sábado, 19 de octubre de 2013

Mendoza: Consultorio de Hormonización Transexual. Inclusiòn e Igualdad al sistema sanitario. Cambios paso a paso.

Dan terapia hormonal a transexuales. El hospital Central tiene un consultorio para darles los medicamentos gratis. El tratamiento incluye asesoramiento psicológico. El Ministerio de Salud planea extender al servicio a otros hospitales.


La discriminación que sufren las personas transexuales o el temor a que esto ocurra los ha transformado en un grupo excluido del sistema sanitario. Sin embargo, desde hace unos meses, y a partir de ahora con mejor organización, funciona en el hospital Central un servicio para dar respuesta a sus necesidades. 

El consultorio de Hormonización Transexual busca acercarles un tratamiento médico adecuado, que incluye asesoramiento psicológico y la posibilidad de realizar derivaciones a cualquier especialidad que se requiera. 

La iniciativa responde a lo estipulado en la Ley de Identidad de Género y por lo cual una agrupación trans solicitó acciones hace unos días al Ministerio de Salud. 

Es que es muy habitual que estas personas se automediquen con hormonas que pueden conseguir fácilmente en las farmacias y de acuerdo a las indicaciones que algún conocido les sugiere. Sin embargo, muchos desconocen que esto puede tener consecuencias graves sobre su salud. Así lo expresó el médico Pablo Ferrada, coordinador de este consultorio que pertenece al servicio de Enfermedades endocrino-metabólicas. 

"La consecuencia más grave y más frecuente es la enfermedad tromboembólica en los miembros inferiores y que puede impactar en el corazón o el cerebro", explicó. Esto puede producir un accidente cerebral con daño neurológico que puede ser permanente e incluso poner en riesgo la vida. 

Pero además, la ingesta de dosis excesivas puede causar un daño hepático severo y llevar a una hepatitis tóxica. Otra posibilidad de menor incidencia es el desarrollo de cáncer hormono-sensible en el sexo elegido. Ferrada afirmó que esta práctica es habitual en los mayores de 30 años, mientras que entre los más jóvenes hay mayor conciencia o menos temor a acudir al médico. 



Atención integral

Hace un año, en el servicio a cargo de Javier Bringa comenzaron a darle forma a esta idea. "Empezamos a ver casos aislados que llegaban a la consulta en forma espontánea y de manera esporádica", señaló Ferrada. Por eso se avanzó y se buscó darle mayor organicidad y, con el respaldo del Ministerio de Salud, éste proveerá la medicación durante este año y a partir del próximo se espera que se incluya una partida específica dentro del presupuesto del nosocomio. La intención final es, en el lapso de tres años, instalar consultorios similares en cada hospital de referencia de la provincia.

Ayer, el psicólogo Germán Morassutti, del programa provincial de Salud Sexual y Reproductiva, participó de una reunión del servicio como parte de los primeros pasos para su integración al equipo. La intención del encuentro fue introducir a los médicos en los parámetros de atención de pacientes transexuales. "Conceptos como el rol de género, identidad de género u orientación sexual son temas con los cuales los médicos no tienen mucho contacto", explicó. 

Profundizó además en la realidad sanitaria que vive este grupo: "Están totalmente excluidos y se ha detectado maltrato relacionado con la falta de conocimiento del personal de salud sobre la temática".

Explicó que en ocasiones se les han negado anticonceptivos aduciendo que los usan para prostituirse, pese a que por ley deben tener acceso a ellos. De todas formas, el doctor Ferrada destacó que quienes se han acercado por el servicio ninguno se dedicaba a esta actividad y que varios incluso avanzan en sus estudios profesionales.

Según la estadística del servicio, sus edades van de los 20 a los 42 años y en tres de cada cuatro casos se trata de transexualidad de hombre a mujer (el cuarto es una mujer que eligió ser varón). 

Los profesionales aclararon que en realidad son muy pocos los que buscan llegar a la cirugía y de ellos la mayoría solo aspira a la reasignación quirúrgica parcial. Esta es una etapa de complejidad que todavía no está contemplada en el ámbito público local, al igual que en la mayor parte del sistema sanitario nacional. En cuanto a la reasignación total, sólo se hace en La Plata.

"Recién empiezo y los cambios son lentos"

Mujeres transexuales consultadas se mostraron muy conformes con el consultorio del hospital Central, que consideraron un avance para concretar el derecho a la identidad de género. 

"Siempre quise ser mujer, desde chiquita", contó Lucila (22), una de las dos pacientes que que ya tiene el servicio y que estudia profesorado de Historia. "El año pasado tomé la decisión de hacerlo y empecé por preguntar en centros de salud y por la posibilidad de un tratamiento en el Central", agregó. Allí, en abril le hicieron análisis de sangre y orina y hace un mes comenzó con la terapia hormonal

"Sabiendo lo de la ley (de Identidad de Género) suponía que había posibilidad de hacerlo", dijo, y destacó: "Me ha ayudado a liberarme bastante, aunque recién empiezo y los cambios son lentos". 

Por su parte, María Victoria, perteneciente a Red Nuevas Fronteras, también se mostró muy conforme mientras esperaba ser recibida por uno de los médicos. En su caso, ya realiza terapia hormonal, por eso hizo la salvedad de que "para nosotros la lista de medicamentos que van a dar es de laboratorios de segunda línea, no son de primera calidad. Y nosotros sabemos por la práctica que no son iguales. La diferencia de precio es mucha (de hasta un tercio de su valor), pero yo he tenido diferentes reacciones".


POR: Verónica De Vita - LOSANDES.COM.AR
Fotografìas: Web
ARREGLOS: Alberto Carrera

No hay comentarios:

LinkWithin