lunes, 1 de octubre de 2012

RICHARD TISEI: OTRA MOSCA EN LA SOPA DEL PARTIDO REPUBLICANO

Un republicano gay y pro aborto.
Wakefield. Richard Tisei realiza una campaña muy competitiva para el Congreso, la cual podría darle a los republicanos su escaño en la Cámara por primera vez en 16 años, en Massachusetts. Y si Mitt Romney necesita aferrarse a algo, aquí es el lugar.


Sin embargo, el gay y pro aborto Tisei, un exlegislador estatal que ayudó a Romney a garantizar algunas de sus victorias más importantes como gobernador de Massachusetts, no es exactamente el típico rostro del Partido Republicano. Y con el exgobernador detrás del presidente Obama por cerca de 20 puntos porcentuales en Massachusetts, Tisei mantiene su distancia.

“Mi filosofía es que soy un republicano que vive y deja vivir. Mi filosofía es que el gobierno no debe de meterse contigo, ni con tu cartera ni en tu dormitorio”, afirmó Tisei.

Éste es otro ejemplo de la dificultad que Romney ha tenido en construir una coalición política efectiva, la que para un exgobernador, debería incluir a los legisladores de su estado.

Pero Tisei, que sirvió en la legislatura 26 años, también trata de hacer historia como el primer republicano abiertamente gay en ganar un escaño en el Congreso.

La plataforma republicana se opone a los matrimonios homosexuales y, de aprobarse como ley federal, impediría que Tisei se casara con su pareja de mucho tiempo, Bernie Starr. Sin embargo, la ley de Massachusetts, permite las bodas gay y Tisei y Starr, pueden casarse después de la jornada electoral.


La candidatura de Tisei ha obtenido el apoyo de todos los líderes republicanos de la Cámara, incluido un cheque por 5,000 dólares por parte del PAC de la campaña del candidato a la Vicepresidencia, el representante por Wisconsin, Paul Ryan.

Y la perspectiva de lograr un escaño por Massachusetts le ha ganado el apoyo conservador afuera del estado.

Las encuestas muestran una reñida carrera contra el titular demócrata, John F. Tierney. Pero Tierney se encuentra en un territorio peligroso. Algunos de sus problemas se pueden conectar a las publicitadas acusaciones en contra de sus cuñados por estar dentro de una red de apuestas. Hace dos años, su esposa se declaró culpable de “ceguera voluntaria” en la supervisión de las finanzas de dicha operación, valuada en 1 millón de dólares al año, la cual el congresista Tierney afirmó creer que se trataba de un negocio legal. Uno de sus cuñados es un fugitivo en Antigua.


POR: Paul Kane / The Washington Post / ELECONOMISTA.COM.MX
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin