sábado, 15 de septiembre de 2012

PAREJA GAY PODRÀN INSCRIBIR A SUS HIJOS SIN CASARSE

Santa Fe es la primera provincia en poner en práctica esta medida. Se suprimirá de los documentos toda referencia que distinga si los padres son o no del mismo sexo.

IMÀGEN SOLO ILUSTRATIVA

Esta provincia será la primera del país donde las parejas del mismo sexo podrán inscribir a sus hijos en el Registro Civil con independencia de si están casadas o no y sin necesidad de realizar otro trámite.

La medida, que fue firmada el miércoles último por el ministro de Justicia y Derechos Humanos santafesino, Juan Lewis, suprimirá de los documentos oficiales cualquier referencia que distinga entre progenitores del mismo o de distinto sexo.

El titular de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, Esteban Paulón, celebró la medida y resaltó que tanto esa entidad como la asociación civil Vox militaron a favor del cambio, que convierte a Santa Fe en la primera provincia en reconocer administrativamente ese derecho.

El ministro Lewis, de acuerdo con lo señalado por el diario La Capital de esta ciudad, instruyó a la Dirección del Registro Civil para que admita e inscriba a todos los niños cuyos progenitores y progenitoras sean del mismo sexo, en el marco de la ley Nº26.618 de matrimonio igualitario, pero con prescindencia de su estado civil.

La resolución recomienda al Registro “que suprima de los formularios, inscripciones, partidas y demás documentos oficiales toda referencia que pueda resultar una distinción entre solicitantes del mismo o diverso sexo, generando procesos de identificación y discriminación contrarios al principio de igualdad”.

La normativa surgió a partir de un dictamen de la Secretaría de Derechos Humanos y con la participación de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes de la provincia.

Según lo señalado, en sus fundamentos la resolución provincial dice: “Atendiendo al espíritu de la ley de matrimonio igualitario, los tratados de derechos humanos y los principios de igualdad y no discriminación, corresponde equiparar plenamente los derechos de niños y niñas, a fin de que reciban igual reconocimiento y protección por el Estado, con independencia del estado civil de sus madres y padres, así como el sexo de los mismos”.

El planteo reconoce que es deber del Estado atender el interés superior de los chicos, lo que incluye el respeto a su identidad, a su familia y a su forma de vida.



POR: DIARIOUNO.COM.AR
ARREGLO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin