viernes, 24 de agosto de 2012

TEATRO: AMOR DE TRES. "COCK". LOVE OF THREE

Leo Sbaraglia, Eleonora Wexler y Diego Velázquez, en COCK una comedia sobre un hombre gay que se enamora de una mujer.


En abril de 2011, en la capital mexicana, se estrenó Cock , una pieza del dramaturgo inglés Mike Bartlett. Dos cuestiones resultaron de fuerte interés para el público y la crítica de ese país. Por un lado, estuvo protagonizada por Diego Luna y José María Yazpik, dos destacados intérpretes dentro del campo teatral y cinematográfico en México y, por el otro, la obra muestra una relación homosexual en la que uno de sus miembros se enamora de una mujer y duda acerca de quedarse con él o irse con ella. La obra llega ahora a Buenos Aires para presentarse, a partir de mañana, en el Paseo La Plaza, interpretada por Leonardo Sbaraglia, Diego Velázquez, Eleonora Wexler y Jorge D'Elía, con versión y dirección de Daniel Veronese.

De aquel estreno mexicano participó Sbaraglia. Ilse Salas, intérprete de la pieza, era compañera de filmación de una película y lo invitó a ver la función. Al término de la misma el actor cuenta haber sentido "una sensación de congoja y, al mismo tiempo, de esperanza", y pensó que sería bueno hacerla en Buenos Aires. Sin comentárselo a nadie, ocho meses después, el productor Sebastián Blutrach lo convocó para el proyecto porteño.

"Es una obra que me conmovió porque me parece que habla de todos nosotros, de los seres humanos y de las decisiones -explica Sbaraglia-. De cómo ir encontrándonos con nuestra propia identidad, con nuestros propios deseos, como volver a conquistar el terreno real de lo que deseamos, lo que queremos. Juan, mi personaje, parece haber perdido esa capacidad de registrar lo que quiere. El autor usa la sexualidad como punto de partida, como una metáfora para hablar de la identidad, de crecer, de animarse a tomar las propias decisiones, animarse a ser uno."

Para hablar de Cock , hasta el mismo autor hace hincapié en que el eje de su drama no es la relación homosexual, sino el mundo contradictorio que acosa a Juan y cómo busca en los personajes de la obra: su pareja, la mujer o su padre, develar algo de lo qué le pasa.

"En verdad todos los personajes están peleando por un cuerpo, como si todos estuvieran tratando de encontrar en un pedazo del cuerpo del otro el propio cuerpo. En la obra se impone el territorio físico con todo lo que eso implica: el alma, el deseo, la piel. Es un texto en donde no ves al autor. No da ideas de cómo resolver situaciones, no baja línea. Te permite ver sentimientos, eso es lo que está en juego."

Así como para Leonardo Sbaraglia representar Cock es como un sueño cumplido, para su pareja en la ficción, Diego Velázquez, este proyecto tiene un sabor singular. Es la primera vez que el actor y coreógrafo ( Decidí canción , En el ruido , Estado de ira ) llega a un proyecto comercial. Él dice que esto lo lleva a "cambiar de contexto por un rato y con una obra que está buena, que es contemporánea y que me permite trabajar con gente con la que nunca había trabajado".

Aunque es muy sincero cuando explica: "Entiendo muy bien el discurso de los personajes, creo que el de la obra no es tan claro" y esto en parte se relaciona a como ve el conjunto: "Son cuatro seres desesperados que están dando manotazos de ahogados. Están tratando de agarrarse de alguno de los otros y ninguno tiende la mano. Son cuatro seres que no se quieren quedar solos".

En ese sentido se apoya mucho en su personaje. Un hombre que está a punto de perder a su pareja de siete años y por causa de una mujer. "El está dispuesto a hacer cualquier cosa para no perder el amor de su pareja, incluso la invita a cenar a ella y esa reunión hasta tiene momentos de violencia. En verdad, no quiero complejizarlo mucho más. Seguramente el público verá otras cuestiones en mi personaje, hasta podrán pensar que soy un manipulador, pero para mí lo importante es lo que quiero, quedarme con Juan", explica Velázquez.

Algo notable en el texto de Bartlett es que sólo Juan lleva un nombre, el resto de los personajes están designados como H (la pareja), M (la mujer que pone en crisis la relación homosexual) y P (el padre de Juan). "Es que no importan sus nombres - aclara Sbaraglia- el autor identifica con fuerza al que menos claro tiene quien es."

Por el contrario, el personaje más determinante de Cock parece ser la mujer que compone Eleonora Wexler. Se enamora de ese hombre sin saber en un principio que es gay. Pero está dispuesta a conquistarlo a cualquier precio. "Ella busca el amor -cuenta la actriz-. Ha fracasado en otras relaciones y aquí ve una gran posibilidad. Pelea, se juega hasta las últimas consecuencias y pierde. Lo más interesante es que ella le abrió un mundo a él, algo cambió. A partir de esa relación él no será igual."

Wexler viene interpretando en el teatro una saga de mujeres muy fuertes ( El descenso del monte Morgan, Las descentradas ) de similares características, y eso la asombra y a la vez le resulta muy atractivo. "Le presto el cuerpo a estas mujeres porque, fundamentalmente, me interesa lo que voy a mostrar a través de ellas. Y acá, hermanados en la dirección de Veronese y con una música para contar. Esta es una obra de equipo, es como una cajita de música, si no estamos todos en sintonía, algo no sucede."

Jorge D'Elía viene de protagonizar Los Kaplan y arrastra de un proyecto anterior, Codicia , un rico gustito por ciertos personajes pequeños pero que posibilitan un fuerte lucimiento. Es ahora el caso de este padre que debe componer. Lo leyó desde su costado más fuerte y lo fue develando en mínimos detalles que le resultan muy atractivos.

"Esta pieza es muy dura -cuenta el experimentado actor-. Podríamos decir que es una comedia porque tiene cosas hilarantes, espectaculares, pero a la vez es de una fuerza muy rica. Tiene cosas de Ionesco, de Pinter. Debo confesar que en la primera lectura, yo que soy además autor, no le encontré sustento, pero me metí en la empresa, en el tubo que te lleva a descubrir todas las partes que componen un personaje, hasta el día de hoy que estoy encantado."

D'Elía apunta también sobre cierto perfil gay en el que puede enrolarse el texto. "Si bien la obra trata el tema de la sexualidad como pintura visual -dice-, el tema lo excede. Este padre puede decirle lo mismo a un hijo homosexual o heterosexual. Si cambiás el contexto, no importa, son las mismas palabras, los mismos conceptos, los mismos sentimientos. Habla de cosas muy universales."

Cock comienza su recorrido en la Argentina, después de haberse presentado en diferentes escenarios del mundo. Siempre ha generado verdadero interés.

Trio: Leo Sbaraglia, entre Diego Velázquez y Eleonora Wexler, sus amores de ficción  Foto: LA NACION / Ignacio Coló

ALGUNAS REFERENCIAS SOBRE EL TEATRO GAY

Cock fue escrita por Bartlett durante una residencia del Royal Court de Londres en México, en 2009. El autor vivió en un barrio gay y allí comenzó a descubrir la posible historia de su texto posterior. En una primera aproximación, al título se lo relaciona con una riña de gallos. En este sentido es interesante observar que, para los norteamericanos, cock hace referencia a la palabra pene en su acepción más vulgar; en cambio para los ingleses significa, simplemente, gallo. Ese juego podría verse dentro de un campo obligadamente gay, si nos paramos en ciertos materiales teatrales producidos hace dos décadas por autores como Harvey Fierstein, Terence McNally o Tony Kushner. Eran tiempos en que ciertas banderas debían enarbolarse para marcar posición. Hoy Cock escapa a esas cuestiones y hasta puede leerse como un drama natural en una sociedad donde ciertos prejuicios han comenzado a desaparecer. El conflictivo mundo de Juan puede encontrar resonancias en muchos. Es una historia muy humana y ahí recae el peso de su acción.

UN DESTACADO AUTOR BRITÁNICO

Mike Bartlett es un joven autor nacido en Oxford, Inglaterra, en 1980. Tiene una producción destacada que se ha representado en España, Estados Unidos, Noruega, Suecia y Portugal. La crítica suele relacionarlo con Eugenio Ionesco, Harold Pinter o David Mamet. En 2010 recibió el premio Laurence Olivier por Cock y desde entonces la pieza ha tomado un vuelo tal vez inesperado para el autor. Es un escritor al que podría verse como provocador pero en verdad, si algo de eso puede notarse en su estilo de escritura, su interés pasa por construir personajes con fuertes contradicciones en un contexto social que parecería hostil..

PARA AGENDAR

Cock: dirigida por Daniel Veronese. Teatro: De miércoles a domingos, en el Paseo La Plaza, Corrientes 1660. Buenos Aires. Argentina.


POR: Carlos Pacheco. LANACION.COM.AR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin