jueves, 15 de noviembre de 2012

LA CIUDAD DE MENDOZA PROHÌBE CABARETS Y PROSTÌBULOS. SIN CLIENTES NO HAY TRATA

La Ciudad de Mendoza aprobó la prohibición de cabarets y prostíbulos. Hasta los cabarets deberán cerrar sus puertas. La ordenanza apunta a combatir el negocio ilegal de explotación a través de la prostitución y la trata de personas. Las residenciales, en la mira.


Si hay un lugar del Gran Mendoza en donde la oferta de servicios sexuales abunda en cantidad, calidad y variedad, tanto de curso legal como al margen de la ley, ese es el departamento Ciudad.

Sin embargo esta actividad que mueve a diario cientos de miles de pesos tiene fecha de defunción.

Este martes, el Concejo Deliberante de Ciudad aprobó por 11 votos a favor y una abstención –tiene 12 miembros en total– la prohibición plena de la oferta de servicios sexuales de cualquier tipo, tanto de contacto como de exhibición en los límites de la capital provincial.

Ni los cabarets, únicos autorizados a funcionar bajo la denominación “locales bailables clase A”, quedarán en pie con esta nueva ordenanza que la semana que viene quedará promulgada por el Ejecutivo municipal.

En diálogo con Diario UNO, el concejal radical Rodolfo Suárez explicó que “esta es una iniciativa del intendente Víctor Fayad, que busca quedar a tono con las leyes nacionales e internacionales que combaten la trata de personas”.

Por eso el edil aclaró de entrada que “la ordenanza no es contra las personas que ejercen la prostitución sino contra aquellos que se benefician y lucran a través de ellas”.

Suárez indicó que “la ley nacional de trata de personas Nº26.364 ha ido evolucionado al punto que hoy se entiende como trata todo individuo que esté sometido a una violencia física, psicológica y al aprovechamiento por parte de terceros de su condición social y económica para obligarlos a ejercer la prostitución”.

Alcanza a toda la actividad

Oficialmente la ordenanza prohíbe el “alterne”, que según Suárez significa “todo lugar abierto al público en donde se realicen, promocionen o de cualquier modo se faciliten actos de prostitución u oferta sexual, cualquiera sea su tipo o lugar”.

El edil manifestó que “esto es bastante abarcativo y no sólo incluye a los cabarets sino que además estamos apuntando a las residenciales donde se realizan estas prestaciones bajo la pantalla de un lugar de alojamiento”.

Al respecto destacó que “hay todo un circuito en la oferta de prostitución callejera que luego presta el servicio en una residencial, y no es cualquiera. Al contrario, los dueños de esas “residenciales” regentean a esas mujeres que se prostituyen”.

Suárez calculó que “en la Segunda, Tercera y Cuarta Sección de Ciudad hay como mínimo una veintena de residenciales de ese tipo funcionando”.

Y recalcó que a diferencia de los cabarets, no están autorizadas a prestar esos servicios como tampoco los saunas ni otros lugares privados.

Un gran desafío para los inspectores y preventores del Municipio a la hora de salir a aplicar la ley será poder dar con las decenas de departamentos que hay en los edificios de Capital, en los que bajo la apariencia de un domicilio hogareño hay hombres o mujeres prestando servicios sexuales.



POR: Alejandro Gamero / DIARIOUNO.COM.AR
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin