jueves, 28 de marzo de 2013

EEUU: GAY MARRIAGE - MATRIMONIO GAY EXPECTATIVA MÀXIMA

Corte Suprema podría alentar matrimonios gay. Al concluir dos días de intenso debate, la Corte Suprema indicó que podría dar impulso a los matrimonios homosexuales, anulando una ley federal que niega a los gays casados una extensa gama de beneficios que reciben las parejas heterosexuales.


Mientras la corte terminaba de dar sus argumentos sobre el matrimonio homosexual en Estados Unidos, una mayoría de los jueces indicó que invalidará parte de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés) si puede superar problemas de procedimiento similares a los que surgieron en un caso judicial sobre la prohibición del matrimonio homosexual en California.

Desde que la ley se promulgó en 1996, nueve estados y el Distrito de Columbia han legalizado los matrimonios gay. Las uniones civiles entre personas del mismo sexo también fueron legales en California casi cinco meses antes de la Propuesta 8 para prohibirlas.



El juez Anthony Kennedy, que con frecuencia emite el voto decisivo en los casos que se definen por escaso margen, se sumó a los cuatro jueces de tendencia más liberal en el planteamiento de interrogantes en torno a la cláusula de la DOMA que define el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer para fines legales.

La cláusula afecta más de 1.100 estatutos donde el estatus marital es relevante y afecta diversas prestaciones disponibles para las parejas heterosexuales casadas, las cuales incluyen impuestos a la herencia, prestaciones de Seguridad Social al cónyuge sobreviviente y seguro de salud para empleados federales.


Kennedy dijo que la ley parece entrometerse en el poder de los estados que han elegido reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo. Otros jueces dijeron que la legislación crea lo que la jueza Ruth Bader Ginsburg llamó dos tipos de matrimonio, el que tiene derechos completos y el "matrimonio de leche descremada".

El tono de los argumentos durante los dos días reflejó qué rápido han cambiado las posturas desde que la ley DOMA fue aprobada por amplia mayoría en 1996 y promulgada por el presidente Bill Clinton. En 2011, el gobierno de Barack Obama abandonó la defensa legal de la ley debido a varias demandas y el año pasado el mandatario manifestó su apoyo a las uniones homosexuales. Clinton ha manifestado su arrepentimiento por promulgar la ley y ahora apoya los matrimonios homosexuales.

El motivo para aprobar esa ley era "expresar desaprobación moral hacia la homosexualidad", según el informe de la Cámara de Representantes, cuyos extractos leyó el miércoles la jueza Elena Kagan. Una mezcla de murmullos y risas nerviosas se escucharon en la sala tras la lectura de esa cita.

Paul Clement, represente de los republicanos de la Cámara Baja en la defensa de la legislación, dijo que la pregunta más relevante es si el Congreso tuvo "alguna base racional para elaborar la ley". Suministró una: el interés del gobierno federal en dar un trato igual a las parejas del mismo sexo sin importar dónde vivan.

Clement dijo que el gobierno no desea que las familias de militares "se resistan a ser transferidas de West Point a Fort Sill porque van a perder sus prestaciones". La Academia Militar en West Point está en Nueva York, donde el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal, mientras que Fort Sill se encuentra en Oklahoma, donde las bodas gay son ilegales.


Barack Obama: «Es hora de que el Supremo decida sobre el matrimonio gay» "El Gobierno federal tiene que respetar a los estados que han tomado una decisión de reconocer a estas parejas como casadas", asegura el mandatario estadounidense. El presidente de EE UU, Barack Obama, ha considerado este jueves que éste es el momento "adecuado" para que el Tribunal Supremo decida sobre el matrimonio gay en el país, al término de los dos días de audiencias relacionadas con el asunto en la corte. Obama se ha pronunciado así en dos entrevistas concedidas hoy a las cadenas hispanas Telemundo y Univisión, un día después de que los jueces más conservadores del Supremo sugirieran que quizá es demasiado pronto para que la máxima instancia se pronuncie sobre el fenómeno del matrimonio gay, que es históricamente muy reciente. "Creo que sí es hora de que los jueces examinen este asunto", ha dicho Obama a Telemundo.


"Creo, ciertamente, que respecto a los estados que han tomado una decisión de reconocer a estas parejas como casadas, el Gobierno federal tiene que respetar esa decisión. Y mi esperanza es que el tribunal aborde esos temas, y que acabemos viviendo en un mundo donde todos son tratados de forma justa", ha agregado. En su intercambio con Univisión, ha considerado que este es un asunto "importante" para el país, sobre el que la "opinión pública ha cambiado dramáticamente en los últimos años", y por eso "es adecuado que el Tribunal Supremo se pronuncie" sobre el mismo.

"Hemos tenido dos días de argumentos, y no sé lo que hará el tribunal, nunca predigo lo que harán", ha indicado el mandatario. "Pero yo solía dar clase de derecho constitucional, y creo que ciertamente hay una base sólida para determinar que en esta era, con lo que sabemos, con los cambios que han tenido lugar en los estados, las parejas del mismo sexo deben ser tratadas de forma justa, y tener todos los derechos y el reconocimiento que tienen las heterosexuales", ha añadido.


Los beneficios

Obama ha asegurado que en su vida personal ha conocido a "parejas homosexuales que crían hijos, que se aman y se comprometen con el otro", y considera "inconsistente con las tradiciones" del país "que sean penalizados" por su orientación sexual. El mandatario expresó por primera vez el pasado mayo su apoyo al matrimonio gay, y en 2011 indicó al Departamento de Justicia que dejara de defender en los tribunales federales la ley de Defensa del Matrimonio (DOMA), que define el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer.

El Supremo ha analizado hoy la constitucionalidad de esa definición, que impide que los matrimonios homosexuales del país sean reconocidos por el Gobierno y les priva, por tanto, de beneficios fiscales y de pensiones que sí tienen los cónyuges heterosexuales. Cinco de los nueve jueces del Supremo cuestionaron que esa definición sea constitucional, lo que dio esperanzas a los detractores de la ley de que sea derogada una vez que los magistrados emitan su veredicto, alrededor de junio. El Supremo debe decidir además sobre otro caso, que reta la validez de la Propuesta 8, que en 2008 prohibió los matrimonios homosexuales en California, y que, dependiendo de lo que resuelvan los jueces, podría provocar la legalización de las bodas gais en varios estados del país.


POR: Jessica Gresko -  Associated Press / ELNUEVOHERALD.COM
          AGENCIA EFE / DIARIOVASCO.COM
          ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin