viernes, 20 de septiembre de 2013

El papa Francisco,"Jamàs fui de derecha" es necesario ser clementes con divorciados, homosexuales y mujeres que hayan abortado.

EN UNA ENTREVISTA QUE CONCEDIO A UNA PUBLICACION JESUITA, EL PONTIFICE ARGENTINO SE REFIRIO A SU PASADO Y SU PRESENTE.
 
“Jamás fui de derecha”, dijo el papa Francisco o Jorge Bergoglio afirmó a Civiltà Cattolica que es necesario ser clementes con divorciados, homosexuales y mujeres que hayan abortado. Y dijo que para hablar de asuntos como el aborto y el uso de anticonceptivos hay que ponerlos en contexto.


El papa Francisco dijo que su forma “autoritaria y rápida de tomar decisiones” lo llevó a tener problemas serios y a ser acusado de ultraconservador. “Tuve un momento de gran crisis interior estando en Córdoba. No habré sido ciertamente como la beata Imelda, pero jamás he sido de derecha”, afirmó. También manifestó que es necesario ser clementes con divorciados, homosexuales y mujeres que hayan abortado. Jorge Bergoglio se refirió en esos términos durante una extensa entrevista de 29 páginas concedida a la publicación jesuita Civiltà Cattolica, que fue dada a conocer ayer en Roma.

“Es necesario siempre considerar a la persona. Aquí entramos en el misterio del hombre. En la vida, Dios acompaña a las personas y nosotros debemos acompañarlas a partir de su condición. Es necesario acompañar con misericordia”, dijo el Papa, al ser consultado sobre esos temas espinosos para la institución que preside. Durante la entrevista con Civiltà Cattolica, explicó que evita hablar sobre cuestiones como aborto, matrimonio homosexual y métodos anticonceptivos pues esos temas exigen hacerlo en un contexto, y no al modo de doctrinas a imponer con insistencia. “No podemos insistir sólo sobre las cuestiones vinculadas con el aborto, el matrimonio homosexual y el uso de métodos anticonceptivos. Esto no es posible”, dijo el pontífice, y agregó: “No hablo mucho de esas cosas y por ello he sido cuestionado. Pero cuando se habla, se necesita hacerlo en un contexto”.


“Una pastoral misionera no está obsesionada con la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas a imponer con insistencia”, añadió el pontífice argentino. En el mismo sentido, pidió misericordia para la mujer que haya abortado, a la que la situación le pesa enormemente y está sinceramente arrepentida. En otro tramo de la entrevista, en la que brindó importantes definiciones, el Papa habló de su pasado en la Argentina. Sobre su experiencia de Superior de la Compañía, señaló: “Si soy sincero, no siempre me he comportado así, haciendo las consultas necesarias. Me encontré ya Provincial cuando todavía era muy joven. Tenía 36 años: una locura. Había que afrontar situaciones difíciles, y yo tomaba mis decisiones de forma brusca y personalista”.

En ese contexto, recordó que “corrían tiempos difíciles para la Compañía: había desaparecido una generación entera de jesuitas”, relató. En cuanto a la Compañía de Jesús, Francisco destacó tres cosas: la misionariedad, la comunidad y la disciplina. “Curioso esto, porque yo soy un indisciplinado nato, nato, nato. Pero su disciplina, la forma de ordenar el tiempo, me sorprendió mucho.”


Ante otra consulta, Francisco dijo que desconfía siempre de su primera decisión, por lo que admitió que le lleva tiempo tomar una postura, aun en materia de reformas dentro de la Iglesia Católica. “Desconfío de las decisiones tomadas de forma improvisada. Desconfío siempre de la primera decisión, es decir de lo primero que me viene a la mente para hacer cuando debo tomar posición”, sostuvo. “La Iglesia es la totalidad del pueblo de Dios y con la que debemos ‘sentir’ que es la casa de todos. No se trata de una pequeña capilla que contiene a un grupito de personas seleccionadas”, afirmó. “No debemos reducir el seno de la Iglesia universal a un nido protector de nuestra mediocridad”, sostuvo el Papa durante la entrevista.

Por otra parte, Francisco les pidió a los nuevos obispos que “sean pastores con olor a oveja”, que “eviten el escándalo de ser obispos de aeropuerto” y no caigan en el afán de carrera. Así lo afirmó durante una audiencia en la que recibió a obispos nombrados recientemente, que participaron en un congreso anual –que concluyó ayer en el Vaticano– organizado por la Congregación de los Obispos y por la Congregación de la Iglesias Orientales.


Según informó Radio Vaticano, Francisco les pidió que permanezcan en la diócesis, sin buscar cambios o promociones. “Permanezcan en medio de su pueblo, eviten el escándalo de ser ‘obispos de aeropuerto’”, insistió el Papa. En su mensaje a los nuevos prelados, el máximo referente de la Iglesia volvió a criticar lo que denomina “psicología de príncipe”, es decir de “hombres ambiciosos, esposos de una Iglesia a la espera de otra más bella, más importante, más rica”, y los exhortó a no caer en el espíritu del carrerismo.




POR: PAGINA12.COM.AR
FOTOGRAFÌAS: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin