martes, 3 de septiembre de 2013

Falta de deseo sexual, Factores que matan la erecciòn, Incrementar la testosterona. " Salud sexual masculina"

Estudio revela causas de la falta de deseo sexual en hombres. Un bajo nivel de testosterona es la causa de más del 70 por ciento de los casos de pacientes que sufren falta de deseo sexual, lo que además puede ser un indicativo de otros problemas de salud.


Como principal hormona masculina, la testosterona juega un papel crucial en el desarrollo de una vida sexual plena y saludable, así como en el correcto funcionamiento del organismo.

Esto se desprende de un reciente estudio privado -elaborado por el Boston Medical Group, a partir del análisis de más de 500 pacientes con falta de deseo puro.

Al contrario de la creencia generalizada, que consideraba como principal causa de la falta de deseo a algún factor psicológico, en la mayor parte de los casos esta responde a un trastorno hormonal, que puede tener efectos en otros aspectos de la salud.

"La testosterona es un andrógeno que ayuda en la producción de espermatozoides en los hombres, pero además es responsable de estimular y mantener la función sexual masculina. Cuando los niveles de testosterona se reducen en el organismo por diferentes motivos se produce una pérdida de deseo sexual, y en algunos casos incluso puede llegar a producir disfunción eréctil", explica el el urólogo Fabián Gómez.
Es importante destacar también que esta hormona es la encargada de desarrollar otras características sexuales secundarias masculinas como el vello facial, el engrosamiento de la voz de los chicos durante la pubertad y aumento de la masa muscular y la fuerza, además de mantener la densidad ósea. "La testosterona es una hormona que cumple un papel fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, por lo que es importante controlar su correcto funcionamiento", detalló Gómez.

El especialista indicó que "al igual que sucede con otras patologías sexuales masculinas, la falta de deseo puede ser un indicador de que algo en nuestro organismo no funciona correctamente y es muy importante acudir al médico especialista".

Los niveles de testosterona se reducen de forma natural a partir de los 30 años, pero existen otras causas que pueden provocar una disminución de estos niveles, algo que afecta al 5% de los hombres (y casi al 20% de los mayores de 70 años).

Una disminución anómala de los niveles de testosterona puede deberse a diferentes problemas de salud como: la pérdida de uno o dos testículos; deficiencia de zinc; hipogonadismo primario o secundario; diabetes desde edades tempranas; o incluso un síntoma de determinados tumores cerebrales.

Además, algunos hábitos de vida poco saludables también interfieren en la alteración de los niveles correctos de testosterona, como la obesidad o el abuso del alcohol.

La obesidad supone uno de los principales factores de riesgo en varones, ya que los tejidos adiposos facilitan la conversión de la testosterona en estrógenos, hormona femenina.

Algunos de los síntomas más comunes, consecuencia de un bajo nivel de testosterona son: falta de deseo sexual, disminución de las erecciones matinales, disfunción eréctil, flacidez muscular y cansancio físico. Los niveles normales de testosterona varían entre 300 a 1.200 ng / dl. y se pueden conocer gracias a un sencillo análisis de sangre.

Es recomendable tratar a los pacientes cuyos niveles están por debajo de 300, por lo cual es importante acudir a un especialista ante la falta de deseo sexual.


Tu pene, ¿no te responde? 10 factores que matan la erección La disfunción eréctil puede derivarse de diversos motivos, tales como problemas físicos, psicológicos y hábitos de vida. 

Una de las cosas más importantes para llevar una vida sana en pareja es el tener una vida sexual plena y satisfactoria. Es bien sabido que cuando ésta no existe, vienen muchos problemas que podrían derivar en rompimientos y separaciones.
 Por lo regular, los hombres se preocupan por satisfacer siempre a sus mujeres, así que hacen todo lo posible por tener erecciones firmes y duraderas, sin embargo, hay muchos caballeros que no lo logran, les cuesta hablar del tema, y por lo tanto, se genera un problema mayor. 

No necesariamente la falta de erección está ligada a un problema físico. Vidaysalud.com publica 10 puntos que posiblemente pueden afectar la vida íntima y sexual de los hombres, sin que ellos lo sepan.

Te decimos cuáles son esos factores externos que pueden llegar a determinar tu rendimiento. 

1. Alcohol. , el tomar unas copas de más no hará que rindas más en la intimidad o que despierte tu deseo sexual; al contrario, pues el sistema nervioso central, encargado de ordenar las erecciones, se hace más lento y la sangre no llega con toda la fuerza al pene.
Este problema es aún mayor cuando la persona tiene problemas serios con la bebida, pues se vuelve algo crónico que no se resolverá hasta que el cuerpo esté totalmente desintoxicado.

2. Consumo de drogas y medicamentos. Es cierto que algunas sustancias ilícitas pueden estimular el deseo sexual, pero dificultan la erección o éstas pueden llegar a ser muy dolorosas, otras simplemente matan todo el interés de querer tener relaciones sexuales con la pareja, indica aidex.es.
También, si se está bajo tratamiento médico y notas que a raíz de esto ha disminuido tu potencia sexual, podría ser cosa de los medicamentos, sobretodo aquellos recetados para solucionar problemas cardiovasculares, así como la depresión. Si este es el caso, no lo dudes y acude con tu médico.

3. Ansiedad. A la gran mayoría de los caballeros les preocupa lo que su mujer pueda pensar de ellos o si en verdad las satisfacen, lo cual genera en ellos un trastorno de ansiedad que a la larga y si es muy frecuente, puede repercutir en la fuerza de la erección, indica informacionsexual.com.

4. Depresión. No debes olvidar que el cerebro es el órgano principal y el que hace que todo funcione adecuadamente. Si estás atravesando por un cuadro depresivo, entonces el cerebro no irrigará adecuadamente los químicos que se encargan de enviar mensajes sexuales al pene. Lo mejor será que acudas con un especialista para tratar lo más pronto posible este trastorno y continuar con tu vida normal. 

5. Sobrepeso. Articulo.tv señala que los hombres con unos cuantos kilos de más pueden llegar a tener problemas sexuales, pues la erección se produce cuando hay dilatación de los vasos sanguíneos, lo que provoca que los que se encuentran en el pene se llenen de sangre. Si hay sobrepeso, podría dañarse el endotelio, es decir, el interior de estos vasos sanguíneos, por lo que no habrá la suficiente sangre para conseguirla.

A esto también habría que agregarle que los caballeros con sobrepeso producen menor cantidad de testosterona, lo cual interfiere directamente con el buen funcionamiento eréctil.



6. Baja autoestima. Lo que pienses de ti mismo afectará directamente tu desempeño en lo sexual. Simplemente, si la imagen que ves en el espejo a diario te desagrada, hará que creas que también le eres poco atractivo a tu pareja, lo que bloqueará tu cerebro y por tanto, no serás capaz de producir una buena erección.

7. Problemas de salud. Enfermedades como la diabetes, algunas relacionadas con el sistema cardiovascular, esclerosis múltiple, arteriosclerosis, así como de vejiga y de próstata pueden inferir directamente en la potencia y firmeza de tus erecciones.

8. Estrés. Por el ritmo de vida que hoy en día se lleva, derivado de la presión diaria del trabajo y otras preocupaciones, hacen que las personas estén estresadas de manera permanente. A los hombres les afecta en la vida sexual, ya que si su mente sólo está pensando en los problemas de oficina, le impedirá tener relaciones satisfactorias, pues el estrés causa distintas reacciones en el organismo, las cuales impiden tener buenas erecciones.

9. Problemas de pareja. Los constantes enfrentamientos entre pareja, los cuales provocan gritos, desconfianza, enojos y tristezas pueden influir a que el hombre tenga problemas de disfunción eréctil, pues difícilmente podrás disfrutar del sexo con una persona con la cual tienes problemas y discusiones en todo momento, ya que poco a poco dejarás de considerarla atractiva y por lo tanto, el deseo disminuye.

10. Estilo de vida. Aunque no lo creas, hay ciertos hábitos que podrían estar provocando esta problemática, tales como una alimentación inadecuada, pocas horas de sueño, no ejercitarse o fumar pueden incidir directamente en la calidad de tus erecciones, así como en tu desempeño sexual. Consulta a tu médico para que hagas modificaciones en tu ritmo y estilo de vida.


7 Pasos para incrementar la Testosterona de forma natural.

 Muchos hombres después de los 50 años buscan la forma de incrementar su nivel de testosterona como vía para recuperar su actividad sexual o minimizar otros efectos del envejecimiento. En muchos casos optan por suplementos de testosterona y esta medida aunque a corto plazo pueden parecer que son una solución, en realidad no esta recomendado por sus efectos secundarios importantes. Sin embargo de forma natural podemos hacer algunas acciones que redundarían en el incremento de nuestro nivel de testosterona. Un buen comienzo antes de otras acciones que pueden poner en riesgo nuestra salud y bienestar. El envejecimiento y la testosterona tienen ahora un largo recorrido para los nuevos umbrales de esperanza de vida, vale la pena empezar por nosotros mismos. En esta entrada lo que podemos hacer sin medicamentos ni médicos para mantener un nivel saludable de testosterona.


1. Duerma lo suficiente. En muchos hombres con nivel bajo de testosterona la falta de sueño es el factor determinante. La falta de sueño afecta a una variedad de hormonas y sustancias químicas en el cuerpo. Esto, a su vez, puede tener un impacto perjudicial sobre su testosterona. Para mantener los niveles sanos de testosterona es primordial darle la debida atención a dormir de 7 a 8 horas cada noche. Si usted corrientemente se prepara para un sueño reparador, mantiene estable las horas de ir a dormir, conseguiría regularizar las horas de sueño. Si no lo consigue debe visitar su medico de cabecera.

2. Mantenga un peso saludable. Una segunda causa importante de bajos niveles de testosterona están en un exceso de peso, en especifico estar con IMC de sobrepeso u obeso de cualquier categoría. Un régimen guiado por su medico le hará recuperar su peso saludable y en muchos casos como efecto secundario se recobran los niveles de testosterona. El bajo nivel de testosterona también afecta a los hombres con peso bajo. En este caso es necesario elevar el peso.

3. Mantenerse activo. La testosterona se adapta a las necesidades de su cuerpo. Un modo de vida sedentario tiene como consecuencia que el cerebro recibe la orden de producir menos testosterona, ya que o hay una actividad física que la requiera. A su vez en muchas ocasiones por la misma actividad física se activan una serie de hormonas que ponen en alerta al organismo y esto hace que se incremente la producción de testosterona. Junto a una disminución de su masa muscular y huesos mas débiles tendrá poco a poco una menor respuesta sexual. La actividad física es importantisima para mantener la testosterona en niveles altos. Las personas adultas con actividad física cotidiana sufren una perdida del nivel de testosterona muy pequeño y el declive de esta hormona se produce de una forma muy paulatina. Como el cerebro acostumbra a relacionar rutina con baja actividad es importante tener una actividad física multifacetica: hoy corremos, mañana caminamos, otro día subimos escaleras, otro montamos bicicleta…

4. Ejercicio Cardiovascular y Musculación, imprescindibles. Ejercicios para incrementar la testosterona de forma natural llevan:
-Correr o caminar a paso ligero al menos de 10 a 20 minutos al día, o sesiones especificas de 20 a 30 minutos tres veces a la semana
-Combine el cardiovascular con ejercicios de musculacion y tonificacion muscular. Las rutinas con pesos y mancuernas que activen los grupos musculares principales activan la producción de testosterona, refuerzan la musculatura y sus huesos. Mas importante que el peso de una mancuerna es realizar todas las repeticiones y series con calidad. Una lesión obliga a dejar los entrenos y tiene un efecto negativo. Sus entrenadores le enseñaran a realizar la rutina con seguridad.Los estudios en adultos de más de 45 años consideran que entre dos entrenamientos musculares deben pasar 2 o tres días. Es más importante realizar ejercicios que fortalezcan grupos musculares que músculos específicos. Un sobre entrenamiento no lleva en estas edades a un incremento de la testosterona.

5. Reduce el estrés. El estrés continuado o crónico trae a nivel hormonal un incremento de la producción de la hormona cortisol generada por el cerebro para ayudar a mantener el sistema nervioso bajo control. Cuando esto ocurre baja la producción de testosterona. O sea que estrés y un bajón de testosterona es una combinación que debemos evitar. Cuando el estrés se hace continuado la testosterona sufre una bajada acentuada. En condiciones normales hemos de aprender a relajarnos y desconectar durante el día. La pausa del mediodía hemos de aprovecharla para desconectar. Cuando no estemos en horas estrictas de trabajo es bueno apagar el teléfono, o tener uno de uso privado. Las jornadas largas de trabajo no ayudan al estrés, es por ello que se recomienda marcar muy bien los objetivos y las horas de trabajo, realizar pausas cada 1-2 horas. Las horas extra aunque brindan mas dinero son enemigas de la testosterona. Dice un viejo dicho que la vida transcurre mientras estamos trabajando. Muchos especialistas recomiendan tener un espacio de tiempo de 1 a dos horas diarias para nosotros mismos y las cosas que más placer nos brindan.



6. Medicación puede bajar nuestra testosterona. Para distintos achaques recibimos una medicacion que en ocasiones provocan que se reduzca la producción de testosterona en el organismo. Los siguientes medicamentos pueden causar una caída en su nivel de testosterona:
-Opiáceos fármacos como el fentanilo , MS Contin, y OxyContin
-Medicamentos glucocorticoides como la prednisona
-Los esteroides anabólicos usados para desarrollar los músculos y mejorar el rendimiento deportivo.

Aunque no debemos dejar de tomar ningún medicamento prescrito, si notamos que alguno nos está provocando una baja de la testosterona, entonces hemos de consultar al medico. Casi siempre existen medicamentos alternativos que no tengan ese efecto sobre la testosterona.

7. No se auto medicamente. Muchos pensamos que los suplementos nutricionales son un buen atajo para recuperar los niveles de testosterona. En muchos casos creemos todas las promesas de distintos suplementos que nos harán incrementar la testosterona. Por lo general muchos no dan los resultados que prometen y en otros no los usamos en condiciones en que sean efectivos. Lo primero es acudir al medico que nos haga un chequeo de los parámetros que hacen que la testosterona baje de forma anormal y que este bajón no esconda alguna dolencia. S nuestro cuerpo está sano, tenemos el peso correcto, dormimos bien y tenemos una buena actividad física su cerebro ha de saber que no hay razón para tener baja la testosterona. Sobre todo no consuma sin prescripción medica la hormona de crecimiento o DHEA que se anuncia mucho en Internet. Los especialistas consideran que no es efectiva para subir la testosterona, pero puede tener efectos secundarios no deseados.


POR:  Zonahydra.com  /  Informe21.com  /  de10.com.mx
FOTOGRAFÌAS: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA


No hay comentarios:

LinkWithin