viernes, 26 de octubre de 2012

EEUU: BARACK OBAMA EN LA RECTA FINAL CON LA MIRADA EN HOMOSEXUALES Y MUJERES

Barack Obama ratificó apoyo a las bodas gay y Romney evitó hablar sobre el aborto. El presidente de EEUU defendió los referendos sobre matrimonio gay. Su rival esquivó tres preguntas sobre el candidato que tildó de “obra de Dios” al embarazo por violación.


Son dos temas polémicos y en boga en el resto de América. A su vez, homosexuales y mujeres son dos segmentos de votantes a los que apunta el presidente de los EEUU, Barack Obama, y sobre los que domina en los sondeos.  Y este jueves se colaron con fuerza en la campaña.

Por un lado, el mandatario manifestó su apoyo a los referendos en los estados de Maine, Maryland y Washington que legalizarían el matrimonio entre personas del mismo sexo. Serán el 6 de noviembre, junto a las elecciones presidenciales. Y aunque Obama expresó en mayo su aprobación general a las bodas gay, no había ofrecido previamente endosos específicos a las tres consultas. Se espera que el resultado sea reñido, aunque las encuestan han dado hasta ahora una ventaja marginal por el “sí”.

Si cualquiera de las medidas son aprobadas, sería la primera ocasión que un estado legaliza los matrimonios homosexuales a través de un voto popular. Hasta ahora, todos los 32 estados que han votado sobre la materia la han repelido, mientras que los seis estados que los han legalizado lo hicieron a través de legislación u orden de corte.

Romney esquivó las preguntas

Obama, tratando de apuntalar su apoyo entre las mujeres, aumentó la presión el jueves sobre su rival Mitt Romney para que rompa cualquier lazo con un candidato a senador republicano Richard Mourdock, quien dijo que los embarazos derivados de una violación son "por obra de Dios".

Pero Romney ignoró el emotivo tema social y mantuvo un tono optimista en su campaña de gira por Ohio. Desde la mañana, los periodistas aprovecharon los raros momentos de proximidad con el candidato para preguntarle si iba a retirar su publicidad de apoyo a Mourdock, miembro del ultraconservador Tea Party.

En un restaurante de Cincinnati, Romney ignoró la pregunta de un cornista, continuando su camino hacia la caja. Una segunda consulta sobre el tema, minutos después, se quedó igualmente sin respuesta.

Tras dos horas de autobús, Romney visitó una fábrica. Otro periodista aprovechó entonces para hacerle "la" pregunta. El candidato giró los talones y se dispuso para pronunciar el segundo discurso del día. El único tema en cuestión fue la economía.


POR: AGENCIA AFP / AP / INFOBAE.COM
ARREGLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin