viernes, 7 de diciembre de 2012

EEUU: SEPARACIÒN IGLESIA DE ESTADO ASI LO PIDE UN ALCALDE

Pedro E. Segarra Alcalde gay de Hartford defiende separación de iglesia y estado. Dijo que ambos deben logra un balance.


El alcalde de la ciudad estadounidense de Hartford, Connecticut, Pedro E. Segarra, reconoció ayer, que la escasa legislación para garantizar los derechos de los miembros de la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Transgénero (LGBTT) en Puerto Rico tiene mucho que ver con la influencia que han logrado ejercer las organizaciones religiosas en los asuntos del Estado.

Luego de participar de una degustación de vino, por invitación del Centro Comunitario LGBTT en Hato Rey, Segarra, el único alcalde puertorriqueño abiertamente gay en la nación norteamericana, les recordó a los líderes políticos que la Constitución de Estados Unidos garantiza que el gobierno y las iglesias son instituciones separadas, y que ninguna debe regir a la otra.

“Yo acepto la realidad de que en Puerto Rico, grupos religiosos quieren dictarle al gobierno las normas de convivencia de la sociedad, pero también entiendo que hay dos partes de la constitución americana, el derecho a la privacidad y a que se separen las iglesias y el estado como vehículos que moderan las relaciones entre los individuos y el Estado”, expresó.

“Como legisladores o van tener que clarificar eso y decir que las religiones mandan en el País, y hacerlo ley, y ver cómo eso cae ante los tribunales federales, o (tendrán) hacer los cambios pertinentes para que siempre estén conformes a la ley”, agregó el mandatario municipal de Hartford, quien está casado desde 2010 con el también boricua Charlie Ortiz Rodríguez.

El líder político, nacido en Maricao, agregó que si él como gobernante no le dicta a las iglesias cuáles van a ser sus normas religiosas, las congregaciones deben tener el mismo respeto, a fin de conseguir un balance.

“Para tú poder tener esa protección, tú no me puedes decir a mí, sí yo estoy fuera de tu iglesia, que yo tengo que observar eso (sus pautas) como una norma de comportamiento porque eso es quererme imponer tus criterios”, manifestó.

Por otro lado, Segarra señaló que los líderes políticos del País deben recordar y emular las enseñanzas de próceres puertorriqueños, como Ramón Emeterio Betances y sus luchas por los derechos civiles.

“El issue de igualdad de tratamiento para la comunidad LGBTT es un hecho de derechos civiles. La tradición de (Ramón Emeterio) Betances y otros próceres puertorriqueños, que a pesar de que quizás una causa (como esta) no fuera popular en sus tiempos respectivos, tenían un nivel de conciencia de saber que ese discrimen no era bueno y que tenían que alzar su voz en contra de ese discrimen”, sentenció.

“Tenemos volver un poquito a esos próceres que tuvieron la valentía de confrontar el discrimen para crear una mejor sociedad”, dijo, mientras opinó que el rechazo contra la comunidad LGBTT no dista del que sufrieron en su momento los negros, las mujeres y hasta las mismas religiones.

Del mismo modo, exhortó al sector LGBTT en Puerto Rico a no ceder en sus reclamos y luchas. Mientras, les recordó que los derechos obtenidos por las minorías, los negros y las mujeres “no vinieron sin sacrificios”.

Segarra sugirió tomar como ejemplo los movimientos que se han desarrollado en varios estados e implementar las estructuras de organización y las estrategias para conseguir el apoyo de otros sectores. Igualmente, planteó como alternativa que los miembros del sector LGBTT en la Isla recurran a los tribunales si no se legisla a favor de ellos.

“Nosotros en Connecticut no adquirimos el derecho al matrimonio por medio de la rama legislativa, sino por medio de los tribunales”, mencionó.

Segarra fue más allá al destacar que si Puerto Rico quiere ser parte de Estados Unidos, ya sea bajo el estatus actual o como estado, tiene que asumir los derechos según están contenidos bajo el sistema federal.

“La única opción de evitar la transición a la igualdad de derechos sería decir que por proteger los derechos de las personas heterosexuales vamos a romper lazos con los Estados Unidos para ser una república ‘straight’”, bromeó.

El funcionario municipal además destacó la dirección que están tomando los gobiernos y tribunales en Estados Unidos, al reconocer que otorgarle derechos a las comunidades LGBTT, es una manera de extender las protecciones y garantías de los sectores “que a veces se quejan y que están en contra de las comunidades gay”.


Por otro lado, Segarra manifestó su interés en establecer alianzas con alcaldes de la Isla, sobre todo para compartir con ellos sus estrategias y medidas para atender el problema de la criminalidad, que bajo su mandato en Hartford ha registrado bajas significativas.

Al señalarr que todo apunta a que en los próximos 12 meses, Hartford registraría los índices más bajos en la criminalidad en los últimos 30 años, el puertorriqueño mencionó que logró reducir el nivel de homicidios en un 40% y el esclarecimiento de delitos de un 27% a un 72%”.

En ese sentido, dijo sentirse satisfecho de ser un alcalde homosexual que puede demostrarle a su comunidad, “que el peligro a su seguridad no son los gays”.

“No obstante, dentro de esos grupos de delincuentes supongo que tiene que haber uno que otro gay o lesbiana, pero como grupo los gays no son la amenaza a la seguridad del pueblo”, concluyó.




POR: Brenda I. Peña López. ELNUEVODIA.COM
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin