martes, 12 de junio de 2012

MENDOZA TURISMO TODO EL AÑO PARA TODOS

Mendoza, tierra del vino

Mendoza es una de las ciudades más seductoras de Argentina, una joya para pasear, increíblemente pintoresca. Por añadidura, se encuentra en el epicentro de los mejores viñedos del país.


El vino no es la única atracción de la zona para los turistas que visitan la ciudad. En el hotel Park Hyatt, uno de los más lujosos de la capital, los visitantes pueden ver exquisitos espectáculos de tango.


Los viñedos de Mendoza se benefician de la altitud y el clima templado y semiárido de la zona, lo que se traduce en abundante luz y precipitaciones escasas. Sin embargo, la altura de los Andes puede provocar que los fenómenos climáticos sean más destructivos aquí que en las llanuras.


Algunas bodegas ofrecen rincones íntimos y otras son establecimientos inmensos; algunas poseen un interesante pasado y otras albergan excelentes restaurantes, pero casi todas tienen en común que han abierto sus puertas a los visitantes.


El arquitecto francés del siglo XIX Charles Thays dejó un magnífico legado en forma de parques públicos y jardines privados por todo el país. Sin embargo, ninguno supera en belleza al parque San Martín de Mendoza, coronado por el cerro de la Gloria.


La ciudad recibe a un gran número de turistas todo el año, pero la afluencia aumenta durante la Fiesta de la Vendimia, celebrada en marzo. La plaza de la Independencia o la de España, en el centro de la urbe, están repletas de sicomoros y acacias.


Gran parte de la ruta del vino de Mendoza transcurre por los alrededores de la ciudad. El paisaje salpicado de sicomoros al sur de Luján se abre hacia los grandes viñedos con los Andes al fondo.


Maria Antonieta es un nuevo restaurante de atmósfera chic que cuida tanto su cocina como la presentación. Para muestra, esta lasaña vegetal.


La provincia de Mendoza, centro de la industria vitivinícola de Argentina, produce más del 80% del vino del país. Las primeras vides llegaron a Mendoza en la época colonial desde el vecino Chile y se extendieron a lo largo de la cordillera de los Andes. Desde finales del siglo XIX los inmigrantes europeos, especialmente los italianos, estimularon la producción para abastecer un mercado nacional en expansión.


Zumos frescos de frutas, huevos en todas sus versiones y desayunos deliciosos son otras de las opciones disponibles en Maria Antonieta.


Los visitantes que quieran degustar el lomo, versión lugareña Philly cheesesteak (sándwich a base de tiras de carne y queso fundido), tienen una dirección irreprochable en Don Claudio.


Los restaurantes de la avenida peatonal Sarmiento son muy agradables. Los de las avenidas Las Heras y San Martín ofrecen menús fijos a buen precio, mientras que en el renovado mercado central se puede comer a precios económicos a base de pizzas, empanadas y sándwiches.


En la imagen, El Palenque, bar-restaurante sin pretensiones que sirve buenos platos con alguna que otra sorpresa de propina. Para conseguir mesa hay que llegar temprano o reservar con antelación.


Las versiones más completas del lomo llevan, junto a la carne y generosas cantidades de queso, huevo frito y mayonesa.


El restaurante 1884 nació como un homenaje a los vinos de Mendoza y a la cocina Andina a finales de la década de los 90. En sus fogones, uno de los chefs más reputados de la ciudad, Francis Mallmann.


La avenida Villanueva, al oeste del centro, es el punto cero para ir de marcha en Mendoza. Lo mejor es probar en varios locales, como el bar-lounge Por Acá, la discoteca Gutiérrez o el bar de ambiente La Reserva. Pero tampoco hay que desdeñar coctelerías como la del propio restaurante 1884 (en la imagen).


El pisco sour, ese cóctel delicioso de impronta andina, también se encuentra presente en el menú del restaurante 1884.


La plaza de la Independencia acoge conciertos de música, feria de artesanía los fines de semana... Aquí, además, se encuentran el teatro Quintanilla, el Museo Municipal de Arte Moderno y el prestigioso Plaza Hotel de 1920, remodelado por la cadena Hyatt.


En los viñedos de la región de Mendoza se cultiva uva torrontés, con la que se elabora el vino blanco argentino. Mendoza cuenta con más de 1.000 bodegas, puesto que disfruta de un clima suave y soleado durante todo el año.


La ciudad de Mendoza, capital de la provincia homónima, se extiende a los pies de los Andes. En 1861 fue devastada por un terremoto y tuvo que ser reconstruida. En la actualidad, posee plazas ajardinadas con azulejos, estatuas y fuentes.



POR: Fotografías: Ondine Cohane | New York Times
ocholeguas.com  /   elmundo.es
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA




No hay comentarios:

LinkWithin