miércoles, 29 de agosto de 2012

CIRCUNCISIÒN Y SUS BENEFICIOS.

Los beneficios de la circuncisión compensan sus riesgos.

La Academia Estadounidense de Pediatría ha publicado nuevas guías indicando que los beneficios para la salud de circuncidar a los bebés superan a los riesgos, pero el influyente grupo médico ha evitado una recomendación universal de este procedimiento para todos los niños, señalando que los padres deben tomar la decisión final.


El cambio en la postura se ha visto motivado por pruebas científicas que apuntan a que la circuncisión puede reducir el riesgo de infecciones urinarias en los bebés y disminuye el riesgo de cáncer de pene y de contraer enfermedades de transmisión sexual, como el VIH y el virus del papiloma humano, que causa cáncer de cérvix y otras variedades.

Aunque la postura adoptada por la Academia (AAP, en sus siglas en inglés) en 1999 era bastante neutral, el nuevo comunicado, publicado esta semana en la revista Pediatrics, es mucho más partidaria del procedimiento, señalando que los beneficios para la salud de la circuncisión de varones recién nacidos "justifican el acceso a este procedimiento para las familias que lo elijan".


"No estamos diciendo que tengan que hacerlo", dijo el doctor Andrew Freedman, urólogo pediátrico en el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles, que presidió el grupo de trabajo sobre circuncisión de la AAP.

"Lo que decimos es que si una familia cree que va en el mejor interés del niño, los beneficios son los suficientes como para ayudarles a hacerlo", dijo.

Basándose en una revisión de más de 1.000 artículos científicos, el grupo de trabajo dijo que la circuncisión masculina no parece tener efectos adversos a la función sexual del pene, la sensibilidad o la satisfacción sexual.


La AAP dijo que los padres deberían recibir información neutral sobre el procedimiento y poder tomar la decisión por su cuenta.

Sin embargo, el grupo señaló que es imperativo que los que realizan la circuncisión estén adecuadamente formados, que empleen técnicas estériles y ofrezcan técnicas efectivas de gestionar el dolor.


CRECIENTE DEBATE

La circuncisión, la retirada quirúrgica del prepucio del pene, es una obligación ritual para los bebés judíos, y también una práctica frecuente entre los musulmanes, que suponen la mayor parte de los hombres circuncidados del mundo.

La mayor parte de la población estadounidense asumió la práctica debido a los posible beneficios para la salud, pero esas ventajas se han convertido en objeto de debate. Recientemente se ha planteado prohibir la circuncisión en San Francisco y Alemania.

En Alemania, el debate ha llegado a los tribunales. La semana pasada, un médico no identificado en Alemania presentó cargos contra un rabino por realizar circuncisiones rituales en bebés, dos meses después de que un tribunal de Colonia indignara a judíos y musulmanes al prohibir esta práctica.

En EEUU, las nuevas guías médicas podrían empezar a cambiar la tendencia hacia la circuncisión, que ha empezado a reducirse en los últimos años porque las aseguradoras son reacias a pagar una operación sin una sólida justificación médica.

En al menos 18 estados de EEUU, el programa Medicaid para los pobres ha dejado de pagarlo, una tendencia que algunos médicos temen pueda incrementar los gastos sanitarios del país debido al aumento de infecciones urinarias y de VIH.



POR: REUTERS. / TERRA.COM.AR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin