viernes, 30 de noviembre de 2012

VIH, AVANCES PARA CONTROLAR LA EPIDEMIA

"Estamos por primera vez ante la posibilidad de controlar la epidemia" El infectólogo argentino Pedro Cahn aseguró que por "primera vez" en la historia del VIH se está ante la posibilidad de controlar la epidemia "ya que se comprobó que el tratamiento no sólo es beneficioso para el paciente sino para la comunidad", debido a que disminuye drásticamente la transmisión del virus.


Cahn, jefe de infectología del Hospital Fernández y presidente de la Fundación Huésped, señaló en diálogo con Télam que para que esta meta se cumpla "hay que expandir el testeo y el tratamiento" aunque advirtió que cumplir con este objetivo "no es algo exclusivo de los médicos ni de la ciencia".

"Desde el punto de vista social tenemos que terminar con el estigma y la discriminación, porque si yo sé que si me detectan VIH voy a ser marginado, entonces no voy a querer enterarme y por tanto no me voy a realizar el testeo", apuntó el especialista, en el marco de la celebración del Día Mundial del Sida, que se observa mañana, 1 de diciembre.

En referencia al sistema de salud, el especialista advirtió que "tenemos dos caras porque, por un lado, en el hospital público atendemos amablemente a todos los que se nos acercan, pero por el otro los centros de salud no salen a la calle, no van a buscar los pacientes".


El "tratamiento como prevención", o el "tratamiento 2.0" como se lo denomina, es la estrategia de abordaje que se convirtió en el tema central de la Conferencia de Sida que se realizó en julio pasado en Washington, cuyo pionero fue el investigador argentino radicado en Canadá, Julio Montaner.

Montaner, quien además fue uno de los creadores del tratamiento con drogas combinadas que permitió que el sida se convirtiera de una enfermedad mortal en una crónica, comenzó a trabajar en la idea de que una persona en adecuado tratamiento no transmitía el virus en 1999.

En 2011, a los datos que venía acumulando el investigador se sumó un estudio "randomizado" realizado en Estados Unidos que demostró que el tratamiento disminuye la transmisión por arriba del 96 por ciento.


"La posibilidad real de terminar la epidemia ya existe, y esto es sin la vacuna y sin la cura -expresó a Télam Montaner durante su paso por Argentina en octubre donde asistió a un Simposio organizado por Huésped- ahora resta hacerlo, lo que no es fácil".

Cahn refirió que existen otras investigaciones sobre la cual trabajan los científicos que buscan "la cura": "Es la primera vez que se plantea este objetivo, pero su desarrollo puede llevar décadas, por eso hay que ser muy cuidadoso en cómo se comunica".

“Cuando una persona se infecta el virus comienza a reproducirse en la sangre. Al recibir el tratamiento lo que se hace es controlar esa reproducción pero el virus se aloja en células que funcionan como reservorios”, detalló.

Esto hace que el virus permanezca latente y que la persona tenga que tomar tratamiento de por vida. "Lo que intentan estas nuevas investigaciones es `exprimir` esas células que actúan como reservorio y cuando el virus sale, atacarlo”, aclaró.


El especialista apuntó que “también existe otra línea que apunta a operar sobre el sistema inmunológico de manera tal de que en un momento no sea más necesario el tratamiento”.

"Más allá de que se requiere de una transformación social existe la necesidad del compromiso por parte de los grupos de poder mundial -advirtió Cahn- para la meta de tener 15 millones de personas bajo tratamiento para 2015 se necesitan al menos 25 millones de dólares, que es mucho para uno pero que es una cifra muy menor a la que se han utilizado a nivel mundial para salvar bancos".

A más de tres décadas del surgimiento de la epidemia, el especialista evaluó que "el VIH puso de manifiesto la gran capacidad de respuesta de las comunidades, tanto la científica, como la de los pacientes y de la sociedad en general para presionar a los Estados, a los laboratorios y a los grupos económicos".

"Pero -añadió- también sacó a la luz lo peor de la discriminación, la estigmatización de las que somos capaces, así como puso en evidencia las desigualdades en el acceso a la salud y a una buena calidad de vida".

Y concluyó que "por eso desde Huésped estamos impulsando la campaña `Yo también`, para que todos comprendamos que la lucha contra el VIH no la puede hacer sólo la comunidad científica, sino que todos estamos involucrados en actitudes como hacernos el test, no discriminar, usar preservativo y frenar la violencia".


POR: TELAM.COM.AR
ARREGLOS ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin