viernes, 27 de julio de 2012

MÈXICO: "EXVOTOS" VÌRGENES, HOMOSEXUALES, SANTOS, PROSTITUTAS TODOS VINCULADOS

Santos y vírgenes se alían con prostitutas y homosexuales.
La Virgen de Guadalupe intercediendo para que un homosexual sea aceptado por su familia o una prostituta gane lo suficiente para alimentar a sus hijos, imágenes pintadas en exvotos, son una muestra de estas transgresoras ofrendas religiosas que se exhiben desde hoy en Ciudad de México.


"Le doy gracias a la Virgen por ser puta, ganar dinero y ser feliz", así de contundente reza el texto de una obra, parte de la exposición "Favores insólitos", la primera que se realiza en torno al exvoto "transgresor y ficticio", que rompe los cánones tradicionales de estas ofrendas.

"Los exvotos son ofrendas que se le dan a algún ser divino para dar gracias por un milagro que se ha obrado en favor del donante. Por ejemplo, si me enfermo y solicito la ayuda de la Virgen de Guadalupe y me cura, yo tengo como obligación llevarle una ofrenda como pago", explicó a Efe el curador de la muestra, Raúl Cano.


Desde hoy y hasta el mes de octubre, el Museo Nacional de Culturas Populares reúne esta muestra de exvotos pintados que continúan con la tradición cristiana, pero hablan "de los problemas de hoy", muchos de los cuales entran en conflicto con la doctrina eclesiástica.

Prostitución, infidelidad, homosexualidad, visiones e incluso odio hacia las suegras, una muestra de "los conflictos y los agradecimientos actuales", apuntó el curador.


"La religión no acepta algunos temas que salen a la luz a través de estas láminas. Los protagonistas dicen 'nosotros existimos, siempre hemos existido y si la Iglesia no nos quiere aceptar es su problema, pero los santos aquí sí nos ayudan'", explicó Cano.

Todas estas obras pertenecen a un coleccionista de exvotos y fueron pintadas por cerca de una decena de artistas que no se dedican profesionalmente a ello, sino que los elaboran como pasatiempo.


"Incluso hay una chica que es gerente de un banco y esto lo realiza los fines de semana", apuntó el curador, quien contó que muchos de estos artistas pintan los exvotos por encargo y personalizados, aunque la mayoría de las historias son ficticias.

"Tuve muchos problemas con mi familia y la virgencita de Guadalupe me hizo el milagro de que por fin aceptaran mi homosexualidad", dice una de las pinturas, mientras que una tal Carmela Lozano le agradece a San Judas que le dio "la voluntad para poder bajar dos tallas".


La tradición de los exvotos comenzó en México en el siglo XVII, cuando los fieles acaudalados encargaban capillas u obras de arte para pedirle algo a un determinado santo o para agradecerle un milagro concedido.

En el siglo XVIII había pintores de gremios, que eran los únicos capacitados para hacer exvotos. Estos eran de gran tamaño, generalmente cuadros en los que aparecían familias enteras dando gracias.


Cuando desaparecieron los gremios, los pintores particulares comenzaron a ser quienes hacían las pinturas, cuyo tamaño se redujo. Hechas de chapa, acababan colocadas en las iglesias, generalmente bajo las imágenes de santos y vírgenes.

A comienzo de los años ochenta, los exvotos eclesiásticos pintados cayeron en desuso porque comenzaron a utilizarse un nuevo tipo de ofrendas más baratas, como las fotografías u otros objetos más cotidianos.


Pero también en los años 80 se empezaron a popularizar con esta nueva vertiente no tan eclesiástica, sino más bien humorística y popular.

"Los actuales siguen respetando la tradición de incluir a un santo católico por tradición, pero la fe en este tipo de exvotos pasa a un segundo plano", apuntó Cano, quien contó que también guardan la tradición de escribir con faltas de ortografía, como se hacía antiguamente, "como suenan las palabras".


El interés en esta parte de la cultura popular, comentó el curador, está relacionado con la "fridomanía", el gusto por todo lo relacionado con la pintora Frida Kahlo, cuya vida está muy relacionada con los exvotos, ya que estuvo "llena de tragedia" y, además, ella y su esposo, el también pintor Diego Rivera, los coleccionaban.

Desde entonces algunas personas han convertido en su afición el coleccionar estas imágenes que cuentan historias cotidianas de personas que no son reales, por más que lo puedan parecer.



POR: EFE / OVR.  CRONICA.COM.MX
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin