sábado, 1 de diciembre de 2012

FRANCIA: ABRIÒ LA PRIMERA MEZQUITA GAY

Homosexuales, transgéneros y transexuales tendrán a partir de este 30 de noviembre una mezquita para rezar sin estar obligados a ocultar su orientación sexual. La iniciativa es impulsada por el fundador de una asociación de homosexuales musulmanes franceses. Las mujeres también podrán rezar en la sala.


Es una sala de escasos diez metros cuadrados situada en un dojo budista de las afueras de París pero constituye una pequeña revolución porque a partir de este viernes es la primera mezquita gay de Europa.

El promotor de la iniciativa es Ludovic-Mohamed Zahed, francés de origen argelino de 35 años. La mezquita ultraprogresista, abierta a los homosexuales y a las feministas, es “radicalmente inclusiva, una mezquita adonde la gente puede venir como es”, según explicó este estudiante de doctorado en antropología y psicología, fundador de la asociación “Musulmanes de Francia”, creada en 2010 y que reivindica 325 miembros.


Para la oración de este viernes, Zahed espera a unas 20 personas. La idea es que los asistentes se sientan cómodos en esta sala de oración. Según él, éste no es el caso en la Gran Mezquita de París, donde gays y transexuales son remarcados rápidamente.

El proyecto no cuenta con el respaldo de ninguna institución musulmana. Para muchos líderes religiosos musulmanes y personalidades del Islam de Francia esta iniciativa es contraria a la religión. “Hay musulmanes homosexuales, pero abrir una mezquita constituye una aberración porque la religión no es eso”, estima Abdallah Zekri, presidente del Observatorio de actos islamófobos, el cual forma parte del Consejo francés del culto musulmán (CFCM).


Dalil Boubaker, rector de la Gran Mezquita de París, recuerda por su parte lo que dice el Islam sobre la homosexualidad: “Estas prácticas son formalmente prohibidas por el Islam, ya que están en contradicción total con lo que dice el Corán”.

En pleno debate en Francia sobre el matrimonio homosexual, un proyecto del gobierno socialista francés que será discutido en el Parlamento en enero de 2013, la inauguración de esta mezquita desata las pasiones. De hecho, el lugar preciso de oración es secreto por temor a que se cometan actos de violencia.


Ludovic-Mohamed Zahed, quien se casó con un sudafricano en 2010, precisa que su sala “no es una mezquita para gays” y no tiene vocación a celebrar matrimonios homosexuales. “No se necesita una mezquita para eso”, subraya.


POR: ESPAÑOL.RFI.FR
ARREGLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin