jueves, 25 de julio de 2013

SE OTORGA GUARDA PREADOPTIVA A OTRO MATRIMONIO GAY. "CONSAGRACIÒN DE IGUALDAD DE DERECHOS"

A tres años de la sanción de la ley que consagró igualdad de derechos para parejas de un mismo sexo en el país, un matrimonio de varones obtuvo en Rosario la guarda preadoptiva de un bebè.


A tres años de la sanción de la ley que consagró igualdad de derechos para parejas de un mismo sexo en el país, un matrimonio de varones obtuvo en Rosario la guarda preadoptiva de un bebé. Se trata de una pareja que realizó un acuerdo de entrega directa con la madre biológica del niño y que, tras el parto, consiguió la guardia provisoria en un juzgado de Familia. Dentro de cuatro meses los padres podrán obtener la adopción definitiva. Es el tercer caso de este tipo en los Tribunales de Rosario.

"Nos parece muy positiva la visibilidad que toman estos casos y el modo en que la sociedad los incorpora, con una perspectiva de ampliación de la idea de familia. Hoy hay un marco social más propenso para que parejas de varones o mujeres se animen a ser padres, de la mano de los profundos cambios que planteó la ley de matrimonio igualitario", celebró ayer Esteban Paulón, presidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, tras realizar una presentación judicial para garantizar el voto a personas que tramitaron su cambio de identidad (ver aparte).

Una decena. 

Como reflejo de esos cambios, en la provincia de Santa Fe hay una decena de matrimonios igualitarios inscriptos en el Registro Unico de Aspirantes a Guardia con Fines Adoptivos (Ruaga), precisó Paulón. De todos modos, los tres casos conocidos de padres adoptantes de un mismo sexo fueron posibles mediante la modalidad de guarda directa, es decir, cuando la madre biológica acuerda la entrega del niño a una pareja en particular. El trámite es idéntico para parejas heterosexuales o de un mismo sexo. En estos casos, la mujer gestante elige a los futuros padres, entrega al niño y éstos inician el trámite judicial para obtener la guarda. Una instancia para la cual se requieren informes técnicos favorables y la autorización de un juez. La otra modalidad vigente es la inscripción en el Ruaga para la adopción de niños que fueron separados de su familia de origen por situaciones de vulneración de sus derechos.

La entrega directa es una modalidad prevista en la ley aunque el proyecto de reforma del Código Civil no la contempla, para evitar casos de comercialización de niños. En la nueva legislación en ciernes sólo está permitida cuando padres biológicos y adoptantes tengan un vínculo de parentesco o afectivo previo.

De ese modo en Rosario fueron concedidas guardas a tres matrimonios igualitarios. Primero en el Juzgado de Familia Nº 7 y luego en el Nº 3. En este último caso el trámite fue iniciado en abril pasado por un matrimonio joven que solicitó reserva de su identidad en el Juzgado de Familia Nº 5, a cargo de Marcelo Molina.

El juez escuchó a los padres adoptantes y entrevistó a la madre, una mujer muy joven que decidió entregar en guarda al bebé tras el parto.


Informes.

Luego de los informes ambientales de rigor, a fines de mayo el juez otorgó la guarda preadoptiva y ahora deben pasar cuatro meses para que la pareja requiera la adopción definitiva si se verifica la adaptación del nene a su familia.

"Es un período en el que se verifica si el chico se adapta a la familia y se evalúa qué pasa con ese chico en esa familia en particular. Lo que prima es el interés del niño", remarcó Molina a este diario, tras la difusión del caso. El magistrado aclaró que el trámite es idéntico tanto para parejas heterosexuales como de un mismo sexo, ya que "el matrimonio igualitario consagró igualdad de derechos". En este caso, se trata de una pareja que se casó a poco de sancionada la ley.

Las tres situaciones de guardas preadoptivas otorgadas en Rosario a matrimonios igualitarios se produjeron a través de entregas directas, "un procedimiento legal con plazos más cortos que la adopción en el registro", evaluó Paulón. Para el dirigente, está pendiente el debate legal sobre la maternidad o paternidad subrogada, un recurso al que acudieron dos parejas de Buenos Aires en otros países donde esa modalidad está permitida. "Es un trámite costoso al que pocos tienen acceso", consideró.

La adopción no es el único recurso para estos matrimonios porque la maternidad biológica es una posibilidad en el caso de parejas lesbianas, mientras que existen otros casos de personas que adoptaron hijos siendo solteros y que ahora, tras contraer matrimonio, incorporaron como adoptantes a sus parejas.

Según Paulón, los casos que se registraron en Rosario fueron tramitados con "muchísima reserva y celo" por parte de las parejas con el afán de proteger la privacidad y el derecho a la intimidad de los niños.



POR: LACAPITAL.COM.AR
FOTOGRAFÌAS ILUSTRATIVAS: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin