domingo, 9 de diciembre de 2012

URUGUAY: SEMANA CLAVE PARA EL MATRIMONIO GAY - IGUALITARIO

 COMUNICADO OFICIAL: La primer pareja de varones uruguayos casados en Argentina será recibida en el Parlamento. El diputado Sebastián Sabini (del gobernante partido Frente Amplio), autor de la Ley de Matrimonio Igualitario,  recibirá este lunes en su despacho del Parlamento a Omar Salsamendi y Federico Macerattini, la primera pareja de varones uruguayos casados en Argentina,  para explicarles el alcance de la iniciativa que será aprobada el martes 11 por amplia mayoría en el Plenario de Diputados. En un hecho poco frecuente, además de los votos del partido de gobierno, -que cuenta con mayoría absoluta en ambas cámaras-,  la norma contará con el respaldo de varios legisladores de los opositores partidos Blanco y Colorado.


Tras aceptar el consejo de su asesor jurídico, la pareja realizará primero consultas a nivel político,  para determinar si optan por reclamar a la justicia que valide su matrimonio en Uruguay, -donde ya hay jurisprudencia en ese sentido-, o aguardan a que el Senado de la República complete la sanción de la Ley que posteriormente deberá ser homologada por el Presidente José Mujica.

Una vez que la ley sea aprobada en Diputados y pase a la Cámara Alta, además de la unanimidad de los votos de los Senadores Frenteamplistas, el proyecto será aprobado con el voto afirmativo de destacados dirigentes del Partido Nacional como Jorge Saravia,  Luis Alberto Heber, Gustavo Penadés y Jorge Larrañaga, así como los Colorados Tabaré Viera y José Amorin. En la Cámara Baja, varios diputados blancos y colorados aseguraron que también acompañarán la iniciativa.

Omar y Federico adelantaron que si el Diputado Sebastián Sabini les confirma que la iniciativa estará vigente en los primeros meses del año próximo, optarán por casarse nuevamente en Montevideo una vez que entre en vigencia la Ley de Matrimonio Igualitario en Uruguay. "La propia Constitución de la República en su artículo 8vo nos ampara,  y a ella apelaremos para reclamar su estricto cumplimiento ante la Justicia. De Buenos Aires no solo trajimos la Libreta que nos reconoce como familia, sino también el acta de matrimonio ya homologada por la Cancillería Argentina. Si se trata de reclamar derechos, presentaremos a la Justicia uruguaya todas las pruebas y toda la documentación necesaria para que dichos derechos nos sean otorgados como  a cualquier otro ciudadano. De todas maneras, -si como se asegura- la aprobación de la Ley es inmediata, esperaremos a que se cumplan los tiempos políticos para casarnos  también en Uruguay bajo las leyes que nos rigen, un acto que reafirmaremos por amor y porque nos asiste el derecho" aseguraron.

Señalaron también que, una vez aprobada la Ley de Matrimonio Igualitario, el actual gobierno uruguayo, con el respaldo de todas las fuerzas políticas, será el primero que cumpla cabalmente con el artículo Constitucional que señala que "Todas las personas son iguales ante la Ley, no reconocíendose otra distinción entre ellas, sino la de los talentos o las virtudes"

Omar Salsamendi tiene 39 años, nació en Treinta y Tres, (a 285 km de Montevideo)  es Periodista, y a lo largo de su carrera ha trabajado en Prensa, Radio y Televisión. Federico, quien cumplirá 20 años en enero,  nació en Paysandú (a 390 km de Montevideo) y es funcionario administrativo. Contrajeron matrimonio en Buenos Aires el pasado 27 de noviembre,  amparados en la Ley 26.618 que promulgó el gobierno de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ambos residen en Montevideo.


 LA PRENSA:

La oposición votará el matrimonio entre homosexuales. Proyecto. Proponen denominarlo "unión civil" para diferenciarlo del heterosexual.
Los partidos de la oposición le darán libertad de acción a sus legisladores para votar el proyecto de "matrimonio igualitario" entre personas del mismo sexo, por considerar que se trata de un asunto de conciencia y no político.

Descontando el seguro respaldo de la bancada del Frente Amplio al proyecto sobre el "matrimonio igualitario" por el que se habilitarán las bodas entre personas del mismo sexo, blancos, colorados e independientes han mostrado también su intención de acompañar esta iniciativa.

"El instituto del matrimonio implicará la unión de dos contrayentes, cualquiera sea la identidad de género u orientación sexual de éstos, en los mismos términos, con iguales efectos y formas de disolución que establece hasta el presente el Código Civil", sostiene el primer artículo del proyecto.

Se busca cambiar la actual caracterización del matrimonio "como una unión monógama heterosexual, para convertirse en una unión monógama amplia que permita contraer nupcias a personas heterosexuales, homosexuales, lesbianas y trans", según la exposición de motivos del texto.

El proyecto de ley será considerado el martes 11 diciembre por el plenario de Diputados, tras haber sido aprobado el miércoles por la comisión de Constitución y Códigos de la Cámara baja.

Las bancadas de todos los partidos han venido tratando el tema, de donde surge que habrá un buen nivel de respaldo para la iniciativa, más allá de que se puedan plantear algunos cambios. Uno de ellos tiene relación con un artículo que establece que los hijos de la pareja (adoptados o biológicos de uno de ellos) llevará los apellidos de sus padres "en el orden que ellos opten expresamente".

Hay legisladores del gobierno que quieren establecer esa opción para las parejas homosexuales y mantener la situación actual (primero el apellido paterno y luego el materno) para los matrimonios heterosexuales.

Omar Salsamendi y Federico Macerattini PRIMERA PAREJA DE URUGUAYOS CASADOS EN AREGNTINA

UNIÓN CIVIL. En la bancada de Vamos Uruguay, el sector del Partido Colorado que lidera el senador Pedro Bordaberry, se analizó el tema días atrás. El coordinador de la bancada de Vamos Uruguay, Fitzgerald Cantero, preguntó en la reunión: "¿Alguien propone unidad de acción?". Nadie respondió afirmativamente. Entonces, quedó claro que los legisladores pretendían libertad de acción.

Así, en la reunión varios diputados fueron anticipando su postura a favor de votar el proyecto en general, como Fernando Amado, Gustavo Cersósimo, Martha Montaner, Aníbal Gloodfotszky y el propio Cantero.

El Estado "debe reconocer el contrato" entre esas dos personas, independientemente de su sexo, dijo Cantero. "Deben tener el derecho a ejercer su libertad. Los legisladores no tenemos derecho a meternos", agregó el diputado.

El senador colorado Alfredo Solari aún no tomó contacto con la iniciativa pero en lo personal estimó que "el Estado no debería entrometerse en una unión de ese tipo, salvo para preservar los derechos que se generan (heredarse, asistirse, etc.). Las palabras definen conceptos. Para mí el matrimonio o concubinato es un contrato de formación de una pareja y por lo tanto me cuesta llamarlo matrimonio igualitario. Para mí es una unión civil", reflexionó.

Solari se mostró de acuerdo en que haya "una figura jurídica que reconozca los derechos de esas personas. Pero no sé si este proyecto de ley es el mejor por los problemas con el Código Civil", que deberá ser modificado en varios artículos por esta ley.

En el Partido Nacional hay tres posiciones. Unos a favor, otros en contra y un tercer camino es el planteado por el diputado Gustavo Borsari (UNA) que propone declarar la "unión civil" en vez del "matrimonio igualitario".

Los diputados de todos los sectores del Partido Nacional discutieron esta semana el proyecto del Poder Ejecutivo. Sin fijarse posición, se pidió apoyo para ese proyecto alternativo de Borsari que, en los hechos, "es un mero cambio de denominación porque la finalidad es similar", se explicó a El País.

El martes 6, pocos días antes de su votación en el plenario, se reunirá la bancada de Unidad Nacional para definir. Seguramente habrá libertad de acción.

Los dos diputados del Partido Independiente, Iván Posada y Daniel Radio, no han definido una posición, pero seguramente apoyarán en general este proyecto y plantearán que "lo más adecuado" es denominarlo "unión civil", adelantó Posada a El País.

Larrañaga y Heber a favor de votar

Dos de los principales líderes de la oposición, los senadores Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) y Luis Alberto Heber (Unidad Nacional), adelantaron a El País su disposición a votar el proyecto de ley que habilita el llamado "matrimonio igualitario" entre personas del mismo sexo.

Larrañaga considera que le asiste "el derecho" a esas personas. "Es mi posición. Con los cambios que ha habido en la sociedad no podemos tener una posición que discrimina. Y por eso expreso que soy partidario de apoyar el matrimonio igualitario", dijo Larrañaga.

Heber, a su vez, estimó que es un tema "en el que no debe haber posición de sector ni de partido. Es un tema de libertad de conciencia. Para mí hay que votarlo porque el Estado no se tiene que meter en el dormitorio de la gente. Es una instancia de reconocimiento a una situación que se viene dando".


POR: OMAR FEDERICO / DANIEL ISGLEAS. ELPAIS.COM.UY
ARREGLOS FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin