sábado, 17 de noviembre de 2012

CUBA: ADELA, HISTORIAS DE VIDA Y LUCHA

Un travesti que sufrió prisión por homosexual es delegado del Poder Popular en Caibarién. 'Mi obstinación es a prueba de bombas', dice José Agustín Hernández González, más conocido como Adela, quien ha sido presidente de su CDR durante 28 años.


José Agustín Hernández González, más conocido como Adela, y a quien el régimen encarceló en los años ochenta por homosexual, es actualmente el delegado de la Circunscripción 5 del Poder Popular en Caibarién, Villa Clara.

"Todo el que vino a votar ha pasado por mi casita a preguntar por mi verdadero nombre", dijo el pasado octubre, día de las elecciones para delegados del Poder Popular, Hernández González, enfermero especializado en electrocardiogramas del Hospital General María Escobar Laredo.

"No me conocen sino como Adela, la enfermera. Como en la foto promocional de las urnas estoy vestido con pulóver oscuro de varón, sin maquillajes ni brillos pues no se permiten transformismos ni ostentaciones, no atinan a reconocerme. Yo creo que soy en realidad ésta que ves, no aquel travestido que ha tenido que posar para la foto", añadió en una extensa entrevista realizada por Pedro Manuel González Reinoso y publicada por la Red Observatorio Crítico.

Hernández González, presidente de su CDR por casi tres décadas, se enfrentó a otros dos candidatos, militantes del Partido Comunista, y ganó en segunda vuelta, con casi cien votos de diferencia.

"La única aspirante a hembra, primero que todo, soy yo. Lo que pasa es que ya llevo 28 años al frente de este ingobernable CDR, como presidenta, y eso lo marca a una, aunque no quiera. La hace famosa en la resistencia. A muchos les resulta inexplicable mi perseverancia en el cargo, por tantos años defendiendo lo que otros consideran indefendible. Mi obstinación es a prueba de bombas", dijo.

"Mi misión es escuchar al vecindario. No importa lo que digan, ni porqué se fajen (…) Ya en la asamblea de elecciones les advertí previamente a todos los que me propusieron, que no voy a dar falsas expectativas con el mandato (…) no acarrearé respuestas triviales como para salir del paso a mis votantes, voy a traer aquí a los implicados mismos para que den la réplica (insatisfactoria o no) a los electores, para que expliquen la impotencia que les toque en resolver las necesidades crecientes de este sector poblacional, como todos los sectores, y si ello no es posible, entonces renunciaré en el acto, si no renuncian ellos", advirtió.

"Estoy cansada de ver como nos pelotean de un lado a otro cuando no tienen soluciones que ofrecer. Ha sido demasiado el tiempo invertido, más el derrochado, en el imperdonable malgaste. No hay más vuelta atrás. Y la esperanza puede llegar a tener coto", agregó.

En prisión por homosexual

Hernández González, de 48 años, quien vive en una barriada humilde y sin servicios básicos, describió en la entrevista una infancia y una adolescencia difíciles debido a la intolerancia de su padre, que incluso colaboró por con la Policía para que lo encarcelara.

"Le dije entonces al guardia que me acompañó a la celda: 'si salir de este calabozo significa cumplir con la promesa a ese energúmeno que está allá afuera esperando a que me arrepienta de ser la loca que soy, ¡pues que me echen cadena perpetua!'", recordó el ahora delegado, quien cumplió dos años de prisión bajo la acusación de "peligrosidad", aún vigente en el Código Penal cubano.

"Toda mi vida he sido una mujer de pensamiento y acciones ligadas, atrapada cruelmente en este cuerpito de varón que no pedí", dijo.

En los años noventa, Hernández González trabajó en espectáculos de travestis.

"El trato con el paciente no es igual al trato con el que se divierte en un show de cabaré. (…) El dinero de unos y de otros distaba mucho de satisfacerme o de igualarse. Ganaba más travestida, y los visitantes foráneos o nacionales me llenaban de dádivas y promesas. En el medio de salud, una se acostumbra a la sonrisa agradecida del familiar y a la del propio enfermo. Pero hasta ahí, no nos está permitido aceptar presentes ni sobornos por un servicio 'mejorado' con ninguna intención", dijo.

"Todos sabemos que los salarios en el país son simbólicos, no alcanzan ni para reformar este rancho en el que vivo, que ya un par de veces se ha venido abajo, destrozado por la lluvia y el viento de nortes y ciclones. Apenas si nos alcanza con lo que ganamos para mal alimentarnos", agregó.



118 donaciones de sangre

En su largo período como presidente del CDR, Hernández González ha realizado 118 donaciones voluntarias de sangre. Según relató en la entrevista, su propósito era llegar a las 120, pero una orden ministerial se lo impidió.

"El director del Banco de Sangre del Hospital donde trabajo, el Dr. Pedro Julio nosequé, epidemiólogo él famoso e instruido, me informó (…) de una resolución misteriosa del Ministro del ramo que prescindiría en lo adelante, y hasta hoy, de las donaciones anónimas, si los voluntarios eran, o se especulaba fueran, seres homosexuales", señaló.

"Pregunté por la resolución esgrimida y sus argumentos (…) no obtuve respuesta. (…) No entiendo ni entenderé jamás porqué mi sangre sigue siendo hoy más peligrosa, volátil o abaratada, que la del resto del grupo humano que me rodea, y con el que convivo saludablemente. Esa es (fue) una excepcional demostración de homofobia sin ningún serio fundamento. Un acto aborrecible e inexplicado", criticó.

Aseguró que se quejó ante el entonces secretario del Partido Comunista en Caibarién, Víctor Ramos, quien se comprometió a tratar el tema con el secretario Provincial del PCC en Villa Clara en aquel momento, Miguel Díaz Canel.

"Jamás lo hizo, y si así fuera (…) nunca se me brindó una explicación al respecto", denunció.

En cuanto a la etapa que comienza como delegado del Poder Popular, afirmó que es "un reto y un gran desafío".

"No me concurre otro respaldo que el del populacho, mis enfermos sanados o agradecidos, mis amistades incondicionales (muchas veces peligrosas) y mis pobres votantes, que me adoran, como yo a ellos, para batirme sin resquemores por el bienestar futuro y la reciprocidad inclusiva, sin excepciones", dijo.


POR: DIARIODECUBA.COM
FOTOGRÀFIAS: Alejandro Ernesto / AGENCIA EFE
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin