viernes, 21 de septiembre de 2012

JAMAICA: UNO DE LOS PAÌSES MÀS HOMOFÒBICOS DEL MUNDO

Jamaica es el país más peligroso del mundo para homosexuales.

¿Odio a los homosexuales? Tal parece que bajo este panorama viven aquellas personas con las mismas preferencias sexuales en el país caribeño, que más allá del turismo, playas y reggae, también es conocido por sus prácticas homofóbicas.


Los homosexuales, bisexuales y transexuales de este país afrontan día a día un alto grado de oposición social, violencia y sanciones legales.

De acuerdo a investigaciones, Jamaica es en gran medida el lugar más peligroso para las minorías sexuales. Las víctimas sufren en muchas ocasiones ataques alentados por una cultura popular que idolatra a los cantantes de reggae y dancehall, cuyas letras llaman a la quema y asesinato de gays.

Por ejemplo en una canción del cantante Beenie Man dice lo siguiente: 'Soy un sueño de la nueva Jamaica, ven y ejecuta a todos los gays'.

Esta situación se ha echo eco a nivel mundial. De hecho algunas voces internacionales, como el Parlamento Europeo, se han alzado contra lo que ellos ven como homofobia jamaiquina. El 12 de abril de 2006, la revista Time difundió un artículo titulado '¿El lugar más homofóbico del mundo?'.

Amnistía Internacional señala que la comunidad gay jamaiquina afronta un prejuicio extremo, y que los homosexuales, o los que son sospechosos de serlo, son víctimas frecuentes de tratamiento como enfermos, acoso policial y hasta de tortura.

Algunas veces nos admiramos de las leyes estrictas y castrantes como la Ley Sharia en Medio Oriente, pero aquí en Jamaica el artículo 76 de la Ley de Delitos contra la Persona prohíbe 'el abominable crimen de la sodomía (sexo anal)', con penas que ascienden hasta los diez años en prisión con obligación de realizar trabajos forzados. O bien, el artículo 77 estipula condenas de hasta siete años en prisión por 'intento de sodomía'.


Otra de sus leyes prohíbe 'cualquier acto de escándalo público' entre hombres, ya sea en público o en privado, con condenas de hasta dos años de cárcel, con o sin trabajos forzados.

Estas personas -que su único pecado es ser homosexual- han sido víctimas de la violencia. De acuerdo con el Observatorio de los Derechos Humanos la 'violencia física y verbal, que pasó de las palizas a brutales ataques armados con el fin del asesinato, es generalizada. Para muchos, no hay ningún remanso de paz para los abusos.

Uno de los crímenes más comentados se registró en el 2009, cuando John Terry, el cónsul honorario británico en el área de Montego Bay, quien tenía 65 años, separado y con dos hijos, fue encontrado asesinado en su vivienda. En el lugar fue hallada una nota que lo calificaba de 'batty man', que quiere decir 'maricón' en el dialecto local.

¿Y los políticos qué dicen? Los principales partidos políticos del país se muestran apáticos y sin apoyo ante esta problemática. Como lo demuestra el Partido Nacional del Pueblo, el cual afirma que la homofobia no es un problema serio y que los derechos de los homosexuales van en contra de los valores sociales conservadores del pueblo jamaiquino.

Sin embargo, en diciembre del 2011, la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller, manifestó que el gobierno debería proteger a las personas contra la discriminación sobre la base de su orientación sexual, y que había que revisar las leyes que penalizan los actos sexuales entre gays.



POR: AFP  / TERRA.COM.PE
ARREGLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin