean penadas con la muerte: el Estado se encarga de legislar sobre una cuestión de preferencia sexual, y en muchos casos de amor. Legisla sobre la esfera más íntima del ser humano, sobre su condición privada. No sólo castiga: condena con la muerte. Elimina la circunstancia. Guillotina la incomodidad.
 
Según EFE, Amnistía Internacional denuncia que en  Uganda, Guyana, Bangladesh, Singapur, Maldivas, Bután y Nepal castigan la homosexualidad con penas de cárcel; en Camerún, en el nuevo Código Penal, se imponen condenas de hasta 15 años por mantener relaciones homosexuales; y en Nigeria el Senado aprobó un proyecto de ley que impone penas de 14 años a uniones de personas del mismo sexo, y hasta 10 años de prisión por apoyar a grupos, desfiles o reuniones gays.

En Uganda, el Gobierno está intentando ilegalizar 30 ONG que defienden los derechos de los homosexuales, y en Ghana el ministro para la Región occidental ordenó a las fuerzas de seguridad detener a todos los gays y lesbianas que hubiera en el oeste del país.

Procesando esta información, está claro que Argentina es pionera en materia de derechos humanos para las minorías sexuales. Si seguimos así, derribando barreras legales, políticas e ideológicas, vamos a lograr lo que muchos temen: que algún día ya no sean minoría y no necesiten salir a marchar con un cartel para demostrar que están orgullosos.  




POR: Danila Bragagnini.  MDZOL.COM
ARREGLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin