domingo, 8 de julio de 2012

EEUU: CASAMIENTO DEL 1er CONGRESISTA

Primera boda gay de un congresista de Estados Unidos.

El congresista demócrata de Estados Unidos, Barney Frank se casó el sábado con su pareja, James Ready, convirtiéndose en el primer miembro de la Cámara de Representantes en activo en formalizar un matrimonio del mismo sexo.


El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, ofició la ceremonia y añadió algo de frivolidad diciendo que Frank, de 72 años, y Ready, de 42, se habían comprometido a amarse el uno al otro hubiera gobiernos demócratas o republicanas por igual, e incluso con comparecencias en el conservador canal de televisión Fox News, según Al Green, un congresista demócrata de Texas.

Frank, demócrata de Massachusetts y antiguo presidente del poderoso Comité de Servicios Financieros del Congreso, ha sido un congresista abiertamente gay desde finales de la década de los 80.

Es bien conocido por su astucia legislativa, incluso por haber diseñado las reformas hechas en el proyecto de ley Dodd-Frank, que en 2010 el presidente de Estados Unidos Barack Obama convertiría en ley a raíz de la crisis financiera y el colapso del mercado hipotecario subprime.


El departamento de Frank anunció en enero que se casaría con Ready, al que conoció en un acto para recaudar fondos políticos en el estado natal de Ready, Maine. Ready vive en Ogunquit, donde hace trabajos de carpintería, pintura y soldadura. Comenzaron su relación en 2007.

La boda tuvo lugar en el Boston Marriott Newton, en los suburbios de Boston, y atrajo a diversas personalidades políticas como Nancy Pelosi, líder demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y Niki Tsongas, congresista demócrata de Massachusetts.

Frank consiguió su escaño en el Congreso en 1980 y dijo que se retirará al final de esta legislatura. Además de abogar por la reforma financiera y por los derechos de los pescadores, ha sido partidario de los derechos de los homosexuales, que han obtenido apoyo en las encuestas de opinión pública y en los altos tribunales estadounidenses.

En mayo, por ejemplo, un tribunal federal de apelación en Boston dictaminó que la ley de EEUU que defiende el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer niega inconstitucionalmente beneficios a matrimonios del mismo sexo legalmente casados.

El fallo sobre la ley de 1966, la Ley de Defensa del Matrimonio, supuso una victoria para los derechos de los colectivos homosexuales y el presidente Obama, cuya administración anunció el pasado año que consideraba la ley como inconstitucional y que no la defenderían.

También en mayo, el presidente Obama apoyó abiertamente el matrimonio entre homosexuales, uno de los puntos calientes para las próximas elecciones presidenciales de noviembre.


Su rival republicano, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, se opone al matrimonio gay, diciendo que el matrimonio debería estar limitado a una unión entre un hombre y una mujer.

Ocho de los 50 estados y el Distrito de Columbia permiten las bodas entre personas del mismo sexo. Varias encuestas muestran que el apoyo público de los estadounidenses a estas uniones va en aumento.

En 2004, Massachusetts se convirtió en el primer estado del país en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Desde entonces, más de 18.000 parejas del mismo sexo se han casado en Massachusetts, según MassEquality, un grupo de defensa de homosexuales, bisexuales y transexuales.



POR:  REUTER. / Tim McLaughlin. TERRA.COM.AR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin