martes, 2 de abril de 2013

URUGUAY: HOY SE APROBARÍA EL MATRIMONIO IGUALIATRIO. DÍA HISTÓRICO

Uruguay rumbo al matrimonio igualitario. La Cámara alta uruguaya trata hoy el proyecto de ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. El Frente Amplio tiene la mayoría para aprobar la iniciativa, que igualmente deberá volver a pasar por Diputados por algunas modificaciones que se le introdujeron en el Senado.


El proyecto llega al plenario del Senado tras ser aprobado hace dos semanas en la Comisión de Constitución y Legislación con los votos de los senadores del oficialista Frente Amplio, que lo impulsa, y del Partido Colorado, segundo de la oposición. Los legisladores del conservador Partido Nacional o "Blanco", el principal de la oposición, votaron en contra.

La coalición gobernante tiene la mayoría para aprobar el proyecto, pero todavía pasará un tiempo antes de que se convierta en ley porque tendrá que volver a la Cámara de Diputados debido a que el texto aprobado en esta fue modificado por los senadores.

La iniciativa, que equipara los derechos y obligaciones de los enlaces de las parejas homosexuales con los de las heterosexuales, obtuvo la media sanción el 11 de diciembre. Algunos legisladores del FA intentaron una rápida aprobación también en el Senado y lo pusieron a consideración el 26 de diciembre.


Ese apuro generó una fuerte polémica en el Parlamento por la falta de tiempo para el análisis del texto, incluso en el seno del oficialismo, y se acordó diferir el tratamiento hasta después de las vacaciones. El retraso generó críticas y reclamos de las organizaciones de defensa de los derechos de los homosexuales.

Mientras, el Arzobispo de Montevideo, monseñor Nicolás Cotugno, aprovechó ayer la misa pascual en la Catedral para criticar el proyecto, con los mismos argumentos que se usaron en la argentina ante la aprobación del matrimonio igualitario. Cotungo dijo que en caso de sancionarse la ley quedará "oscurecido un bien fundamental de la persona humana, como es la familia".

Actualmente la legislación uruguaya no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero la Justicia reconoció hace algunos meses el matrimonio celebrado en 2010 en España entre un uruguayo y un español, aunque posteriormente la fiscalía apeló el fallo.


El primer artículo del proyecto señala que la institución del matrimonio "implicará la unión de dos contrayentes, cualquiera sea la identidad de género u orientación sexual de estos, en los mismos términos, con iguales efectos y formas de disolución que establece hasta el presente el Código Civil".

Uno de los aspectos más llamativos de la norma es la reglamentación sobre el orden de los apellidos que deberán llevar los hijos de las parejas homosexuales, que será acordado por los dos cónyuges o mediante sorteo en caso de falta de acuerdo, y que alcanzará también a los matrimonios heterosexuales.

La nueva ley también contempla el derecho de los hijos a reconocer a su padre biológico en el caso de que la madre, casada con otra mujer, lo tenga en un embarazo por la relación con otro hombre, pero no así en el caso de que se use el método de fecundación "in vitro" por la reserva de la identidad que se concede a los donantes de esperma.


Salvo un milagro

Con votos de todos los partidos, hoy se aprobaría Matrimonio Igualitario en Senadores.

Las declaraciones de representantes de la Iglesia Católica sobre la Ley de Matrimonio Igualitario habían generado críticas aisladas entre legisladores de diversos partidos, pero ayer se conoció el primer pronunciamiento oficial de una agrupación.

Se trata de la agrupación Diversidad Frenteamplista, liderada por la edila de la Junta Departamental de Maldonado Liliana Berna, que consideró muy llamativo que en el marco de una semana “tan significativa” para los cristianos se conozcan afirmaciones que sólo contribuyen a “incitar a la discriminación y la segregación”. Las opiniones que han surgido desde filas religiosas “siembran intolerancia hacia las personas que manifiestan su adhesión al proyecto, llegando incluso hasta la utilización de amenazas de infierno y sufrimiento a quienes lo voten”.

En Diversidad Frenteamplista rechazan “los calificativos de modas intelectuales en la discusión” y los llamados a la “conciencia” de los legisladores. Los parlamentarios que votarán la ley, afirman, deben actuar con fidelidad a “los acuerdos políticos” que los llevaron a ocupar sus bancas. “Sus creencias particulares no son puestas a consideración a la hora de la elección por parte de la ciudadanía”, agregan. Mencionan las votaciones de otros derechos conquistados, como el del voto femenino y el divorcio, y recuerdan que en esos casos la Iglesia “también había realizado anuncios de Apocalipsis”.



La votación en la Cámara de Senadores comienza hoy a las 9.30 y todo indica que el plenario aprobará la Ley de Matrimonio Igualitario. Además de los votos del oficialismo, también acompañarían la propuesta los nacionalistas Luis Alberto Heber, Gustavo Penadés y Jorge Larrañaga y los colorados Ope Pasquet y José Amorín Batlle. En declaraciones a El Espectador, Pasquet argumentó que “de esta manera vamos a contribuir a que las personas de orientación homosexual tengan el respeto de la sociedad en la que viven. Creo que éste es el fondo del problema. Acá no es tanto cuestión de buscar soluciones técnicas, soluciones jurídicas para los problemas que pueda plantear la convivencia de dos personas de orientación homosexual”, alegó.

Pasquet considera que lo principal en este debate es que mediante el matrimonio “ellos obtienen un reconocimiento de su condición homosexual y un reconocimiento de que su dignidad como personas no cambia por eso, como no cambia tampoco por el color de la piel, por la nacionalidad, por cualquier otro factor”. “La dignidad de las personas es común a todos los individuos de la especie humana. Me parece que ése es el meollo del asunto. Voto a favor porque creo que va a redundar en una mayor tolerancia hacia gente que merece respeto, que ha sufrido mucho y que sufre mucho por su orientación”, agregó.

El Frente Amplio publicó ayer en su sitio web un comunicado que ratifica “el compromiso de que todos sus senadores voten a favor de la ley”, lo cual indicaría que todos ellos acompañarían el proyecto. A pesar de eso, según informaron fuentes del oficialismo, es probable que el senador Carlos Baraibar (Asamblea Uruguay) plantee algunos reparos a la nueva normativa, aunque llegado el momento de votar, si decide no votar afirmativo, se retiraría de sala y dejaría que su suplente, Milton Antognazza, garantizara la unanimidad del bloque. En caso de que la ley sea aprobada en la Cámara de Senadores, deberá volver a Diputados, debido a las modificaciones que sufrió el texto en la cámara alta.


POR: PAGINA12.COM.AR / LADIARIA.COM.UY
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin