martes, 19 de noviembre de 2013

10 secreto y mitos sobre el pene. Pero aún asì, sigue siendo el rey..... Secrets of cock....

Aunque te acompaña desde que tienes memoria (incluso antes de eso), es probable que no lo conozcas por completo. Aquí te lo mostramos (tranquilo, es un decir) como nunca antes lo habías visto.

Bien visto, el pene es un misterio, un personaje sobre el cual suele escribirse a escondidas. Tu vecino guarda secretos increíbles, que te conviene conocer para familiarizarte (aún más) con tu viejo amigo. Después de leer estos diez datos, nunca más lo verás de la misma manera. Presta atención:


1. Aunque a simple vista puedan parecer todos iguales, lo cierto es que existen dos tipos de penes: uno que se expande y crece con la erección (llamado grower), y otro de gran tamaño que, sin embargo, apenas crece durante la erección (llamado shower).


2. Según una encuesta de la revista Men's Health, el 79 por ciento de los hombres tienen un pene tipo grower.


3. El pene piennsa por sí mismo. En otras palabras, no lo controla tu cerebro sino tu sistema nervioso. Prueba de ello es la erección con la que muchos suelen despertar: no son resultado de algún sueño sino de ciertos impulsos nerviosos durante el sueño.


4. Fumar puede reducir el tamaño del pene hasta un centímetro. El asunto es que el tabaco produce calcificación en los vasos sanguíneos, y una erección depende de una buena irrigación sanguínea: cuanto más calcificación, menos sangre circulando; y cuanto menos sangre, menos potencia eréctil. Al tabaco dile no.


5. El pelo crespo o la calvicie pueden ser hereditarios, pero no el tamaño del pene. Podrás ser hijo de John Holmes y tener un miembro común y corriente. El asunto funciona también al revés, de modo que si la Madre Naturaleza te dotó de una mezquina pequeñez no culpes a papá, porque es inocente.


6. Todo pene fue primero un clítoris. Atiende: durante la gestación y antes de que se defina el sexo del feto, este muestra un apéndice en la zona genital. Si la criatura resulta ser mujer, el apéndice no crece y se convierte en el clítoris; y si es hombre, crece para convertirse en el miembro viril.


7. No existe correlación alguna entre el tamaño del zapato y el del pene. El tamaño de las manos o de la nariz tampoco tienen que ver con esto, según varios estudios científicos. Así que si calzas 45, no esperes que las chicas te hagan fiesta.


8. El pene también es fracturable. No tendrá una estructura ósea, pero puede partirse. Este accidente suele ocurrir durante jornadas muy intensas y desaforadas, incluso durante la masturbación. Como diría Soda Stereo, tigre, "trátalo suavemente".


9. El frío es al pene lo que el Guasón a Batman: son enemigos mortales. Las bajas temperaturas pueden reducir el tamaño del miembro (y la bolsa escrotal) a dimensiones aparentemente vergonzosas. La explicación científica es que los genitales masculinos necesitan calor para una adecuada producción de esperma. De modo que con el frío se retraen y se pegan al cuerpo buscando calidez.


10. Masturbarte es salud. Así lo sugieren estudios que demostraron que la eyaculación, sobre todo para fines reproductivos, es más efectiva con la práctica. Claro, hablamos de masturbación por no hablar de relaciones sexuales. Pero, salvo que seas Ron Jeremy, el sexo en solitario es tu mejor opción.


Por: Vidayestilo.terra.com.ar
Fotografìas: Web
Arreglos: Alberto Carrera

No hay comentarios:

LinkWithin