martes, 25 de diciembre de 2012

RITUALES TRIBUS SAMBIAS: BEBER SEMEN PARA SER FUERTES Y VIRILES

Al cumplir los siete años, los niños de esta tribu son separados de todo género femenino, incluida su madre. Esta separación es tan extrema, que las mujeres utilizan caminos diferentes que los hombres para desplazarse.


Después de ser separados de las mujeres, los jóvenes son sometidos a algunos rituales brutales. El primero de ellos es el de sangrado por la nariz. El joven es amarrado a un árbol y su nariz es perforada con ramas de árbol afiladas hasta que la sangre fluye constante y abundantemente hasta que el muchacho se debilita y se desvanece. El propósito de esto es que el joven se prepare para su vida como guerrero.


La segunda parte de este ritual tiene que ver con la creencia de los Sambia de que los hombres y las mujeres nacen con un Tingu, la cual es la parte del cuerpo que permite la procreación. El tingu de mujer esta listo para la reproducción cuando se presenta la primera menstruación. En cambio, los hombres nacen con su tingu seco y la única manera de llenarlo es con la “leche masculina”, que no es otra cosa sino el semen de otros hombres sexualmente maduros. Ellos creen que beber la escencia masculina de otros hombres hara que los muchachos sean fuertes y viriles. Es por eso que en la privacidad del bosque, un joven le practicará sexo oral a otros hombres un poco más mayores, normalmente solteros de entre 13 y 21 años. A los participantes se les aconseja “beber la escencia masculina” en la mayor cantidad posible a fin de que obtengan mas fuerza.


Alrededor de los 20 años, un hombre de Sambia esta listo para casarse, pero antes de que se lleve a cabo la ceremonia, los líderes deberán enseñarle al joven los secretos para protegerse de las impurezas del contacto con las mujeres. Por ejemplo, durante el sexo, un hombre debe colocar hojas de menta en sus orificios nasales y en su boca a fin de evitar y enmascarar el olor de los genitales de su esposa. Aun mas, cuando un hombre tiene sexo con su esposa, se le recomienda no penetrarla profundamente ya que esa práctica incremente las posibilidades de contaminarse con la mujer.


La etapa final ocurre cuando un hombre de Sambia se convierte en padre. Despues de que su esposa da a luz, por fin se considera que el joven por fin es un hombre de verdad.


POR: Sobrelistas.blogspot.com.ar / DIARIOVELOZ.COM
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin