miércoles, 8 de mayo de 2013

ÀFRICA: ZAMBIA, PERSECUCIÒN Y MUERTE. LA FEROCIDAD DE UN CONTINENTE CASI SALVAJE

Sometidos a vejaciones, Zambia se vuelca en su 'caza al gay'. Encarcela a las parejas homosexuales y anuncia una 'dura persecución'.


Zambia está envuelta en su particular cruzada contra la homosexualidad. Si hace unas semanas un activista era detenido minutos después de pedir en televisión que "se dejara de perseguir legalmente a los homosexuales", ahora los medios informan de una pareja de hombres vejada y encerrada en prisión. Mientras, el Gobierno mantiene que debe perseverar la prohibición de la homosexualidad y "perseguirla aún con más dureza".

Paul Kasonkomona activista gay

El jefe de la Policía de Kapiri Mposhi, Standwell Lungu -que procedió a la detención de los dos gays-, explicó a los medios de comunicación las causas de su arresto. "Ambos han sido acusados de un delito de sodomía, así como de tener relaciones sexuales contra el orden de la naturaleza y las leyes de Zambia", detalla la agencia de noticias Zanis, añadiendo que "fueron denunciados por un familiar".

El relato de los hechos realizado por los agentes y autoridades judiciales detalla que James Mwape, de 20 años, y Felipe Mubiana, de 21, "llevan un tiempo viviendo juntos, según algunos testigos". Los agentes confirmaron que Mubiana desempeñaba el "papel de esposa" y que "había sido incluso visto con ropa de mujer".


Zanis señala que la pareja había sido detenida dos veces. "Comprobamos que volvieron a practicar los actos por los que fueron detenidos en una primera ocasión. Se les han realizado los exámenes médicos pertinentes que lo confirman", dicen las autoridades. Por ahora, ambos están en custodia hasta que se celebre el juicio, que está previsto para mañana.


Otras 'prioridades'

Toda esta polémica -junto a la generada por la detención del activista Paul Kasonkomona tras solicitar en televisión que la homosexualidad deje de ser un delito- ha tenido ya respuesta por parte del Gobierno. El vicepresidente del país, Guy Scott, aseguró en una reciente entrevista en el diario británico 'The Guardian' que "los derechos de los homosexuales no son una prioridad. Hay asesinatos y corrupción que arreglar. No podemos sentarnos a pensar qué hacemos con los homosexuales".

Por su parte, el ministro de Deportes Chishimba Kambwilli apuntó en una entrevista en la radio: "No vamos a tolerar la homosexualidad ni a permitirla. En todo caso, nos estamos planteando endurecer las leyes".

En Zambia están prohibidas las relaciones homosexuales de hombres y mujeres bajo pena de prisión de hasta 14 años. Desde 2010 hay una fuerte controversia por enfrentamientos entre líderes políticos y religiosos con ONGs, especialmente tras el anuncio de algunos países nórdicos de fomentar con sus fondos de cooperación los derechos de los homosexuales.

No es en todo caso el rechazo y persecución de la homosexualidad un problema exclusivo de Zambia. Países como Malawi y Uganda están también envueltos constantemente en trifulcas por este motivo. Uganda, de hecho, anuncia cada año que llevará al Parlamento una ley para aplicar la pena de muerte a los gays y lesbianas. Es la presión de la comunidad internacional la que siempre detiene el plan.


POR: Javier Brandoli / ELMUNDO.ES
FOTOGRÀFIAS: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA
 

No hay comentarios:

LinkWithin