domingo, 1 de septiembre de 2013

Militancia polìtica, como se forman..??

Cómo se forman los militantes políticos. Acción y reflexión. Agrupaciones y partidos de color variopinto coinciden en fomentar el conocimiento de la historia, los líderes y el devenir nacional, a través de talleres, jornadas y campamentos. La relación intrínseca entre saber y poder.


Bajando un cuadro, formaste miles”, versa uno de las frases que acuñó el kirchnerismo, luego de que el ex presidente descolgara las fotos de los dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone en el Colegio Militar, convirtiendo esa acción en un símbolo de esta última década. Sin embargo, y más allá del episodio, la metáfora de la frase conlleva otra conquista de la década. O mejor dicho, la formación de cuadros políticos y militantes volvió a ocupar un lugar fundamental en la vida de agrupaciones y partidos políticos de color variopinto. Pero claro, no se trata de una metodología nueva: en la historia de la conformación de los espacios, el estudio y el debate ocuparon un rol preponderante desde que el arco político se abrió como abanico en el país. Quizás el caso más emblemático sea la década del ’70, pero aquella, además, estaba impregnada de otro tipo de entrenamiento conforme al contexto de esa época. En todo caso, en este último tiempo, desde ciertos sectores mediáticos se promueve la estigmatización de estas prácticas de formación política, subsumiéndolas en una suerte de “adoctrinamiento” o “adiestramiento” con una fuerte carga peyorativa, como si embeberse en la historia, la cultura y la propia práctica política fuera un mal a erradicar.

Gildo Onorato, secretario de la Organización Nacional del Movimiento Evita, explicó a Veintitrés que “la formación de cuadros es muy importante porque le da a la organización un compromiso con los intereses que pretende representar. Más allá de las herramientas teóricas que brindamos, creemos que esa información adquirida tiene que estar por sobre todas las cosas refrendada con la práctica social y la idea colectiva de construcción de poder popular”. Por su parte, Alejandro Caracciolo, miembro de la mesa de Cantera Popular, una agrupación dentro de la Unión Cívica Radical, señaló que “le damos mucha importancia a la formación política porque creemos en profundizar el debate y la discusión. Es esencial para que todos los militantes tengan herramientas para ser dirigentes y a su vez para que todos los dirigentes tengan herramientas para no olvidarse de que también son militantes políticos”. Para Gabriel Solano, referente del Partido Obrero (PO) y candidato a diputado en la ciudad de Buenos Aires, “nuestra formación está basada en un programa político y en un método de lucha política”. Itaí Hagman, referente de Marea Popular y también candidato a diputado por la misma localidad, sostiene que “la formación es una tarea más de la militancia. Según el pedagogo brasilero Paulo Freire hay dos pilares fundamentales, la acción y la reflexión, que deben ir mancomunadamente, ya que acción sin reflexión es puro activismo mientras que reflexión sin acción es quedarse en el intelectualismo. Nosotros apuntamos a esa mancomunión”. Según Claudia Bernazza, secretaria nacional de formación de Kolina, “es una actividad fundamental tanto en la propia corriente como en el marco de la mesa de formación de Unidos y Organizados”.

En general, todas las agrupaciones y partidos políticos realizan actividades tendientes a la formación de sus militantes, desde talleres y jornadas de debates hasta campamentos o retiros, entre otras cosas.

En el caso del Partido Obrero, el centro de la formación está focalizado en la publicación de Prensa Obrera, un diario del organismo hecho por los propios militantes. “Eso nos obliga a tener una elaboración política permanente, de cuestiones de tipo nacional e internacional”, explicó Solano. Además, publican ese medio “en defensa del marxismo”, en donde se desarrollan temas en mayor profundidad. Por otro lado, realizan un congreso anual que dura cuatro días y de allí surgen varios documentos políticos. También participan de campamentos que se llevan a cabo en la localidad de Ramallo, provincia de Buenos Aires: al último asistieron novecientas personas y el tema fue la “situación latinoamericana”. Allí se debaten textos clásicos del marxismo, entre otros. “La formación es acción cotidiana, toda la actividad del partido es politizante, y sobre todo estos encuentros”, concluye el referente del PO.

Kolina, el espacio que lidera la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, cuenta con tres grandes ejes en cuanto a su formación. Por un lado, el programa “Formarnos para militar”, en donde se estudia historia e ideas políticas, que según Bernazza “es un debate sobre políticas en tensión”. Aquí se leen autores argentinos y latinoamericanos. Arturo Jauretche es una de las lecturas obligatorias. El segundo eje es “Formarnos para elegir”: allí se prepara a la militancia durante los períodos electorales para las campañas y la fiscalización. Y el tercer eje, “Formarnos para gobernar”, es para aquellos que llegaron a los espacios de gestión o legislativos y requieren de un conocimiento profundo del Estado. “Hay una metodología que no negociamos –aclara la referente–, y es la participación a la hora del aprendizaje. No existe un saber depositado, sino que se trata de un saber que circula, por lo cual abrimos espacios y foros de debate permanentemente”. Además, existen las “Usinas Kolina”, espacios de participación y producción de conocimiento para enriquecer el trabajo territorial. Se dividen en: Recursos Naturales, Economía, Cultura, Discapacidad, Coyuntura Política, Políticas Sociales, Educación, Deporte, Jurídica y Salud.

Desde el sector radical tienen varios espacios de formación. Por un lado, el Instituto Moisés Lebensohn que funciona como eje coordinador de todo el programa, en donde se dicta el “ABC del militante”: una suerte de conocimientos básicos que deben adquirir todos los que sean parte de Cantera Popular. Allí se lee desde la historia del partido hasta la de los radicales más emblemáticos, como Crisólogo Larralde o Raúl Alfonsín. Además, se realiza el “Campus Illia”, un encuentro nacional de toda la militancia en algún lugar del país –el último fue en una estancia en Santiago del Estero–, en donde la dinámica de las jornadas se basa en debates temáticos, muchos de ellos encabezados por especialistas no necesariamente radicales.

En cuanto a Marea Popular, se realizan talleres de formación durante todo el año con la presencia de intelectuales y referentes de la organización. Una de las actividades centrales de esta agrupación son los Foros de Educación, el último se llevó adelante hace pocas semanas en la ciudad de La Plata, además de los campamentos. Las lecturas están focalizadas en pensadores latinoamericanos, como los cubanos José Martí y Julio Antonio Mella, y el peruano José Carlos Mariátegui, entre otros. “Es fundamental generar instancias para discutir, porque si no la militancia se vuelve mecánica y reproductiva”, concluyó Hagman.

En el caso del Movimiento Evita, anclado en la organización de los sectores más vulnerables, se debate sobre “la importancia de la organización popular, de las conciencias colectivas y de lo que demandan los valores de los militantes comprometidos con una sociedad que debe poner la plenitud del ser humano en el centro de la escena”, advirtió Onorato. Por caso, la Federación del Movimiento Evita cuenta con un camping en una isla de Tigre, en donde se realizan muchos campamentos de formación. El último y más criticado por los medios monopólicos se concretó durante el verano pasado: durante veinte días se dictó el “curso de formación Sabino Navarro”, por el que pasaron 1.154 militantes. “Los retiros generan un clima propicio para que la reflexión y la abstracción sean más profundas y eso permite volver con más energías a los lugares de militancia, a las zonas de los sectores más humildes”, consideró Onorato.

Como analiza el teórico francés Michel Foucault: existe una relación intrínseca entre el saber y el poder. Y que las diversas agrupaciones y partidos políticos apunten a eso en la formación de sus militantes es algo que algunos no pueden tolerar.



POR: Tali Goldman - VEINTITRES.INFONEWS.COM
FOTOGRAFÌA: WEB
ARREGLOS: ALBERTO CARRERA

No hay comentarios:

LinkWithin