sábado, 25 de agosto de 2012

JÒVENES MILITANTES, TERROR DE CABEZAS VIEJAS OPRESORAS

CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER DEFENDIO LA MILITANCIA POLITICA JUVENIL.

“La historia la movilizan los jóvenes”

La mandataria dijo sentirse “orgullosa” de la juventud que se dedica a militar. En una clara crítica a Macri, destacó que “afortunadamente miles de jóvenes, pese a los 0800 que les quieren poner, están descubriendo todos los días” la participación política.

No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere.

Cristina Fernández de Kirchner volvió a destacar la labor militante de la juventud en su primera aparición tras dos días sin agenda pública a causa de un cuadro de lipotimia. En medio de la polémica por la persecución del gobierno porteño a la participación política en las escuelas, la Presidenta recordó que “los que protagonizaron la verdadera historia de la emancipación, de las luchas por las libertades, siempre fueron en su gran mayoría muy jóvenes y también, por qué no decirlo, muy humildes”, por lo que dijo sentirse “muy orgullosa” de los “jóvenes que van a pintar escuelas, que van a las cárceles, que van a los barrios, que van a militar con las armas de la democracia, con plena participación, tratando de llevar ideas, convencer, no importa cuál sea la fuerza política a la que pertenezcan”. Fue en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, donde protagonizó el acto en homenaje al Gaucho Rivero, que hace 179 años (se cumplirán el domingo) bajó la bandera inglesa que flameaba en Malvinas y la reemplazó por la nacional.

Se dicen que las nuevas generaciones serán difíciles de gobernar. Así lo espero.

Durante su discurso, CFK trazó varios paralelismos entre los jóvenes que militan hoy en día y Rivero, que cuando llegó a las islas “tenía 20 años, la edad de los sueños, la de los ideales, la de las luchas, la de los hombres y mujeres que son incomprables, porque tienen y viven con ideas”. En ese tono, la mandataria recordó que en su momento el gaucho “fue ocultado y una vez que apareció, que emergió, se lo quiso tildar de bandolero, que había peleado por monedas, cuando en realidad se quedó en las islas veinte años” y destacó que “nadie va a pelear por monedas a un lugar inhóspito” como el archipiélago. La comparación con la labor de La Cámpora en las escuelas, del Vatayón Militante en las cárceles y de otras agrupaciones de juventud quedó sobreentendida, aunque no mencionó por su nombre a ninguna de ellas.

No soy tan joven como para saberlo todo.

Otro efímero reconquistador de las Malvinas también fue protagonista del acto: se trata de Dardo Cabo, el militante peronista que en 1966 secuestró un avión de Aerolíneas Argentinas y lo desvió a las islas, donde también plantó el pabellón argentino, en este caso siete banderas que María Cristina Verrier, la pareja de Cabo, asesinado por la dictadura, le cedió a la Presidenta (ver aparte). Al respecto, Fernández de Kirchner sostuvo que en “la historia de estos argentinos, de Rivero, de Cabo, de Verrier, de los Combatientes de Malvinas, de tantos argentinos, lo notable es que hay una línea común: la juventud” porque “estas cosas no se hacen a los 60 o a los 70 años; estas cosas se hacen a los 20 y no es por locuras de juventud” sino “en los momentos en que afloran sentimientos, pasión, amor a la patria, a sus otros compatriotas”.

La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu.

La Presidenta aprovechó también para criticar al pasar a Mauricio Macri, a quien no mencionó, cuando aseguró que “afortunadamente miles de jóvenes, pese a los 0800 que les quieren poner, están descubriendo todos los días” la participación política. “Es maravilloso que tengamos a miles de jóvenes pintando banderas, a miles de jóvenes pintando escuelas, a chicos trabajando en el territorio con las escuelas, yendo a ver a los chicos, me parece algo tan maravilloso, tan increíble, en lugar de que estén en otros sitios, que merece ser resaltado”, sin que importe “cuál sea la fuerza política a la que pertenezcan”. Y tras insistir en la necesidad de “pasar la posta para las nuevas juventudes” destacó, con humor: “No hay vuelta que darle, las grandes transformaciones, la historia, la movilizan los jóvenes, acá y en todo tiempo de la historia, si uno mira la edad de los líderes, los que pasaban los 30 años eran pocos, así que ustedes ya tienen que estar también mirando para abajo porque vienen por ustedes dentro de poco”.

Por último, destacó que no es solo esa militancia la que molesta de la juventud: “¿Saben qué creo que les molesta a algunos viejos? Los jóvenes. Y ojo que cuando digo viejos no hablo de edad cronológica, porque hay algunos que son muy jóvenes, pero de ‘acá’ deben tener tres siglos, más o menos. No es una cuestión cronológica. La verdad, les molesta que bailen, les molesta que vayan a los boliches, si no van a los boliches adónde van a ir, van a militar, y cuando van a militar también les molesta; no sé qué es lo que quieren. Así que por favor, basta con los jóvenes, déjenlos tranquilos vivir y que hagan su propia experiencia histórica, que la están haciendo en un país muy diferente al que nos tocó vivir a nosotros”.


POR: PAGINA12.COM.AR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin