miércoles, 24 de abril de 2013

COLOMBIA: EL NO INVOLUTIVO DEL SENADO. 51 VOTOS DE DESIGUALDAD Y DISTANCIA CON EL PUEBLO

Colombia: Senado dice “no” al matrimonio gay. Luego de dos semanas de expectativa y manifestaciones a favor y en contra del denominado "matrimonio igualitario", el Congreso de Colombia votó este miércoles en contra de una propuesta de ley que buscaba la institucionalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.


Pero la decisión, tomada con una amplia mayoría de 51 votos en contra de 17 a favor, lejos de poner fin al debate sólo la trasladó a otro escenario: el de los juzgados y notarías que, por disposición de la Corte Constitucional, a partir del próximo 21 de junio deberán ofrecerle a las parejas del mismo sexo la posibilidad de "formalizar y solemnizar su unión mediante vínculo contractual".

Para algunos, como los activistas de la denominada comunidad LGBTI (que incluye a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales), ese "vínculo contractual" no puede ser otra cosa que un matrimonio.

Pero otros, incluyendo al propio Ministerio de Justicia y las asociaciones de notarios, parecen apostar por el uso de otra figura legal, lo que mantendría al matrimonio como una prerrogativa de las parejas conformadas por un hombre y una mujer.

Vínculo marital

La Unión Colegiada de Notariados Colombianos, por ejemplo, ha estado trabajando en un instructivo para que sus miembros hagan frente al impasse ofreciéndole a las parejas homosexuales un "contrato de solemnización de vínculo marital entre personas del mismo sexo".

Y la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, anunció la creación de una comisión que tendrá como objetivo establecer lineamientos para la atención de parejas del mismo sexo.

Para Marcela Sánchez, directora de la organización Colombia Diversa, una figura legal de ese tipo, sin embargo, sólo pude ser creada por el Congreso.

"Hoy por hoy no hay ningún contrato en la legislación colombiana, diferente al matrimonio, que regule la figura de familia", le dijo Sánchez a BBC Mundo.

"Las notarías y los juzgados no se pueden inventar un nuevo tipo de contrato. Se pueden negar (a casarnos). Lo que no pueden es inventarse un nuevo tipo de contrato", aseguró.

Amparadas en este argumento son muchas las parejas homosexuales que planean ir a notarías y juzgados a pedir ser unidos en matrimonio a partir del 21 de junio.

Entre hombre y mujer

Pero los opositores al matrimonio gay insisten en que tanto la Constitución como el Código Civil colombiano explícitamente definen al matrimonio como una unión entre hombre y mujer.

Luigi Parra, de las Juventudes Políticas Cristianas, le dijo a BBC Mundo que eso también fue claramente establecido por la sentencia de la Corte Constitucional que le ordenó al Congreso legislar para garantizar los derechos de las parejas del mismo sexo.

"Es cierto que a partir del 21 (de junio), ellos podrían ir a una notaría y legalizar el vínculo", reconoció Parra y añadió: "Pero (la legalización de esa unión) no se puede llamar matrimonio", insistió.

La diferencia de interpretaciones sólo podrá ser resuelta de forma definitiva por la propia Corte Constitucional.

El camino legal que llevará hasta el tribunal seguramente será largo y polémico.



POR: Arturo Wallace / BBC.CO.UK
ARREGLO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin