miércoles, 17 de octubre de 2012

RUGBY TIME DE POXYCLUB. VIDEO NUEVO Y ESCÀNDALO

Escándalo en el rugby por un video de amor gay. Mentes ovaladas
La banda Poxyclub subió a YouTube una parodia de una relación homosexual entre rugbiers y desató la polémica: amenazas de golpizas y juicios, insultos y pedido de retractaciones. Homofobia sin sentido del humor.


En mayo de 2011, la banda Poxyclub colgó en YouTube su primer video, “Tengo Zapas DC”, en el que parodiaba el estilo de vida de los chicos chetos de zona norte: camionetas 4x4 con stickers de Ipod, tuits intrascendentes a través del Blackberry y pasos de reggaetón para ser “de verdad”. Además de la marca de ropa en el título, el video muestra las marquesinas de todos los locales típicos del Bajo de Libertador, de Persicco a Harley Davidson. Nombra a los “chicos del SIC” y a los del Náutico (de San Isidro) y les atribuye como costumbres “patotear a algún freak” y como idea, “los gronchos son lo peor”.

El tema fue un éxito del boca a boca cibernético y hoy acumula más de 200 mil vistas. Nadie se sintió ofendido.

Fast forward al 29 de septiembre de 2011. La banda –dos veinteañeros de zona norte que conocen el paño y saben reírse de los estereotipos–, que con menos de una decena de videos realizados de manera artesanal supera los dos millones de vistas, cuelga su última creación. “Rugby Time” es la historia de un triángulo de amor gay entre rugbiers, con un ritmo dance y escenas y frases zarpadas al estilo de Peter Capusotto o cualquier otro humorista que usted se imagine. “Bulto, bulto, bulto / el entrenador no sabrá de nuestro roce oculto”, se escucha mientras los jugadores se admiran los músculos con miradas lascivas y pasan a la acción. En cuestión de días, el video desató un escándalo: primero fue calificado como prohibido para menores de 18 por YouTube a raíz de varios señalamientos, aunque está muy lejos del sexo explícito. Y después, lo inesperado: miembros de la comisión directiva de Alumni y Deportiva Francesa se comunicaron con allegados a la banda amenazando con iniciar acciones legales si el video seguía online. También hubo llamados de un abogado de la Unión Argentina de Rugby. 


Mientras tanto, arreciaron los insultos y amenazas entre los comentarios en YouTube y al Twitter de la banda. “La concha de su madre ojalá los agarre uno solo de la 1ª de Alumni y van a ver cuando los caguen a palos por giles”, escribió Jalyjaly 100. “Soy fan de ellos pero acá sí se pasaron de homosexualidad, no sé si lo vuelva a ver”, opinó Chunificationify.

“El nuevo video de Poxyclub me da asco, es un insulto al rugby”, dijo Gonchi Ochoa y Juankraz123 coincidió: “Qué salames de mierda, encima se ponen la camiseta de mi equipo, está para cagarlos a piñas”.

Sus integrantes empezaron a recibir llamadas anónimas en las que les prometían mandarlos al hospital.

Dos días después, el 2 de octubre y ante el revuelo provocado en el ambiente del rugby, la banda, que se maneja de forma independiente, bajó el video de su cuenta, pero sus seguidores lo viralizaron. En una de esas repetidoras lleva casi 80.000 reproducciones.

El presidente de Deportiva Francesa, Juan I. Blanco, consideró que “Rugby Time” es “una falta de respeto, pasaron una barrera que no tendrían que haber pasado. La creatividad que tiene hoy la juventud lamentablemente no la tiene en experiencia y realmente se creen que significa llevarse el mundo por delante. El mensaje es creativo. El tema es que se confunden y tomaron atribuciones que no les correspondían. No nos molestó la homosexualidad en el rugby, si todos nos reímos de nosotros mismos, lo que molestó fue la no autorización formal de la institución para filmar en el lugar y con esa camiseta, que no es neutra sino de un club amigo”, dijo en relación a Alumni. “Lo más grave es que hay esponsors y usaron la cancha principal del club”, agregó. Finalmente, aseguró que nadie pidió la censura del video” y que “el tema ya está cerrado con Poxy y con Alumni”.


El presidente de la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), Esteban Paulón, dijo que “hasta ahora no se concretó la famosa denuncia pero es cierto que hubo una amenaza en relación a la posibilidad de realizarla de parte de tres clubes y de la UAR. Nos parece grave: hay una presunción de que hablar de la diversidad sexual en cualquier ámbito fuera injuriante. Pero el video no habla de nadie en particular. Cuenta una historia de amor y sexo entre rugbiers, no es demérito al rugby como colectivo ni a la hombría de alguien. Ellos aplican sus preconceptos y prejuicios frente a la diversidad, por eso se sienten injuriados. Pero es como si el sindicato de prensa hubiera salido a denunciar a Sebastián Ortega cuando hizo Los Exitosos Pells porque aparecían periodistas gays”.

Poxyclub siempre se caracterizó por filmar en las locaciones que describen sus letras. Una historia sobre los últimos floggers se registró en el Abasto, el rap sobre la vida de country en un barrio privado, la parodia del estudiante de administración de empresas cerca de la UCA en Puerto Madero y “Quiero ser Tinelli”, en el edificio Le Parc donde vive el conductor. Ahora utilizaron las instalaciones del club de Pilar pero cuidándose de no mostrar ningún nombre ni bandera. Por otro lado, la camiseta a rayas horizontales blancas y rojas que todos atribuyen a Alumni también es usada por el Jockey Club de Córdoba y clubes del extranjero.


Consultado sobre una posible demanda judicial, Andrés Gil Domínguez, profesor de derecho constitucional de la UBA, consideró que “más allá de los colores que se pueden utilizar, no hubo ninguna identificación con el signo o marca del club. A ellos los dejaron filmar y no les impusieron ninguna condición, no les hicieron firmar nada, entonces les dieron libertad para filmar. Así que no hay un fundamento legalmente válido. El trasfondo es una ideología homofóbica: los jugadores de rugby son tan machos que no pueden ser gays y decirlo o sugerirlo es ofensivo o disvalioso”, dijo.

Consultada por Veintitrés, la banda respondió con un comunicado: “Ya explicamos que el video no tenía por objetivo ofender a nadie. Nuestros abogados nos recomendaron no decir nada más al respecto”. Veintitrés se comunicó con Alumni pero no obtuvo respuesta sobre el tema.

Por otro lado, el club Newman les pidió explicaciones a dos de sus jugadores que participaron del video como extras. Los dirigentes reaccionaron como algunos hinchas de fútbol y las barras bravas, que toman la homosexualidad como un insulto. Como dice Paulón, “el insulto más común desde la hinchada, y de los propios competidores al desacreditar al otro, es ir por el lado de la orientación sexual. ‘Puto, maricón’ son los insultos más utilizados en el deporte. Los clubes tendrían que preguntarse cómo hacen para que la gente pueda vivir abiertamente su orientación sexual sin miedo a la discriminación y la represalia, antes que preocuparse por un video que dice que puede haber rugbiers homosexuales –que los habrá– y pensar que eso le quita prestigio a un deporte”.


El psicoanalista Esteban Colombo opinó que “es sabido que en el deporte los hinchas, el público y algunos deportistas suelen usar frases de contenidos sexuales con cierta significación homofóbica. En deportes de contacto como el rugby hay un gran componente de libido sexual puesta en juego: basta con ver el scrum por ejemplo... estas pulsiones se liberan o canalizan en la acción”. ¿Habrá visto el licenciado la escena de “Rugby Time” donde cantan “me paqueteaste en el scrum / pero después me dejaste en el primer round”? En cualquier caso, el video cosechó el apoyo de algunas mentes más abiertas, que dijeron que la historia les divertía y no se sentían ofendidos. Belisario Agulla, ex jugador de Hindú, escribió en su cuenta de Twitter que el video “me parece muy divertido y las amenazas son patéticas pero su respuesta a ellas también es una boludez… basta con ver sus otros videos para darse cuenta de que son con buena onda”. Como se ve, no todos tienen mentes ovaladas.


VIDEO. RUGBY TIME




POR: Martín Mazzini.  VEINTITRES.INFONEWS.COM
Informe: Leandro Filozof
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin