viernes, 5 de abril de 2013

LA VERBORREA DE JOSÈ MUJICA. LOS HERMANOS SEAN UNÌDOS............????

"Esta vieja es peor que el tuerto", comentó el presidente del país vecino. El agravio de Mujica a Cristina y a Kirchner, el mandatario no sabía que estaba siendo escuchado, Timerman entregó un comunicado a su par uruguayo repudiando los dichos.


Esta vieja es peor que el tuerto", se escuchó por los parlantes ubicados en el salón de la localidad uruguaya Sarandí Grande, donde el presidente José "Pepe" Mujica iba a realizar una conferencia de prensa junto a una serie de intendentes. La voz que se oyó era la del mandatario oriental y nadie dudó que se estaba refiriendo a la presidenta Cristina Fernández y al fallecido presidente Néstor Kirchner. Poco después, Mujica elaboró una respuesta poco convincente, al sostener que "públicamente" nunca habló de la Argentina.

Hacia el final de la tarde, el canciller Héctor Timerman convocó al embajador uruguayo, Guillermo Pomi, a quien le entregó una nota de queja donde le comunica que el gobierno argentino considera tales afirmaciones como "denigrantes" y que "ofenden" la memoria del ex presidente Kirchner, sobre todo porque fueron realizadas por alguien (Mujica) a quien el ex mandatario "consideraba su amigo".
Mujica se encontraba en Sarandí Grande, departamento de Florida,  a 130 kilómetros al norte de Montevideo. Mientras esperaban el comienzo de la conferencia de prensa, el mandatario conversaba con el intendente local, Carlos Enciso, sin percatarse de que el micrófono estaba abierto. Se escuchó claramente cuando dijo que "para conseguir algo de Argentina había que recostarse un poco en Brasil". Enciso asintió pero el presidente uruguayo no se quedó allí y lanzó la peor frase: "Esta vieja es peor que el tuerto", dijo. Y tras el "es peor, sí", que le contestó el intendente, Mujica continuó: "El tuerto era más político, esta es terca." Luego, en tono crítico, se refirió a que Cristina le haya regalado un equipo de mate al Papa Francisco cuando el Sumo Pontífice la recibió en Roma: "A un Papa argentino, que vive 77 años ¿le va a explicar lo que es un mapa? Digo, ¿lo que es un mate y un termo?", afirmó.

Cuando se conocieron estas expresiones, Mujica primero sostuvo que no había dicho tal cosa para luego, ante una consulta del diario uruguayo La República, afirmar: "Yo no les voy a dar pelota ni voy a recorrer el mundo aclarando nada. Que inventen los bolazos que quieran."
La respuesta no ayudó a descomprimir la situación. "Hay mucho enojo", confió a Tiempo Argentino uno de los ministros de Cristina Kirchner. Poco después, la presidenta redactó, de puño y letra, el comunicado que Timerman le entregó, hacia el final de la tarde de ayer, al embajador Pomi. En el escrito, la jefa de Estado hace una diferencia tajante entre los conceptos de Mujica sobre el ex presidente Kirchner y los dirigidos a ella que, dijo, "no va a realizar comentario alguno sobre dichos agravios".

En el comunicado, que Pomi debió remitir a la Cancillería uruguaya que conduce Luis Almagro, el gobierno argentino expresó "el más profundo malestar que han producido las expresiones vertidas". Consideró además como "inaceptable" que se hayan realizado "comentarios denigrantes que ofenden la memoria y la investidura de una persona fallecida, que no puede replicar ni defenderse", a lo que se suma que "hayan sido realizadas, particularmente, por alguien a quien el doctor Kirchner consideraba su amigo".

Por último, el escrito sostuvo que "las históricas relaciones que han unido a nuestros países no deberían ser afectadas por expresiones que ofenden a quienes representaron y representan a la República Argentina y a su pueblo". Al cierre de este artículo, aún no había habido una respuesta oficial desde Montevideo.

Este no fue el primer exabrupto cometido por un mandatario uruguayo (ver aparte). Uno de los más resonantes fue el de Jorge Batlle, pero también Tabaré Vázquez, que ya había abandonado la presidencia, tuvo el suyo. Durante una charla con estudiantes secundarios, reconoció que durante el conflicto de Botnia, evaluó la posibilidad de llegar a una guerra con la Argentina.

 Los antecedentes de batlle y tabaré

La polémica por las expresiones de José "Pepe" Mujica hicieron recordar a los dichos de otro presidente uruguayo, Jorge Batlle, quien también, pensando que los micrófonos estaban apagados, supo criticar duramente a los argentinos.

En 2002, Batlle sostuvo que "los argentinos son una manga de ladrones, del primero al último". El ex mandatario uruguayo dijo esta desafortunada frase durante una entrevista con la cadena de noticias Bloomberg, desconociendo que lo estaban grabando. "La situación argentina es de los argentinos, con los problemas de los argentinos. Una manga de ladrones del primero hasta el último. ¿Entiende?", afirmó Batlle, y agregó: "¿Sabe cómo se manejan las cosas en la Argentina? ¿Sabe la clase de volumen y magnitud de corrupción que hay en la Argentina?"

Más tarde, públicamente y ante el ex presidente Eduardo Duhalde, pidió perdón. "No me cuesta pedirle disculpas al pueblo argentino y a usted señor presidente", dijo Batlle. "Doy por terminado absolutamente este episodio", le respondió Duhalde.

En 2011, en referencia al conflicto por la papelera Botnia, Tabaré Vázquez afirmó que durante su presidencia llegó a pensar en una guerra con la Argentina. "Me planteé todos los escenarios, desde que no pasara nada y al otro día nos levantáramos y estuviera solucionado el problema, hasta que hubiera un conflicto bélico." Luego, Tabaré Vázquez también tuvo que pedir disculpas.



VIDEO:




POR: Felipe Yapur INFONEWS.COM / SUBRAYANDO.COM.UY
ARREGLO FOTOGRÀFICO: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin