miércoles, 12 de diciembre de 2012

URUGUAY E INGLATERRA: TSUNAMI IGUALITARIOS. TIEMPOS DE CAMBIOS

GRAN BRETAÑA Y URUGUAY SE SUMAN A LOS PAISES QUE PROPONEN EL MATRIMONIO GAY


Dos más para el igualitario. La Cámara de Diputados de Uruguay dio media sanción a la modificación del Código Civil que acepta el matrimonio gay. En Londres, el gobierno propuso incorporarlo al ámbito civil y permitir que lo celebren los distitnos credos, salvo la Iglesia de Inglaterra.


Dos países se suman a la legalización del matrimonio igualitario. Uno, Gran Bretaña, lo anunció ayer como proyecto para tratar en el Parlamento en las primeras sesiones de 2013; el segundo, Uruguay, cuya Cámara de Diputados dio media sanción del proyecto del Ejecutivo, que tiene mayoría parlamentaria. Los británicos encontraron un mecanismo flemático para evitar la presión de la Iglesia Católica y la Anglicana, que buscan impedir la sanción: en su propuesta el gobierno británico optó no sólo por eximirlas de celebrar esos casamientos sino, en su caso, hacerlos ilegales.

La ministra de Cultura británica, Maria Miller, fue la encargada de anunciar a la Cámara baja el proyecto de ley que a principios de 2013 será tratado en el Parlamento. “El matrimonio es una de las instituciones más importantes que tenemos en este país”, afirmó Miller a los diputados. “Nuestras propuestas significan que el matrimonio estaría disponible para todo el mundo.” La letra del proyecto permite a las parejas del mismo sexo casarse por civil (a la fecha, en Gran Bretaña está permitida la unión civil) y a las iglesias que lo deseen las habilita legalmente para celebrar matrimonios civiles. Y las que no lo deseen, esto es, la de Inglaterra y la de Gales, no sólo estarán exentas de la obligación sino que, además, lo tendrán prohibido.


“El proyecto de ley –anunció Miller– estipulará explícitamente que sería ilegal para la Iglesia de Inglaterra y la Iglesia de Gales casar a parejas del mismo sexo.” El plan del gobierno es fruto de una consulta pública a la que contribuyeron una cifra record de más de 228.000 personas, más de la mitad (53 por ciento) favorable a la introducción de los matrimonios homosexuales, según precisó el gobierno.

Muy lejos de Londres, pero enfrente de Buenos Aires, en Montevideo, los diputados uruguayos votaron anoche el proyecto, impulsado por el Frente Amplio en el gobierno. El proyecto abrió un amplio debate público y dividió a los partidos en el Congreso. Las comisiones de Constitución y de Código, de Diputados, aprobaron por mayoría en noviembre el proyecto de ley de matrimonio igualitario.


Los diputados del FA, que tiene la mayoría en la Cámara, apoyaron casi en su totalidad el proyecto y algunos legisladores del Partido Colorado, el segundo de la oposición, también votaron a favor. En cambio, el principal partido de la oposición, el Partido Nacional o Blanco, mostró un rechazo cerrado a la modificación del Código Civil.

El proyecto de matrimonio igualitario consta de 28 artículos que adaptan el Código Civil para que las parejas homosexuales tengan los mismos derechos que las heterosexuales. El primero de los artículos señala expresamente que, de ser aprobada la norma, el Código Civil uruguayo considerará como matrimonio “la unión permanente entre dos personas de igual o distinto sexo”. La mayor parte de la normativa se limita a modificar partes del articulado actual, sustituyendo aquellos términos que remiten al género del matrimonio, como “marido y mujer”, por otros como “los cónyuges”.

El texto del proyecto pasará a la Cámara de Senadores, donde el oficialismo también tiene mayoría y ya anunció su compromiso de que se convierta en ley en el primer semestre del próximo año.Cámara, apoyaron casi en su totalidad el proyecto y algunos legisladores del Partido Colorado, el segundo de la oposición, también votaron a favor. En cambio, el principal partido de la oposición, el Partido Nacional o Blanco, mostró un rechazo cerrado a la modificación del Código Civil.


El proyecto de matrimonio igualitario consta de 28 artículos que adaptan el Código Civil para que las parejas homosexuales tengan los mismos derechos que las heterosexuales. El primero de los artículos señala expresamente que, de ser aprobada la norma, el Código Civil uruguayo considerará como matrimonio “la unión permanente entre dos personas de igual o distinto sexo”. La mayor parte de la normativa se limita a modificar partes del articulado actual, sustituyendo aquellos términos que remiten al género del matrimonio, como “marido y mujer”, por otros como “los cónyuges”.

El texto del proyecto pasará a la Cámara de Senadores, donde el oficialismo también tiene mayoría y ya anunció su compromiso de que se convierta en ley en el primer semestre del próximo año.


POR: PAGINA12.COM.AR
ARREGLOS FOTOGRÀFICOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin