miércoles, 12 de septiembre de 2012

HOMBRES: IMPLANTES MUSCULARES. PECTORALES, GLÙTEOS, ABDOMINAL Y OTROS

Implantes musculares, una opción de moda.
Resultados que se pueden obtener al ejercitarse en los gimnasios o inclusive al ser constante en la práctica de algún deporte, son los que, de un tiempo para acá, muchos hombres están logrando al salir del quirófano.

Ya sea por vanidad o por exigencia social, hoy día son más los hombres que se someten a este tipo de cirugías.

Una tendencia marcada y en permanente ascenso. Según estadísticas recientes de la Sociedad Colombiana de Cirujanos Plásticos, cuatro hombres de cada diez mujeres que se someten a una cirugía son los que se atreven a romper los paradigmas de la vanidad dentro de este género.

Aparecen entonces los implantes musculares, que para el público masculino tienen una incidencia clave y hasta obvia, en cuanto a la mejoría de aquellas zonas del cuerpo que la sociedad considera como partes representativas de la silueta del varón: pectorales, abdomen, brazos, pantorrillas y –recientemente- glúteos.

Los implantes pectorales –por ejemplo-, fabricados a base de silicona médica, los cuales son colocados detrás de los músculos pectorales naturales, dan un aspecto de mayor proyección y de apariencia tonificada, tal como si se trabajaran dichos músculos en un gimnasio.


Con relación a la lipoescultura a nivel abdominal y la cirugía glútea, los hombres también están siendo un poco más abiertos con el tema.

“La famosa ‘barriguita cervecera’ y la falta de glúteos prominentes en el hombre, para muchos es algo normal. Pero la imagen masculina del siglo XXI exige en ciertos casos aumentar los glúteos y eliminar esa grasa de sobra en las zonas intrabdominal y perviceral, este último caso, con procedimientos que obligatoriamente deben ir acompañados de una dieta adecuada y de rutinas guiadas de ejercicios, pues los resultados que se obtienen en el quirófano deben cuidarse con el tiempo, como en todo proceso quirúrgico”, aseguró el doctor Hugo Mejía, médico miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, quien a la fecha ha tenido más de una docena de pacientes hombres, que asisten a su consultorio en busca de optimizar las zonas mencionadas en líneas anteriores.


“La apariencia física -imprescindible y con gran demanda en la mayoría de medios laborales y sociales- sugestiona no solo a las mujeres, sino también a los hombres a verse bien. Someterse a un proceso de cirugía plástica y estética en varios países es tan común como asistir a un gimnasio o seguir una dieta. Como dato curioso, recuerdo que tuve un paciente que fue nombrado gerente de una compañía multinacional y lo primero que esa empresa le sugirió al entrar a trabajar, fue que mejorara el aspecto de sus párpados y que adelgazara un poco más porque, entre sus labores, debía visitar clientes en dependencias directivas y gestionar convenios, para lo cual la buena apariencia física es fundamental”, agregó el doctor Mejía.

Otra intervención quirúrgica que está muy de moda es la conocida con el nombre de lifting facial volumétrico, asistido por video-endoscopia.

“Un procedimiento mínimamente invasivo en el que la cicatrización no es evidente: se logra un avanzado y efectivo rejuvenecimiento facial sin hinchazón. A esta intervención se le conoce también como weekend surgery (cirugía de fin de semana), pues al llegar el lunes, los pacientes pueden volver tranquilamente a sus actividades cotidianas”, concluyó el doctor Mejía.

Habla el experto

“Los riesgos se miden de acuerdo a la edad del paciente y con la presencia o ausencia de algunas enfermedades sistémicas. No es lo mismo, por ejemplo, operar a un hombre con diabetes, a uno que no tenga. Con relación al sangrado y a la inflamación normal que surge por la intervención, en estos momentos se trabaja para minimizar dichos aspectos, pues las incisiones que se hacen en estos procesos quirúrgicos son cada vez de menor tamaño”.

Dr. Hugo Mejía. Cirujano plástico


Lipoplastia del contorno corporal
La ‘barriguita cervecera’ puede eliminarse con este procedimiento

Antes
El proceso de marcación sirve para orientar el trabajo del cirujano, para que este actúe en las zona especificas.

Después
Una semana después de la cirugía se puede ver la mejoría en la reducción de grasa localizada, frontal y lateral.

 
POR: Rafael Escobar Saumet. ELHERALDO.CO
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin